Comparativas

¿Es mejor el tofu de Carrefour, de Lidl, de Aldi...? Comparamos 6 marcas de tofu

Por fortuna cada vez es más fácil encontrar tofu en tiendas y grandes supermercados. El tofu es un alimento proteínico y saludable, muy recomendable como alternativa a la carne en las dietas vegetales. El incremento de la oferta hace que nos preguntemos si todo el tofu que se encuentra en las tiendas es de calidad.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

El tofu es el queso elaborado a partir de la leche de soja y se utiliza en la dieta vegetariana o vegana como una alternativa a la carne por su riqueza en proteínas y su versatilidad en la cocina.

Es un alimento común y tradicional en Asia, que llegó a Europa en la década de 1960 y hasta hace bien poco solo se encontraba en dietéticas, herbolarios y tiendas de productos ecológicos. Actualmente se halla también en grandes superficies como El Corte Inglés, Alcampo, Lidl, Carrefour o Aldi. 

Como ocurre con todos los alimentos, existen diferencias de calidad y hemos querido hacer una comparativa entre algunos tofus presentes en el mercado en este momento. 

Existen diferentes tipos de tofu

Para orientarse ante la variada oferta de tofus lo primero que hay que saber es que existen diferentes tipos en función de su modo de elaboración. 

El tofu natural se elabora a partir de granos de soja secos que se calientan en agua y se hacen puré. Luego se agregan agentes coagulantes o precipitantes naturales como limón, nigari (cloruro de magnesio, que tradicionalmente se conseguía del agua de mar) o sulfato de potasio, sulfato o carbonato de calcio. Entonces la proteína de soja se flocula o cuaja.

De esta manera se consigue una masa a la que se da forma de bloque o taco y que se comprime más o menos para escurrir parte del agua y dar lugar a tofus con diferentes grados de firmeza, desde los tofus sedosos a los firmes (el contenido en agua va del 90% en el sedoso al 75% en el firme). 

  • Estos tofus naturales son muy neutros de sabor y aroma. Se puede decir que son insípidos e inodoros. Es luego, en la preparación en casa, cuando adquieren sabor al marinarse con salsa de soja, pasar por la plancha con un poco de aceite, sal y pimienta, o mezclarlo con otros ingredientes en una sopa o un arroz. El tofu natural sedoso, por su parte, se puede batir para hacer salsas, postres o helados. 
  • El tofu ahumado se caracteriza por tener bordes de color pardo y un aroma característico. Es más seco, firme y elástico que el tofu natural y también más salado. La diferencia esencial es que se puede consumir tal cual, crudo, con una tostada, por ejemplo.
  • La lista de ingredientes de un tofu natural es breve: habas de soja, agua y nigari o sulfato de potasio. Sin embargo, algunos fabricantes ofrecen tofus más o menos elaborados para hacerlos más atractivos. Hay tofus con finas hierbas, algas o especias como la cúrcuma. Estas elaboraciones son sencillas y no alteran significativamente las propiedades nutricionales del tofu. Si se añade un aceite (frecuentemente aceite de girasol, que es una grasa menos recomendable) aumenta la proporción de grasas y las calorías por ración.  

Productos ultraprocesados

En otros casos el tofu se utiliza como base para elaborar patés o productos que imitan las presentaciones de la carne, como hamburguesas, salchichas o rulos que se cortan en rebanadas.

Estas preparaciones ya no son estrictamente tofu y pueden incorporar grasas de mayor o menor calidad, aditivos aglomerantes, conservantes, etc. Se trata, por tanto, de productos ultraprocesados cuyas cualidades nutricionales y efecto sobre la salud pueden ser muy distintos, pues ya no tienen que ver con el tofu natural original. 

¿Contienen soja transgénica? 

Más del 70 por ciento de la soja que se cultiva en el mundo es transgénica, es decir, su material genético se ha alterado para introducir genes de resistencia a herbicidas. En Estados Unidos esta proporción alcanza el 94%. Pero esta soja se destina mayoritariamente a la producción de piensos y productos derivados de la soja para la industria (incluida la alimentaria). 

La ley prohíbe la presencia de ingredientes transgénicos en los productos alimentarios con certificación ecológica. En los productos convencionales, por obligación legal, si contiene una proporción de soja transgénica superior al 0,9% debe estar indicado en la lista de ingredientes con las frases “este producto contiene organismos modificados genéticamente” o “este producto contiene [nombre del o de los ingredientes] modificado[s] genéticamente”.  En el mercado español no tenemos conocimiento de ningún tofu que incluya soja transgénica.

