Con menú semanal descargable

3 recetas con remolacha para tus menús de primavera

Con esta hortaliza de temporada podrás preparar saludables y deliciosos platos. Aquí tienes algunas recetas, que encontrarás en el menú semanal vegano de hoy.

La remolacha es una de esas hortalizas saludables que no deberían faltar en nuestros platos. Porque, además de por sus por propiedades para la salud, destaca por su bonito color y su capacidad de teñir de rosa los platos que hacemos con ellas. Aunque has de saber que no todas las variedades tienen en su raíz una pulpa magenta intensa: también las hay amarillas y marrones.

Cuando hablamos de remolacha, tenemos tendencia a pensar solo en la raíz y olvidarnos de los tallos y las hojas, que también son comestibles. De hecho, durante muchos años, fueron los tallos las partes consumidas de esta hortaliza. Así que te animo a no desecharlos, ya que los puedes usar en muchas recetas de reaprovechamiento, como caldos o tortillas veganas.

A la hora de incluirla en nuestras recetas nos daremos cuenta también de que, no solamente tiene ese color característico, que nos ayuda a darle un toque a muchas preparaciones, sino que tiene, además, un sabor peculiar. Su fuerte aunque agradable sabor a tierra en crudo hace que muchas personas prefieran consumirla cocida. Y, aunque cruda resultará especialmente nutritiva, no es un problema: la remolacha cocida es una buenísima opción para las ensaladas, platos al horno e incluso sopas.

En el menú de temporada de esta semana la encontrarás aquí y allá, en diferentes propuestas. Más abajo encontrarás también algunas de las recetas con remolacha incluidas en el menú descargable.

  • Puedes descargarte el menú vegano semanal de temporada aquí.

¡Incluye remolacha en tú menú semanal saludable!

La remolacha es una de las hortalizas estrellas de la primavera, y en el menú semanal de hoy la hemos incluido en cantidad. Y es que, aunque la remolacha se puede cosechar casi todo el año, es en esta época cuando encontrarás los ejemplares más jugosos y carnosos.

Por supuesto, tan solo son ideas y en gran parte de las recetas indicadas podemos hacer una variación muy sencilla y cambiarla o eliminarla sin problema.

Además, la primavera es una temporada excelsa en hojas verdes y brotes. Te animo a acompañar cualquier comida de un bol extra de ensalada con semillas.

Aquí van también algunos consejos a la hora de sacar partido a la remolacha en la cocina:

  • Al tener un sabor tan potente, la estrategia más habitual es que el resto de los ingredientes o acompañamientos tengan sabores más suaves y delicados.
  • Para consumirla en crudo una de las mejores opciones es hacer un encurtido rápido con vinagre de mañana después de cortarla muy bien.
  • También podemos hacer fideos vegetales con un espiralizador o añadir unos dados a un batido con otras hortalizas.
  • Por supuesto, una de las opciones clásicas es usarla para ensaladas, ya sea cruda pero rallada o cocidas a dados.

Artículo relacionado

cocinar-remolacha

Remolacha en tu cocina: ¿cómo sacarle el máximo partido?

Vamos con algunas recetas para experimentar con la remolacha y sacarla de la zona de confort de las ensaladas. Las encontrarás en el menú de temporada de primavera de esta semana.

1. Crema de remolacha y manzana

Esta receta la puedes hacer tanto en crudo como en cocido. La puedes acompañar de arroz o patata al vapor en los dos casos si necesitas un poco más de energía.

Si vas a usar remolacha cocida, puedes usar caldo suave de verduras y cocinarlo todo hasta que la manzana y la cebolleta estén hechas.

