Tratamiento contra el exceso de vello

4 tratamientos naturales contra el hirsutismo

Dra. Belén Igual
Dra. Belén Igual

médico naturista

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una patología muy extendida. Uno de sus síntomas más frecuentes, el hirsutismo, que provoca aparición de vello excesivo. Se puede tratar de forma natural.

El síndrome de ovario poliquístico (abreviado habitualmente como SOP) es una patología que afecta a muchas mujeres y que no tiene cura, pero cuyos síntomas se controlan habitualmente mediante anticonceptivos hormonales.

El SOP tiene lugar cuando los ovarios o las glándulas suprarrenales femeninas producen más hormonas masculinas de lo habitual o no las sintetizan correctamente.

Esta desregulación no solo produce quistes de diferente magnitud y gravedad, sino que las afectadas sufren también problemas de fertilidad, amenorrea y fuertes dolores abdominales.

Artículo relacionado

Tratamiento natural de la amenorrea

Amenorrea: cómo recuperar la regla de forma natural

Es muy frecuente que las mujeres que tienen ovarios poliquísticos sufran, además, hirsutismo: ocurre en el 70% de los casos. Esto se debe a una desregulación hormonal. Provoca en las mujeres un crecimiento excesivo de vello oscuro o grueso en cara, pecho y espalda.

Por qué se produce el hirsutismo

La síntesis de hormonas sexuales tiene lugar en el ovario. Estas hormonas (progesterona, estrógenos y testosterona) se producen a partir de un precursor común, el colesterol, que se transforma en pregnenolona.

Aunque pueda parecer contradictorio, en el ovario también se forma testosterona (hormona responsable de los cambios virilizantes) pero si el sistema enzimático funciona bien es transformada en estrógenos.

Cuando la testosterona no se transforma, es frecuente que a las mujeres les crezca vello en zonas tradicionalmente masculinas como el bigote, el cuello, el pecho o la llamada línea alba.

Desde un punto de vista naturista se puede tratar de que la producción hormonal se autorregule con algunas ayudas o cambios en el estilo de vida sin tener que recurrir a los fármacos.

Alimentos que ayudan

Es importante que esté libre de estrógenos de origen animal, que hoy se pueden encontrar en lácteos y carnes, y alimentos muy ricos en grasas saturadas (bollería industrial).

Es preferible suprimir por completo estos alimentos o, si se siguen consumiendo, que sean biológicos.

Oligoelementos para la regulación hormonal

La combinación Zinc-Cobre ayuda a la regulación hormonal.

Si no se cubren las carencias con la dieta, los suplementos de herbolario pueden ser de utilidad.

Artículo relacionado

cinc

Cómo obtener todo el zinc que necesitas

Fitoterapia antiandrogénica

El sabal (Sabal serrulata) tiene propiedades antiandrogénicas: evita que se forme demasiada testosterona, que es la que hace crecer el vello.

Se toma en extracto dos veces al día y después de las comidas para evitar que produzca molestias gástricas. Al cabo de dos meses seguidos se descansa quince días.

El epilobio (Epilobium parviflorum) ejerce funciones parecidas aunque menos específicas para el hirsutismo. Se toma en infusión, solo o mezclado con menta.

Homeopatía como opción

También existe la posibilidad de investigar con un homeópata qué remedio podría ayudar según las características de la afección y la constitución particular de la persona afectada.

Relajación e introspección

Por último, no hay que olvidar que todos los trastornos tienen una base psicosomática. La meditación y las técnicas de relajación e introspección pueden ser de ayuda.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?