Tratamiento natural

Cómo tratar el exceso de testosterona en las mujeres

La testosterona es conocida como la hormona que hace que los hombres desarrollen sus características físicas, pero también se encuentra en las mujeres. Es necesaria para gozar de salud, pero el exceso es un problema. La buena noticia es que se puede tratar de forma natural.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

Tanto hombres como mujeres producen la hormona sexual testosterona, pero en diferentes cantidades y con algunas funciones distintas. En el cuerpo masculino, la hormona se produce en los testículos, en el cuerpo femenino en los ovarios y en las glándulas suprarrenales.

¿Cuáles son las funciones de la testosterona?

Durante la pubertad, tanto en chicas como en chicos, la testosterona favorece el crecimiento del cuerpo, el desarrollo de los caracteres sexuales, como el vello púbico, axilar y de las piernas, y el estímulo del deseo sexual. En los hombres, además, la hormona es necesaria para el desarrollo de los órganos sexuales y la producción de semen.

La testosterona también es responsable del crecimiento muscular y la reducción de la grasa corporal e interviene en la capacidad de concentración.

Por otro lado, la subida de la testosterona se relaciona con imperfecciones en la piel y pérdida de cabello.

Artículo relacionado

Testosterona en el cuerpo femenino

Desde el primer día del ciclo menstrual, el nivel de testosterona va aumentando y alcanza su punto máximo el día de la ovulación. Durante este tiempo, el deseo sexual es mayor.

Si existe la sospecha de un nivel elevado de testosterona, este se mide entre el tercer y quinto día con un análisis de sangre. Los valores óptimos están entre 0,14 y 0,76 µg/l. Más de 0,76 µg/l revela un exceso de testosterona, que puede ir acompañado de un exceso de estrógeno (se forma a partir de la testosterona).

En la segunda mitad del ciclo, el nivel de testosterona cae nuevamente hasta el período. Durante este tiempo, la testosterona se convierte en dihidrotestosterona (DHT), que controla la producción de grasa en la piel y cuero cabelludo. .

Síntomas de exceso de testosterona en mujeres

Los niveles elevados de testosterona pueden causar los siguientes síntomas:

  • Espinillas y acné en la cara, escote y espalda.
  • Pérdida de cabello.
  • Aumento del velloen axilas, piernas y pubis, en el labio superior, vello claro en el pecho o entre el abdomen y el área genital.
  • Trastorno de la libido, deseo sexual intenso o débil.
  • Trastornos del ciclo menstrual, como períodos faltantes para varios ciclos.
  • Quistes en el ovario.
  • Disminución de la fertilidad debido a la falta de ovulación...
  • Formación de características de apariencia masculina, voz más grave.
  • Agrandamiento del clítoris.
  • Presión sanguínea alta.
  • Desarrollo muscular.
  • Aumento de peso.

Dado que el exceso de testosterona tiene una fuerte influencia en la secreción de insulina, puede provocar resistencia a la insulina, lo que puede conducir a la diabetes.

Los niveles elevados de testosterona pueden ser peligrosos

Un estudio de la Universidad de Cambridge encontró que los altos niveles de testosterona pueden tener efectos peligrosos en la salud de las mujeres: aumenta el riesgo de diabetes y cáncer de mama y cervical.

En cambio, en los hombres no presenta este efecto dañino.

Artículo relacionado

Anticoncepción y exceso de testosterona

Cuando las mujeres dejan de tomar anticonceptivos hormonales como la píldora, el SIU o el anillo Nuva, a menudo sucede que el sistema hormonal se revoluciona y la testosterona domina sobre otras hormonas.

Normalmente, las hormonas vuelven a estabilizarse en aproximadamente medio año, aunque puede haber grandes diferencias entre mujeres.

Si las hormonas no se estabilizan por sí solas, es recomendable acudir a un ginecólogo o endocrinólogo.

Otras causas del aumento de los niveles de testosterona en mujeres

Cómo reducir la testosterona de forma natural

Hay varias formas de apoyar el equilibrio hormonal. En general, es importante que le des a tu cuerpo el tiempo suficiente para adaptarse. Un estilo de vida saludable tiene un efecto regulador sobre las hormonas: evita el estrés, duerme lo suficiente y lleva una dieta equilibrada y nutritiva. Además, los siguientes consejos te pueden ayudar:

1. Practica deporte

Un estilo de vida activo con suficiente ejercicio y deporte estimula la circulación y tonifica el cuerpo. Además, puede regular el equilibrio hormonal a largo plazo. Sin embargo, ten cuidado de no exagerar, ya que podría tener el efecto contrario.

2. Presta atención al suministro de zinc

Después del hierro, el zinc es uno de los oligoelementos más comunes en el cuerpo humano. Puede aumentar los niveles de testosterona porque estimula una enzima necesaria en su producción, pero también participa en el control de la hormona, por lo que el consumo de la dosis diaria recomendada es esencial.

El zinc se encuentra en alimentos como las semillas de calabaza, las lentejas y la avena.

3. Frena la secreción de insulina

Un exceso de insulina puede estar asociado a un exceso de testosterona. Como la función de la insulina es controlar los niveles de azúcar en la sangre, tiene sentido evitar los alimentos que hacen que el nivel de azúcar en la sangre aumente bruscamente. Estos son principalmente los productos a base de harina blanca, el azúcar refinado, los ultraprocesados y las bebidas azucaradas.

Artículo relacionado

4. Aumenta el estrógeno a través de los alimentos

Los productos de soja como el tofu, la leche o el tempeh contienen fitoestrógenos, que poseen un efecto positivo sobre la reducción de los niveles de testosterona en el cuerpo.

5. Confía en los ácidos grasos omega-3 y los lignanos

Los ácidos grasos omega-3 tienen un efecto antiinflamatorio y los lignanos, contenidos en las semillas de lino o sésamo, pueden reducir la testosterona libre.

Por otro lado, los ácidos grasos omega-6 y los alimentos con colesterol deberían estar en el menú de manera moderada.

6. Principios activos de origen vegetal

Las plantas como Serenoa repens, el sauzgatillo, el regaliz, la menta y la lavanda pueden tener un efecto positivo sobre el equilibrio hormonal.

Si sufres alguna afección, lo mejor es consultar a tu médico, ya que los remedios herbales también pueden tener contraindicaciones.

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?