Antes de operar

Tratamiento natural para el síndrome del túnel carpiano

Rosa Guerrero (naturópata) / Ángel López Hanrath (Acupuntura) / Luis Iglesias

El dolor que este trastorno produce resulta muy molesto y persistente. Ciertos remedios naturales, terapias corporales o técnicas de acupuntura pueden ayudar.

El síndrome del túnel carpiano es un trastorno ocasionado por la compresión del nervio mediano cuando pasa entre los huesos y ligamentos de la muñeca. Su causa es la inflamación de los tejidos adyacentes de la muñeca y la formación de edema.

El origen puede ser puramente mecánico (empleo excesivo de la articulación) o sistémico (artritis reumatoidea, hipotiroidismo, etc.).

Habitualmente esta compresión genera un dolor en la palma de la mano y los dedos que al principio puede ser más leve y remitir fácilmente con analgésicos, pero que a la larga puede volverse crónico. También pueden aparecer sensaciones de hormigueo, sobre todo por la noche y en temporadas más frías.

Cuando el dolor es persistente y la inflamación no remite se suele recomendar una intervención quirúrgica muy simple, pero antes de acudir a esta pueden probarse otras opciones menos agresivas. Para operar siempre hay tiempo y más con un dolor molesto sin efectos graves.

El tratamiento quirúrgico se recomienda cuando ya existe un dolor notable con parestesia (pérdida del tacto) en los dedos.

Complementos nutricionales para recuperar el nervio

Se ha comprobado que las personas que padecen este síndrome tienen un déficit de piridoxina o vitamina B6, por lo que es recomendable la ingesta de 200 mg diarios de esta vitamina durante al menos 6 meses, junto con un complejo B-50 (una cápsula diaria) para propiciar el equilibrio y absorción de estos nutrientes y así recuperar el nervio.

Para mitigar el dolor puede utilizarse una cataplasma local de cúrcuma e ingerir dos veces al día entre comidas una cápsula de cúrcuma (250 mg) y otra de bromelaína (250 mg).

La cúrcuma es un potente remedio para el dolor muscular y articular, y la bromelaína es muy eficaz para reducir la inflamación y el edema.

Artículo relacionado

Propiedades de la cúrcuma

Cúrcuma, el ibuprofeno natural

Acupuntura y moxibustión para la muñeca

Desde la medicina china se entiende que para que circule bien el "chi" o energía en la muñeca se puede ayudar con calor. Se puede empezar con un calor suave durante 10 minutos.

Si se nota alivio, entonces la pauta sería calentar la zona 3 veces al día en tandas de 10-15 minutos. Para ello se pueden utilizar una moxa (artemisa seca), esterilla, lámpara o bolsa de semillas calentada en el microondas, así como una pomada que caliente.

La acupuntura o la auriculopuntura pueden ayudar también a mejorar la inflamación y el dolor, reduciendo la tensión y movilizando la zona, acelerando este proceso de mejora de la circulación del chi. A veces será esencial; otras puede bastar con el calor.

Férulas para dormir: ¿son efectivas?

El uso de férulas de muñeca, especialmente para dormir, es efectivo para disminuir las sensaciones nocturnas de adormecimiento y dolor en la mano típicas de este síndrome.

Cuando la muñeca se flexiona o extiende, el túnel del carpo se hace más estrecho, por lo tanto una posición neutra con la férula evita que se movilice por la noche y reduce los síntomas.

Artículo relacionado

tunel-carpiano

5 soluciones naturales para aliviar el síndrome de túnel carpiano

Frío y calor local para reducir la inflamación

La hidroterapia de contraste puede ayudarte a disminuir la inflamación y mejorar la circulación de la mano.

  1. Prepara dos recipientes: uno con agua muy caliente y otro con agua muy fría.
  2. Sumerge la mano hasta la muñeca durante dos minutos en agua caliente pero sin llegar a quemarte y después 30 segundos en agua muy fría.
  3. Repite el ciclo por lo menos tres veces.
  4. Tras la hidroterapia aplícate un poco de aceite de ricino y masajea en círculos toda la base de la muñeca y mano durante cinco minutos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?