De todos modos, siempre es posible un pequeño grado de contaminación involuntaria que no alcance el 0,9%, debido a la proximidad de los cultivos transgénicos. Los fabricantes de productos ecológicos suelen realizar análisis para evitar incluso esta pequeña contaminación. Pruebas independientes realizados en Alemania en 2021 por la Fundación Warentest confirman que los productos ecológicos están libres de transgénicos. De 15 marcas analizadas, este test solo encontró trazas de soja transgénica en una muestra de tofu ecológico del Lidl y no se consideró un incumplimiento legal.

Por otra parte, los tofus de producción ecológica están completamente a salvo de residuos de pesticidas químicos utilizados en el cultivo de la soja, algo que no se puede afirmar del resto de tofus.

Los envases de plástico

Además de la transgenia, otro factor que preocupa a los consumidores a la hora de adquirir un alimento es que esté envasado en plástico, un material que no es del todo inerte (puede liberar componentes al contenido) y que representa un gran problema ambiental. Por desgracia, los tofus todavía están envasados en plástico, salvo muy honrosas excepciones que se presentan en envase de vidrio, muy preferible.

El plástico elegido por los fabricantes para envasar el tofu es el polietileno de baja densidad (en los envases blandos) o el polipropileno (envases rígidos), que se considera el más seguro dentro de los envases de plástico.

Comparativa de 6 tofus en el mercado español 

El aspecto de las diferentes marcas de tofu es muy similar, un taco de queso blanco, pero presentan diferencias significativas al paladar y sobre todo al cocinarlo: hay tofus más aromáticos y más amargos o secos, tofus que se pegan fácilmente a la sartén o que se deshacen, y tofus que mantienen la consistencia. Vamos a ver las diferencias. 

1 /6
Tofu GutBio (Aldi)

1 / 6

Tofu GutBio (Aldi)

Es un tofu de consistencia media que no se pega al saltearlo en la sartén. La consistencia es algo gomosa, pero agradable una vez te acostumbras.  

Con la marca GutBio de Aldi se encuentran otros tofus elaborados con frutos secos, con pimientos, con albahaca y con ajo silvestre. Estas elaboraciones pueden contener aceites de girasol y de oliva, lo que aumenta el aporte de calorías por ración. 

Composición nutricional: 

  • Energía: 138 cal
  • Grasas: 8 g (saturadas: 1,5 g)
  • Hidratos de carbono: 0,4 g
  • Proteínas: 16 g

Peso: 400 g
Precio: 2,49 euros*

Producción ecológica:

tofu lidl

2 / 6

Tofu natural del Lidl

El tofu que se vende en los supermercados de descuento Lidl ofrece una buena relación calidad-precio.

Se trata de un producto ecológico que se elabora con soja procedente de la Unión Europea. Su textura permite prepararlo de todas las formas que imagines, tanto las que requieren un poco de firmeza (en "filetes" o "cubitos" a la plancha", como en salsas (previamente batido) y guisos. 

Cuando compares precios, fíjate no solo en el peso, sino en la proporción de proteínas. El tofu de Lidl contiene 13 g de proteínas por cada 100 g, aunque su precio es igual o menor que el de otros tofus de la competencia que contienen más agua y menos nutrientes. Como se cuaja con sulfato cálcico también puede contener más calcio. 

Composición nutricional (100 g):

  • Energía: 107
  • Grasas: 5,3
  • Hidratos de carbono: 0,2 g
  • Proteínas: 13,1 g

Peso: 200 g
Precio: 0'99 euros *

Producción ecológica:

tofu fresco alcamp

3 / 6

Tofu fresco Man Fong de Alcampo

El tofu de la gran superficie Alcampo es de los más baratos con una calidad aceptable. 

Como el tofu del Mercadona, no es el mejor para pasarlo por la sartén o añadirlo en guisos donde vaya a ser removido, pues se pega o se deshace fácilmente. 

En cambio, es ideal para hacer cremas, salsas, etc. Absorberá cualquier aroma que lo acompañe, así que la clave del éxito está en la receta. 

Composición nutricional (100 g)

  • Energía: 75 cal
  • Grasas: 4,6 g (saturadas: 0,8 g)
  • Hidratos de carbono: 1 g
  • Proteínas: 11 g

Peso: 450 g
Precio: 2,02 euros *

Producción ecológica: No

tofu el granero integral

4 / 6

Tofu de El Granero Integral

La tradicional empresa española de productos ecológicos El Granero Integral es una de las pocas que nos ofrecen el tofu envasado en tarro de vidrio, lo que permite reducir residuos. Además tenemos la garantía de que el alimento no ha sido contaminado por ningún tipo de aditivo procedente del plástico. 

