Ciclo menstrual

5 consejos para ayudar al cuerpo cuando se deja la píldora anticonceptiva

Tomar hormonas con fines anticonceptivos produce un gran efecto en el cuerpo de la mujer. Cuando se dejan de tomar píldoras, al organismo le viene bien un poco de ayuda.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

Cuando se deja de tomar la píldora anticonceptiva, ya sea porque se desea concebir o porque se elige un método anticonceptivo natural con menos efectos secundarios, conviene ayudar al cuerpo a recuperar el ritmo fisiológico.

1. Cubrir las necesidades de vitaminas y minerales

Los anticonceptivos hormonales pueden interferir con la absorción de vitaminas y minerales en el cuerpo, lo que puede provocar deficiencias. Estos nutrientes son importantes para procesos y funciones del cuerpo.

Además, las vitaminas y los minerales también participan en la producción de hormonas del propio cuerpo. Las siguientes son particularmente importantes para el cuerpo:

  • Vitamina D. La fuente principal es el sol al incidir sobre la piel.
  • Ácidos grasos omega-3. Las semillas de lino, chía y cáñamo son las principales fuentes vegetales.
  • Vitaminas B, incluida la vitamina B12 y el ácido fólico. Las legumbres, verduras y frutos secos las proporcionan en abundancia, excepto la vitamina B12, que solo se consigue de alimentos de origen animal o de suplementos.
  • Hierro y vitamina C. El hierro se halla en legumbres, verduras verdes y semillas como el sésamo. La vitamina C, en hortalizas frescas y frutas.

Antes de tomar vitaminas, debes hacer que tu médico determinen cuáles son tus niveles y tus necesidades. Él te recomendará un remedio adecuado para que puedas compensar tu deficiencia de nutrientes.

2. Apoya al hígado

La píldora anticonceptiva se descompone en el hígado, el sistema de desintoxicación propio del cuerpo. También es responsable de la digestión al producir bilis y almacenar azúcar, vitaminas, hierro y otros nutrientes. Forma proteínas que transportan varias hormonas en el cuerpo y produce colesterol, a partir del cual se forman estrógenos y progesterona.

Para aliviar el hígado, debes evitar en gran medida el alcohol, el tabaco y las grasas saturadas y trans artificiales. Es muy importante que duermas lo suficiente, ya que el cuerpo y el hígado se regeneran por la noche y se intensifican los procesos de desintoxicación y eliminación.

Alimentos como la alcachofa, especias como la cúrcuma y plantas medicinales como el cardo mariano son una ayuda incomparable para el hígado.

Artículo relacionado

3. Ayuda al intestino y la digestión

Las frutas, las verduras, la fibra, las proteínas y los cereales integrales son excelentes para que la digestión y asimilación de nutrientes sea un éxito.

Por otro lado, los alimentos bajos en fibra y nutrientes como los dulces, los productos elaborados con harina blanca o la comida basura y rápida pueden ralentizar la digestión e inflamar el intestino.

4. Estimula la producción de hormonas

Después de suspender la píldora, muy pocas mujeres vuelven a la normalidad inmediatamente. Muchas sufren:

  • Abstinencia hormonal con cambios de humor
  • Menstruaciones abundantes o muy débiles
  • Aumento de los calambres
  • Retención de líquidos
  • Síndrome premenstrual
  • Manchado y sangrado entre períodos
  • Ausencia total de menstruación

Además, puede tomar un tiempo hasta que el ciclo se estabilice nuevamente. Para algunas mujeres esto es hasta tres meses, para otras, medio año o hasta un año entero.

El pie de león (Alchemilla) y el sauzgatillo (Vitex Agnus Castus) han demostrado ser efectivos para estimular suavemente la producción de hormonas.

Habla con tu médico sobre si tomar estas preparaciones tiene sentido para ti. Ambas plantas se pueden comprar en herbolarios y en algunos supermercados ecológicos, además de online.

5. Dale tiempo al cuerpo

Un aspecto importante y subestimado de la transición a una vida libre de hormonas es la duración de este proceso. En muchos casos, el cuerpo recibió una dosis diaria de hormonas durante años y, por lo tanto, se detuvo la producción del propio cuerpo.

Tan pronto como dejas de tomar la píldora, comienza el cambio en tu cuerpo. Se necesitan alrededor de tres meses para que el cuerpo descomponga las hormonas que le dio la píldora y se restablezca su ciclo natural.

No sirve de nada volverse loco. Date tiempo para que tu cuerpo se recupere, cuida tu salud, haz ejercicio con moderación y duerme lo suficiente.

Por otro lado, es bueno reducir el estrés, el alcohol y el tabaco. Si aparecen granos, volverán a desaparecer (puedes aplicarte una crema con zinc). El sangrado intermenstrual se detendrá en algún momento, el sistema hormonal sensible se estabilizará nuevamente y tendrás un período menstrual normal.

Salir de la píldora: consejos para quedar embarazada

Para apoyar la planificación familiar, puedes usar una aplicación para realizar un seguimiento de tu ciclo y averiguar fácilmente cuándo son tus días fértiles y cuándo estás ovulando.

Antes de de dejar la píldora debes hablar con tu ginecólogo, especialmente si te han recetado la píldora anticonceptiva por motivos de salud.

Para favorecer el embarazo, puedes seguir los consejos que encontrarás en los siguientes artículos y en la sección sobre fertilidad:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?