Sopa de alubias con kale y pesto

Energía detox

Sopa de alubias y kale con pesto de perejil y pistacho

La sopa calienta el cuerpo y mejora el ánimo, pero además es un gran elixir para nuestros riñones, el órgano que más conviene cuidar cuando hace frío.

Marisa Aguirre

Con el frío es cuando el sabor y el calor de una sopa hacen maravillas. Usando unos pocos ingredientes básicos y naturales, la olla comienza a hacer magia y se convierte en un plato humeante y nutritivo.

Según la medicina tradicional china, al invierno le corresponde el elemento agua, y los órganos que gestionan los fluidos en el cuerpo son los riñones y la vejiga, sensibles al frío y a la humedad. Los riñones almacenan nuestra esencia y están directamente relacionados con la longevidad.

Cuidarlos mediante alimentos que entibien y no consuman el calor del cuerpo evitará que se debiliten durante esta estación.

Es tiempo de guisos de cocciones suaves y lentas, de reposo y de movimientos pausados. Abrigarse por fuera y por dentro es uno de los secretos para acumular energía para la primavera y disfrutar de un invierno saludable.

Receta de sopa de alubias con kale

Las alubias pintas son una fuente de energía y proteínas fácilmente asimilables. Ricas en fibra, vitaminas y minerales, ayudan a regular el azúcar en sangre. Son buenas para el riñón y estimulan la eliminación de purinas.

La col kale contiene fibra, antioxidantes y clorofila, y es rica en calcio y vitamina K, que benefician a los huesos. Desintoxica y es ideal para añadir al final de una sopa para que permanezca verde y crujiente.

El perejil es una humilde planta estimula la limpieza y la salud de los riñones. Aporta clorofila, betacaroteno y vitaminas que fortalecen el sistema inmunitario, además de compuestos en forma de aceites esenciales beneficiosos.

La cúrcuma es perfecta para añadir a las sopas o infusiones de invierno, además de ser antiinflamatoria, antioxidante y digestiva. Es una especia que aporta calor al cuerpo, como el jengibre, el cardamomo, la canela o la pimienta de cayena.

Ingredientes para 4 personas

  • 300 g de alubias pintas
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • 100 g de tomate natural
  • 250 g de kale o col rizada
  • 800 ml de caldo vegetal o agua
  • 1 puñado de perejil
  • 100 g de pistachos
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina

Preparación

  1. Pon en remojo las alubias durante la noche. Escúrrelas y cúbrelas en una cacerola con agua fría. Añade medio puerro, una cucharada de aceite de oliva y una pizca de sal. Cocínalas entre 45-60 minutos hasta que estén tiernas, sin deshacerse.
  2. Limpia y corta el puerro restante, la cebolla y la zanahoria en trozos pequeños. Rehógalos en una cacerola con un par de cucharadas de aceite y un diente de ajo machacado. Añade el tomate cortado y cuece 5 minutos más.
  3. Añade la cúrcuma y mezcla durante 1 minuto. Incorpora las judías en la cantidad necesaria, remueve y añade el caldo vegetal. Cocina durante 25 minutos a fuego suave. Rectifica de sal y de caldo si es necesario.
  4. Lava y corta la kale y añádela a la sopa, deja cocinar muy suave 2 minutos y retira del fuego.
  5. Para el pesto, pasa por el mortero el diente de ajo, los pistachos pelados, el perejil y un par de cucharadas de aceite de oliva.
  6. Sirve la sopa con una cucharada pequeña de pesto por encima.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?