Por otra parte, el tarro de vidrio es muy práctico porque el tofu, si no lo consumes después de abrirlo, tiene que conservarse dentro de agua y en este caso puedes dejarlo en su propio tarro. Si lo compras envuelto en plástico tendrás que buscar un taper de cristal para guardarlo.

Además, es un tofu de excelente calidad, muy aromático, que combina bien con cualquier marinado y aliño. Puedes tomarlo fresco, tal cual, en ensalada, añadirlo a estofados o freírlo. Es más cremoso que otros tofus y resulta excelente como base para patés y rellenos.

Para freírlo, te recomendamos que antes lo escurras un poco, dejando en un plato con un peso encima. 

Este es el tofu con más proporción de proteínas que hemos analizado en este artículo. 

Composición nutricional (100 g):

  • Energía: 148 cal
  • Grasas: 8,5 g (saturadas: 1,3)
  • Hidratos de carbono: 1,6 g
  • Proteínas: 15,2 g

Peso: 440 g (escurrido 250 g)
Precio: 4,35 euros *

Producción ecológica:

togu vegetalia

5 / 6

Tofu natural de Vegetalia

Vegetalia es una de las marcas pioneras de la alimentación vegetariana y ecológica en nuestro país y ha dado de nuevo un paso adelante presentando su tofu de más calidad en envase de vidrio, con todas las ventajas que supone para reducir residuos y cuidar la salud.

Puedes cortar este tofu natural en dados y añadirlo tal cual a las ensaladas, o previamente marinado con un poco de salsa de soja. También puedes añadirlo a estofados, platos de verduras, legumbres, arroz o pasta

Información nutricional (100 g):

  • Energía: 121 cal
  • Grasas: 7,4 g (saturadas 1,1 g)
  • Hidratos de carbono: 0,1 g
  • Proteínas: 12,6 g

Peso: 430 g (250 g escurido)
Precio: 3,95 euros *

Producción ecológica:

Tofu sedoso estilo japonés de Taifun

6 / 6

Tofu sedoso estilo japonés de Taifun

La soja de este tofu sedoso procede de la agricultura biodinámica, cuyos métodos son aún más estrictos que los de la agricultura ecológica certificada. 

Su sabor es muy delicado y tradicionalmente se añade en cubos a las sopas de miso. Tienes que tener cuidado para que no se deshaga. Para aumentar un poco su consistencia puedes dejarlo sobre un plato con un peso encima, para que escurra algo del agua. Los cubitos un poco más firmes se pueden pasar por harina y freírlos. 

En verano se puede servir en frío, rociado simplemente con un poco de salsa de soja, o como ingrediente de una ensalada.

Gracias a su consistencia cremosa se presta muy bien para elaborar salsas y postres.

Como este tipo de tofu contiene más agua, aporta menos proteínas que versiones más firmes.  

Composición nutricional (100 g): 

  • Energía: 50 cal
  • Grasas: 2.3 g (saturadas: 0.6 g)
  • Hidratos de carbono: 1.9 g
  • Proteínas: 5.2 g

Peso: 400 g
Precio: 3,39 euros *

Producción ecológica: Sí (y con certificación Demeter de la agricultura biodinámica)

Las propiedades saludables del tofu

La soja contiene en torno al 12% de proteínas con 9 aminoácidos esenciales. Es, por tanto, un alimento proteínico como las carnes, pero con la ventaja de que apenas contiene grasas saturadas ni colesterol.

Además es rico en vitaminas del grupo B, especialmente B1, y minerales como el hierro y el calcio, sobre todo si se ha cuajado con sulfato de calcio, un detalle que podemos comprobar en la lista de ingredientes.

Una ración habitual cubre un tercio de las necesidades diarias de calcio y hierro, y el 10% de las de fósforo y manganeso.

El tofu contiene además isoflavonas, unos compuestos vegetales con efecto similar a las hormonas femeninas, pero mucho más débil, que puede contribuir a regular el sistema endocrino.

Por otra parte, la producción de tofu tiene enormes ventajas sobre la carne. Si se deja de comer carne para optar por alternativas vegetales como el tofu, sobre todo si es ecológico, se contribuye a reducir las emisiones de CO2 que calientan el planeta y a disminuir la generación de contaminantes, como los pesticidas y los nitratos.

Más información sobre la soja.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?