Aceites esenciales dolor cervical

Masaje contra el dolor

5 aceites esenciales para aliviar tus cervicales

El alivio es inmediato: rebajan la inflamación, relajan los músculos y calman el dolor. Prepara con ellos tu propia fórmula de masaje ¡y deja de sufrir!

Antonia Jover

Cuando se contractura la zona alta de la espalda y se cargan las cervicales, no hay nada que apetezca más que un buen masaje.

Ahora bien, además mover la sangre y tratar de ablandar la musculatura, podemos ayudarnos de aceites esenciales que potencien los efectos del masaje. Incluso te calmarán aplicándolos simplemente sobre la zona dolorida.

Calmar el dolor cervical con aromaterapia

Son varios los aceites esenciales con propiedades interesantes para aliviar el dolor muscular. Concretamente, para ayudar a relajar la musculatura de la zona alta de la espalda y calmar el dolor cervical puedes recurrir a los siguientes.

Debes aplicártelos diluidos en un buen aceite vegetal y puedes combinarlos entre sí para conseguir una fórmula más eficaz como la que incluimos más adelante.

1. Eucalipto azul

El eucalipto azul (Eucalyptus citriodora) resulta muy útil por su alto poder antiinflamatorio.

2. Katrafay

En el katafray (Cedrelopsis grevei) destacan tanto sus propiedades antiinflamatorias como su efecto analgésico. Además tiene una especial afinidad con la zona cervical.

3. Albahaca exótica

De la albahaca exótica (Ocimum basilicum) se obtiene un aceite esencial que es antiespasmódico y relajante muscular.

4. Lavanda

Muchas veces el tipo de dolor que afecta a las cervicales está relacionado con un exceso de estrés, de ahí la utilidad de aprovechar las propiedades relajantes de algunas plantas. La lavanda (Lavanda angustifolia) resulta especialmente adecuada.

5. Petitgrain mandarino

También se le conoce como azahar mandarino (Citrus reticulata), un aceite esencial que se extrae de las hojas del mandarino y que es el más potente relajante muscular empleado en aromaterapia.

Combina estos aceites en tu propia fórmula

Te propongo combinar estos cinco aceites esenciales en una única fórmula para crear tu propio aceite de masaje. Utilizaremos aceite vegetal de árnica como base, pues contribuye a rebajar la inflamación y calmar el dolor.

Ingredientes:

  • 35 gotas de aceite esencial de eucalipto azul
  • 35 gotas de aceite esencial de katrafay
  • 35 gotas de aceite esencial de albahaca exótica
  • 20 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 20 gotas de aceite esencial de petitgrain mandarino
  • 10 ml de aceite vegetal de árnica

Preparación:

  1. Añade los aceites esenciales al árnica y agita para que queden bien diluidos.
  2. Aplica 5 gotas de este preparado en la zona dolorida cada media hora, hasta un total de cuatro veces.
  3. Luego espacia las aplicaciones: 5 gotas entre cuatro y cinco veces por día, y según necesites.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?