Estimula la memoria y la atención

Media cucharadita de romero mejora el funcionamiento del cerebro

Claudina Navarro

Los estudios prueban la acción beneficiosa del romero sobre la capacidad de atención y la memoria. Actúan tanto los aceites esenciales como se utilizan en aromaterapia como la ingesta en recetas culinarias.

El doctor Michael Greger recuerda que hace más de 2.000 años, los antiguos griegos ya sabían que el romero agudizaba la comprensión, mejoraba la memoria y despertaba la mente. Los estudios actuales han comprobado que el romero posee efectivamente una acción estimulante sobre el cerebro.

Un estudio ha comprobado que los compuestos volátiles del romero que se liberan del aceite esencial, que en aromaterapia puede utilizarse para añadir a aceites de masaje o para difundir en el ambiente, pueden penetrar a través de la nariz y los pulmones hasta el torrente sanguíneo, y que producen un efecto estimulante sobre las funciones cognitivas.

Este efecto sobre las habilidades intelectuales puede ser debido a que los principios activos del romero actúan contra los radicales libres que atacan las neuronas. También reducen los niveles de hormonas del estrés como el cortisol, según el doctor Yoshiko Atsumi, de la Universidad Meikai en Japón.

Artículo relacionado

Especias

Las especias son medicinas antiinflamatorias

Mejor media cucharadita que dos cucharadas

Y no solo el aroma de romero produce ese efecto. En un estudio dirigido por el doctor Andrew Pengelly, publicado en Journal of Medicinal Food, se formaron grupos de personas con una media de edad de 75 años y que tomaron jugo de tomate sin nada más o el mismo jugo con distintas dosis y presentaciones de romero. Mediante tests estandarizados los investigadores comprobaron que media cucharadita de romero en polvo tuvo un efecto beneficioso, acelerando la velocidad de procesamiento mental de los participantes.

Sin embargo, en dosis altas, por encima de las que utilizamos en la cocina, el efecto desaparecía, probablemente porque se imponían otros principios activos no estimulantes presentes en la planta aromática.

El doctor Greger concluye que en general debemos tomar dosis moderadas de plantas aromáticas y medicinales, y que es muy buena idea añadir especias a los platos en las cantidades que marcan las recetas tradicionales. Más no siempre es mejor.

Referencias científicas:

Andrew Pengelly et al. Short-term Study on the Effects of Rosemary on Cognitive Function in an Elderly Population.Journal of Medicinal Food.

Mark Moss et al. Aromas of Rosemary and Lavender Essential Oils Differentially Affect Cognition and Mood in Healthy Adults.International Journal of Neuroscience.

Yoshiko Atsumi et al. Smelling Lavender and Rosemary Increases Free Radical Scavenging Activity and Decreases Cortisol Level in Saliva.Psychiatric Research.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?