Ingredientes para dos personas:

  • 500 g de remolacha
  • 2 manzanas de temporada, mejor ácidas
  • 1 cebolleta
  • 125 g de yogur vegetal de soja sin azúcar
  • 200 ml de agua
  • 2 cucharadas de tahini
  • 1 puñado de germinados de remolacha
  • 1 cucharada sopera de pipas de calabaza
  • 1 cucharada sopera de semillas de cáñamo
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta blanca molida
  • sal

Preparación:

  1. Pelamos la remolacha y reservamos los tallos para otras preparaciones, limpios, en la nevera. La pulpa la rallamos con una mandolina, ya que es muy dura y no todos los procesadores de alimentos pueden batirla bien.
  2. Pelamos y descorazonamos las manzanas y las cortamos a cuartos.
  3. Limpiamos bien la cebolleta, quitando la capa exterior y las raíces. Picamos lo más pequeño posible una parte del tallo verde. El resto lo troceamos.
  4. En un procesador de alimentos batimos la remolacha, los trozos de cebolleta y las manzanas con el agua, el tahini y el yogur. Salpimentamos y acabamos de mezclarlo todo bien.
  5. Servimos con las pipas, las semillas, los germinados y la cebolleta picada por encima.

2. Remolacha asada

Las verduras asadas al horno son un acompañamiento clásico a muchos platos y una opción estupenda para economizar tiempo en la cocina, por lo que suelen formar parte de muchos batch cookings. Sin embargo, la remolacha tarda incluso más que las patatas en hacerse, especialmente si las patatas las hemos cuarteado o hecho a láminas.

Por lo tanto, te recomiendo hacer esta receta con otras hortalizas, vigilando bien el tiempo de cocción de estas y utilizando dos bandejas pequeñas en vez de una grande para poder retirarlas si ya están hechas y las remolachas siguen su curso.

Ingredientes:

  • ½ kg de remolachas crudas sin el tallo
  • 1 cabeza de ajo
  • unas hojitas de romero
  • pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva virgen
  • sal

Preparación:

  1. Lavamos y pelamos las remolachas. Las cortamos a mitades o a cuartos. A la cabeza de ajo le cortamos la parte superior y la dejaremos entera.
  2. Precalentamos el horno a 200 ºC.
  3. Colocamos papel o silicona en una bandeja de horno y ponemos la cabeza de ajo en medio y los cuartos de remolacha alrededor.
  4. Con un spray de aceite, recubrimos las remolachas y el ajo. También puedes hacerlo con un pincel.
  5. Esparcimos por encima el romero, salpimentamos y cocinamos durante unos 30 o 40 minutos, según el horno.
  6. Servimos aún caliente como guarnición.

3. Pizza de remolacha y tofu

Para la masa de esta pizza, te recomiendo probar alguna de las maravillosas posibilidades que te dan las masas sin gluten.

Ingredientes para una pizza familiar:

  • 150 g de tofu blando
  • 2 remolachas medianas o una grande
  • 1 calabacín pequeño o mediano
  • 150 g de champiñones
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de tomate concentrado
  • 2 cucharadas de levadura nutricional
  • 1 pizca de pimienta
  • unas hojas de albahaca
  • 2 cucharadas de oliva virgen extra
  • sal
  • masa para 1 pizza

Preparación:

  1. Pelamos las remolachas y reservamos los tallos. Cortamos la pulpa a láminas muy finas.
  2. Lavamos el calabacín y los champiñones y los laminamos finos.
  3. Pelamos la cebolla y también la laminamos.
  4. Batimos el tofu blando con el aceite de oliva la levadura nutricional.
  5. Precalentamos el horno a 200ºC.
  6. Estiramos la masa. Si es una de las masas sin gluten que proponíamos, no tendrás que estirar la masa.
  7. Untamos el tomate concentrado por la masa y colocamos la cebolla, el calabacín y la remolacha. También colocamos los champiñones y el tofu. Finalmente, esparcimos albahaca fresca cortada.
  8. Horneamos unos 15-20 minutos.

Si le quieres dar un toque rosa a tu masa, puedes añadir el caldo de hervir las remolachas o también batir un poco de remolacha cruda con agua.

***

Encontrarás estas recetas en el menú semanal saludable de temporada que te has podido descargar más arriba. Encontrarás asimismo muchas otras propuestas de platos sencillos y saludables tanto para comer para cenar de lunes a domingo, todas ellas veganas y equilibradas.

En cuanto a las propuestas de comidas menos principales, es decir, menos copiosas, que encontrarás en la columna de desayunos y meriendas del menú descargable, las puedes organizar como mejor te convenga a lo largo del día. Recuerda que los yogures vegetales con fermentos y la fruta fresca también son siempre una buena opción.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?