Tratamiento natural

Miocarditis: síntomas, causas y tratamiento

La inflamación del corazón suele ser asintomática e indolora. Esto es lo que hace que la enfermedad, que a menudo es causada por un virus, sea tan peligrosa. Si la inflamación no se reconoce y se cura, puede derivar en una insuficiencia cardíaca y otras complicaciones graves.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

¿Qué es la miocarditis? La miocarditis es una inflamación del músculo cardíaco. Esta inflamación puede hacer que las células musculares se atrofien y que el corazón pierda fuerza, es decir, capacidad de bombeo.

Miocarditis: síntomas

La inflamación del músculo cardíaco puede tener muchas causas diferentes. Lo más peligroso es que puede pasar desapercibida porque no presenta síntomas específicos.

En casos graves, la miocarditis no tratada puede convertirse en insuficiencia cardíaca crónica. Las arritmias cardíacas graves también son posibles efectos secundarios. Si el corazón pierde el ritmo, en el peor de los casos puede incluso provocar una muerte súbita.

Los síntomas no específicos de la miocarditis incluyen:

  • Cansancio
  • Agotamiento rápido
  • Náuseas
  • Fiebre
  • Palpitaciones
  • Arritmia cardíaca
  • Dolor en el pecho

Artículo relacionado

Causas de la miocarditis

Hay muchos factores desencadenantes conocidos de la inflamación del músculo cardíaco. Las bacterias, los virus, los hongos o los parásitos pueden atacar el corazón.

La infección viral es la causa más frecuente. Como resultado de la gripe o un resfriado, los virus pueden propagarse al corazón y causar miocarditis: Se considera que la la mitad de todas las miocarditis son causadas por virus.

Los patógenos virales más comunes son los virus del resfriado y la gripe. Si tu cuerpo no descansa lo suficiente para permitir que una enfermedad respiratoria sane de forma adecuada y completa, y se lanza de nuevo directamente al trabajo y a las situaciones estresantes cotidianas, corre el riesgo de enfermedades secundarias como la inflamación del músculo cardíaco.

Como el sistema inmunitario aún no es completamente capaz de defenderse, los virus que quedan en el cuerpo pueden propagarse al corazón a través de los vasos sanguíneos de los pulmones.

Artículo relacionado

Por lo tanto, cuando tienes un resfriado, gripe o gripe de verano, es hora de descansar, relajarte y volver lentamente a las tareas físicamente exigentes.

Otra causa de miocarditis es la exposición a toxinas. Es una enfermedad frecuente en los alcohólicos y puede ocurrir como consecuencia de una intoxicación alimentaria.

Las enfermedades autoinmunes también tienen el potencial de causar miocarditis. Las enfermedades reumáticas, en las que se produce una inflamación crónica en el cuerpo, pueden afectar al músculo cardíaco.

Miocarditis: autoexamen y diagnóstico

Dado que no existe un síntoma principal clásico, no es fácil reconocer la enfermedad. Sin embargo, hay algunos indicadores que pueden señalar la inflamación.

  • ¿Has sufrido recientemente una infección viral como un resfriado, gripe, covid-19 o gripe de verano?
  • ¿Has sufrido recientemente de una infección bacteriana?
  • ¿Te cansas más rápido de lo normal?
  • ¿Notas arritmia cardíaca, taquicardia o palpitaciones?
  • ¿Sientes opresión en el pecho?

Si puedes responder afirmativamente a algunas de estas preguntas, habla con tu médico. En la mayoría de los casos, no se tratará de una inflamación del músculo cardíaco. Sin embargo, si tu médico también sospecha que la miocarditis podría ser la causa, a veces se realizan pruebas adicionales.

  • Una ecografía del corazón permite sacar conclusiones precisas sobre la estructura real del tejido cardíaco. De esta manera se puede detectar el agrandamiento de las cámaras del corazón o la retención de líquidos
  • También puede ser necesario verificar los valores en sangre de marcadores inflamatorios.
  • La velocidad de sedimentación de la sangre o un valor aumentado de leucocitos, por ejemplo, permiten sacar conclusiones sobre el grado de inflamación.
  • Otras pruebas, como los rayos X o las resonancias magnéticas también son adecuadas para detectar signos de inflamación en el corazón.

Tratamiento: cómo recuperar la salud del corazón

El tratamiento depende de la causa de la enfermedad y de la situación del paciente.

Si la causa es una infección bacteriana se trata con antibióticos. Cuando la causa es autoinmune, agentes como la cortisona pueden ayudar.

En cualquier caso, siempre es necesario el descanso y la relajación. Durante la fase aguda de la inflamación, los afectados deben guardar reposo estricto en cama.

La fase de curación puede durar varias semanas. Los afectados sólo podrán reanudar la actividad física ligera cuando el médico dé el visto bueno. A veces pueden pasar varias semanas o meses antes de que se pueda volver a practicar deporte intensivo.

En la recuperación pueden ayudar plantas medicinales como el espino blanco o el astrágalo.

Artículo relacionado

¿Inflamación del músculo cardíaco por coronavirus?

Durante la pandemia de covid-19, se ha informado repetidamente de casos de miocarditis como consecuencia de la infección con el virus. No es nada raro, pues ocurre también con otros coronavirus y enterovirus del resfriado y con la gripe.

En última instancia, el riesgo de inflamación del músculo cardíaco después de una infección por coronavirus es muy bajo. Se cree que de un millón de personas que tienen coronavirus, en promedio 40 personas desarrollarán miocarditis.

Las vacunas del coronavirus también se han relacionado con la inflamación del músculo cardíaco. Con las distintas vacunas, se calcula que se producen entre uno y seis casos de miocarditis por cada millón de personas vacunadas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?