Adiós a la fatiga

Causas y remedios caseros efectivos contra el cansancio

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

¿Te sientes cansada y agotada todo el tiempo aunque duermas lo suficiente? Te explicamos de dónde puede venir la fatiga y cómo puedes combatirla con remedios naturales.

El cansancio anormal puede ser un síntoma asociado a muchos trastornos, algunos graves. Pero en la mayoría de los casos el cansancio tiene una explicación en la falta de sueño, el exceso de trabajo y los hábitos poco ordenados.

La fatiga puede comenzar a sentirse de buena mañana, como si no hubiéramos descansado por la noche, o puede aparecer durante el día. Cuando te sientes cansada, tu cuerpo transmite un deseo de relajación. Si no puede satisfacer esa necesidad, tu capacidad de concentración se reducirá y tus párpados literalmente se volverán pesados.

Causas de la fatiga

Hay muchos factores que contribuyen a la fatiga, entre los que destaca el dormir poco o mal. Quizá te acuestas a una hora adecuada, pero duermes inquieta o te despiertas temprano. En estos casos la causa suele ser la dificultad para desconectar de las preocupaciones.

Muchas personas que sufren este problema duermen mejor el viernes y el sábado, y el domingo vuelven a dormir mal porque anticipan todas las tareas que les esperan el lunes. El estrés psicológico puede provocar estados de agotamiento como el cansancio.

La fatiga también puede formar parte de los síntomas se resfriados y alergias. Y también es un efecto secundario de los medicamentos antihistamínicos y de los antidepresivos.

Además de buscar una solución al exceso de preocupaciones y dormir lo suficiente, hay varias cosas que puedes hacer.

Consejos para poner remedio al cansancio

El café y las bebidas energéticas son los remedios populares contra el cansancio. Se basan en el efecto de la cafeína, que ciertamente es un estimulante eficaz, pero no está libre de efectos secundarios. Además, si se toman varias dosis al día, al dejarlo, se nota aún más cansancio y dolor de cabeza, principales síntomas del síndrome de abstinencia de la cafeína.

Es mejor elegir remedios naturales sin efectos secundarios. Estos remedios caseros son rápidos y fáciles de implementar y la mejor alternativa a cualquier forma de medicación (a menos que esta sea recetada por el médico).

  • Respira aire fresco: Abre la ventana para respirar profundamente varias veces o sal a dar un paseo. Aumentarás la cantidad de oxígeno que llega a tus células y con ello se reducirá el cansancio.
  • Desconecta del ordenador: Es probable que estés pasando demasiadas horas frente al ordenador. Si estás en tu escritorio en el trabajo o en casa todos los días mirando al ordenador, intenta levantarte cada media hora para mirar a lo lejos, dar uno pasos o hacer algún estiramiento.
  • Prepárate un mate: Esta planta medicinal te despierta y aumenta el rendimiento. Las hojas de mate contienen una pequeña cantidad de cafeína, que proporciona brevemente un impulso de energía. Vierte una cucharadita de hojas de mate en una taza de agua caliente y deja que repose durante unos tres minutos.
  • Prueba la rodiola: Es eficaz contra el cansancio físico y mental. Contiene un compuesto denominado salidroside que estimula la producción de energía en las células del cuerpo. La planta está disponible en herbolarios y en la farmacia en forma de tintura y cápsulas.
  • Bebe mucha agua: Hidratarse con regularidad también ayuda a reducir la fatiga. Bebe al menos un vaso de agua cada hora para alejar el cansancio.
  • Come 7 nueces: esta cantidad te proporcionará todos los ácidos grasos omega-3 que necesitas al día. Este tipo de grasa mejora la circulación sanguínea y, con ello, el transporte de oxígeno al cerebro. Las nueces hacen que tu cerebro funcione a toda velocidad y ya no estás tan cansado.
  • Pon kale en el plato: también es útil para combatir el cansancio. Esta verdura tiene una gran cantidad de calcio, que beneficia al sistema nervioso y los músculos, y de ácido fólico, que estimula la formación de sangre.
  • Cambia de aceite: El consumo de aceites poliinsaturados como los aceite de maíz y girasol, y de un exceso de frituras, puede hacerte sentir cansado y confuso. Cámbiate al aceite de oliva virgen extra y consúmelo crudo en ensaladas y otros platos.
  • Lávate la cara con agua fría: No solo refresca, sino que también te mantiene despierto y alerta por un tiempo. Una ducha fría también te ayudará a dejar atrás el cansancio y a ganar algo de vitalidad.
  • Haz ejercicio físico: Tú cansancio puede ser debido a que no estás en forma. El ejercicio físico no te va a cansar más, al contrario. Después de unos días de práctica regular notarás el cambio. Además previene enfermedades, como ya sabes.
  • Practica la acupresión: Esta técnica consiste en aplicar presión con un dedo sobre un punto determinado y puede darte energía durante aproximadamente una hora. Para ello presiona con el pulgar de la mano derecha la almohadilla que se encuentra entre la articulación del pulgar y el dedo índice de la mano izquierda durante 30 segundos. Luego cambia de lado y repite el ejercicio.
  • Masajéate las orejas: Es otra técnica basada en la medicina oriental. Frota los bordes de las orejas con los dedos índice y pulgar de cada mano durante unos dos minutos. Esto estimulará la circulación y te sentirás notablemente renovada. Si reaparece el cansancio, repite el ejercicio.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?