Potenciar la inmunidad

Los retiros de silencio, meditación y yoga activan la inmunidad

Retirarse para realizar meditación y yoga en un ambiente de tranquilidad multiplica la eficacia del sistema inmunitario y lo hace a través de la activación de cientos de genes.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Investigadores de la Universidad de Florida han comprobado que los retiros donde se practica el silencio, la meditación y el yoga activan genes relacionados con la respuesta inmunitaria.

El doctor y profesor Vijayendran Chandran decidió comprobar el efecto sobre los genes de los retiros intensivos donde se sigue una pauta de prácticas meditativas, sesiones de yoga y silencio (los participantes no pueden hablar entre sí). En concreto, el investigador hizo que los participantes siguieran el programa conocido como Inner Engeneering (ingeniería interior).

El propio doctor Chandran se había iniciado recientemente en las prácticas meditativas, espoleado por su esposa, y decidió investigar científicamente sus efectos al comprobar en sí mismo un aumento del bienestar. "Lo probé y funcionó realmente bien", dijo Chandran en un comunicado de prensa en el que anunciaba su investigación. "Me sentí genial", añadía.

Si quieres empezar a practicar yoga, quizá te interese el curso online de meditación de de Escuela Cuerpomente

8 días de práctica intensiva de la meditación

Este resultado personal llevó a Chandran a realizar un estudio práctico que finalmente se publicó en Proceedings of The National Academy of Sciences.

Chandran analizó 338 muestras genéticas tomadas de 106 personas que asistieron a un retiro de Ingeniería Interior. Las muestras se tomaron de cinco a ocho semanas antes del retiro, nuevamente justo antes de que comenzara el retiro, una tercera vez justo después de que finalizara y una última vez tres meses después de que se completara el retiro.

Artículo relacionado

Durante el retiro de ocho días, los participantes siguieron un horario de sueño reglamentado, dieta vegana, no hablaron más de lo imprescindible y practicaron meditación y yoga durante 10 horas al día.

Cuando Chandran comparó las muestras tomadas antes y después del retiro mediante análisis genómico, descubrió que varias vías celulares relacionadas con el sistema inmunitario se habían alterado significativamente durante el retiro.

Se activaron 220 genes relacionados con la inmunidad

Específicamente, 220 genes directamente relacionados con el sistema inmunitario humano mostraron una mayor actividad. 68 de esos genes están asociados con la señalización del interferón, que es parte clave de las respuesta del cuerpo contra los virus y las células potencialmente cancerígenas.

“Lo que encontramos fue que múltiples genes relacionados con el sistema inmunitario se activaron de manera importante durante el retiro”, dijo Chandran. Por ejemplo, en las personas que participaron en el retiro, se activaron el 97% de los genes relacionados con la respuesta del interferón, mientras que esta activación es del 31 al 76% en los pacientes con procesos virales.

"Esta es la primera vez que alguien ha demostrado que la meditación puede aumentar la señalización de interferón y se muestra una forma de influir voluntariamente en el sistema inmunitario sin medicamentos", manifiesta Chandran, que explica que se deben realizar más estudios para comprobar si pautas menos intensas pueden ofrecer beneficios similares.

Estos estudios deberán determinar en qué medida los beneficios son debidos a la meditación, al sueño reglamentado, la dieta vegana o el silencio.

Los beneficios de la meditación son bien conocidos: mejor sueño, activación del sistema nervioso parasimpático, potenciación de las habilidades intelectuales, mayor equilibrio anímico y regulación de variables fisiológicas como la presión arterial o el ritmo cardiaco.

Sadhguru es autor de Ingeniería interior. Guía yogui para alcanzar la alegría y el gozo (Editorial Gaia).

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?