Bajo control

4 remedios naturales para reducir el colesterol sin estatinas

Jordi Cebrián

Algunas plantas medicinales son una alternativa válida a los controvertidos medicamentos con estatinas para controlar el colesterol, a los que se les atribuye efectos secundarios.

El colesterol alto uno de los problemas de salud que más consultas suscitan en los herbolarios, muy posiblemente porque hay una encendida controversia en torno a la medicación convencional que se utiliza para controlar las hiperlipidemias o niveles elevados de colesterol en sangre.

Los componentes principales de los medicamentos que se emplean para controlar el colesterol son las estatinas. La medicina natural las rechaza por el riesgo que representan sus efectos secundarios, sobre todo para el hígado.

Entre los remedios naturales más eficaces para reducir el colesterol se encuentran estas plantas medicinales:

1 / 4

1 / 4

Cúrcuma, reduce los niveles en sangre

Por otro lado, la cúrcuma (Curcuma longa) se ha demostrado que también puede incidir positivamente en la reducción de los niveles de colesterol en sangre. Es hipolipemiante, protectora hepática, antiinflamatoria, antiagregante plaquetaria, bactericida.

La puedes incorporar a tu alimentación diaria de forma moderada o bien tomarla en cápsulas, 2 o 3 antes de las comidas.

2 / 4

Arroz rojo, el fermentado que te cuida

Desde hace unos pocos años se estudia el efecto de la levadura roja de arroz. Se trata del hongo Monascus purpureus, que coloniza los granos de arroz, a los que aporta una característica coloración roja o morada.

Diversos estudios clínicos han demostrado su eficacia para reducir el colesterol LDL hasta en un 28% y el colesterol total en un 20%. Es útil porque contiene monacolina K, químicamente similar a la lovastatina, una estatina.

Pruébalo en cápsulas, de 2 a 4 unidades al día.

3 / 4

Alcachofera, eficaz en comprimidos o en infusión

Un remedio fitoterapéutico de confianza nos lo aporta la alcachofera (Cynara scolymus), que contiene sales potásicas, cinarina, flavonoides, inulina y principios amargos.

En tratamientos de largo alcance se ha demostrado muy eficaz para combatir el colesterol alto y los triglicéridos.

Lo más usual es que la encuentres en comprimidos, pero también puedes hacer una infusión con las hojas secas (mejor, asociada a otras hierbas como el hinojo o la naranja amarga, que rebajarán su sabor extremadamente amargo).

4 / 4

Semillas de lino, cardiosaludables

También podemos introducir en la dieta semillas de lino (Linum usitatissimum), especialmente ricas en ácidos grasos insaturados varios, como el ácido linolénico, que es precursor de los ácidos omega-3, EPA y DHA. Estos tienen un papel importante en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Puedes incorporar estas semillas en tus platos diarios o bien consumirlas en infusión, de 2 a 3 tazas al día.

Artículo relacionado

remedios naturales hígado

9 aliados naturales para regular el colesterol

Pues tomar estas plantas solas o bien puedes combinarlas en infusión, como en esta infusión especialmente indicada para reducir el colesterol.

Este artículo se ha elaborado con​ la asesoría de Josep Maria Teixé, herborista de El Manantial de Salud.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?