¿El tomate es una fruta o una verdura?

Pese a lo que se suele creer, los tomates son frutas desde el punto de vista botánico. No obstante, culinariamente se consideran verduras.

tomate fruta o verdura
iStock

El tomate es un alimento prácticamente indispensable en la mayoría de las cocinas. Es muy rico en vitaminas y antioxidantes y aporta un sabor inconfundible al plato, ya sea en ensaladas, sopas, guisos o salsas.

Muchos se preguntan si el tomate es una fruta o una verdura. Pese a que solemos considerarlo (y usarlo) como una verdura, en términos botánicos es una fruta.

¿El tomate es una fruta o una verdura? 

Los tomates se desarrollan a partir del ovario de una flor y contienen semillas, por lo que encajan dentro de la definición de lo que botánicamente se considera una fruta. De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), el fruto es el “producto del desarrollo del ovario de una flor después de la fecundación, en el que quedan contenidas las semillas, y en cuya formación cooperan con frecuencia tanto el cáliz como el receptáculo floral y otros órganos”.

Así, en un sentido botánico, los tomates son frutas, al igual que lo son otros vegetales que normalmente se consideran verduras como los pepinos, las judías verdes, las berenjenas, las calabazas o los aguacates.

Para la mayoría de las personas, no obstante, la diferencia entre frutas y verduras se basa más en su uso culinario que en su clasificación botánica. Y en este sentido, culinaria y gastronómicamente el tomate se considera una verdura, pues se utiliza principalmente en platos salados como ensaladas, sopas, guisos, salteados o salsas.

Las frutas, en cambio, son un tipo de alimento dulce y jugoso que se consume tanto crudo como en la preparación de postres, zumos, smoothies, mermeladas, etc. Habitualmente, las verduras se caracterizan por tener un sabor más neutro que las frutas.

¿Qué se considera verdura?

En botánica no suele utilizarse el término verdura para clasificar a las plantas. Para referirse a las partes comestibles de las plantas se habla más de hojas (por ejemplo, las espinacas o acelgas), tallos (como los espárragos), raíces (las zanahorias o los rábanos), bulbos (como la cebolla o el ajo) o tubérculos (como las patatas). De hecho, la distinción entre frutas y verduras es algo un poco arbitrario y se basa más en su uso culinario que en su clasificación botánica

Descubre en este vídeo por qué es mejor tomar frutas y verduras de temporada:

En el sentido culinario y gastronómico, como hemos mencionado antes, las verduras son alimentos vegetales que se usan principalmente en los platos salados.

¿Cuál es la diferencia entre verduras y hortalizas?

De acuerdo con la RAE una verdura es una “hortaliza, especialmente la de hojas verdes”. ¿Y una hortaliza? El diccionario de la lengua nos aclara que se trata de una “planta comestible que se cultiva en las huertas”. Las hortalizas son, pues, un amplio grupo de plantas que se cultivan por sus partes comestibles (hojas, tallos, raíces, tubérculos o semillas). Verduras y hortalizas, de acuerdo con esta definición, son esencialmente lo mismo.

En algunos casos se utiliza el término verdura para referirse a las partes comestibles de una planta, mientras que el término hortaliza se usa para referirse específicamente a las plantas que se cultivan en las huertas para el consumo humano. Es decir, las hortalizas serían un subgrupo de verduras que se cultivan y utilizan como alimento. Dicho de otro modo, todas las hortalizas son verduras, pero no todas las verduras son hortalizas.

  • En este sentido, la lechuga, la zanahoria, la cebolla o la patata son verduras y hortalizas. Las plantas silvestres comestibles, en cambio, son verduras, pero no se consideran hortalizas.

De acuerdo con otras definiciones, las verduras son solo aquellas hortalizas en las que las partes comestibles son de color verde (como la lechuga, el brócoli o las acelgas).

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?