Mejorar la digestión

4 infusiones digestivas con un toque mediterráneo

Estas infusiones digestivas para después de comer tienen un delicioso aroma mediterráneo. Podrás mejorar la digestión disfrutando a cada sorbo del aroma y sabor.

Annalisa Porru
Annalisa Porru

Comunicadora y experta en fitoterapia

Comer rápidamente, comer demasiado o tomar alimentos que no nos sientan bien puede provocarnos molestias digestivas, normalmente leves. De hecho, todos, quien más, quien menos, en algún momento hemos sufrido los síntomas de una mala digestión, como pesadez de estómago, acidez o reflujo, insomnio, distensión abdominal, flatulencias, etc.

Hay muchas plantas digestivas que nos ayudan a prevenir y aliviar estos trastornos puntuales naturalmente. La menta, el tomillo, la manzanilla o el jengibre son algunas de las hierbas más usadas para favorecer la digestión. Con ellas se preparan infusiones digestivas sencillas y muy eficaces, pero también las podemos aprovechar para preparar mezclas de aromáticas tisanas digestivas.

¿Por qué hacer infusiones digestivas aromáticas? Porque el aroma en las infusiones también tiene una acción terapéutica. Nuestro organismo responde a los estímulos olfativos y determinadas esencias estimulan la activación de la salivación y otros mecanismos que favorecen el proceso digestivo.

En este artículo te proponemos algunas recetas de infusiones para la digestión, cada una con un toque mediterráneo, que disfrutarás con todos los sentidos:

Artículo relacionado

errores digestion

5 errores que arruinan tu digestión (y cómo dejar de cometerlos)

Infusión digestiva para la acidez con aroma a limón
Foto: Stockfood

1. Infusión para la acidez con aroma de limón

ay muchísimos factores que pueden producir acidez gástrica. No por nada, se trata de un trastorno digestivo muy común. Cuando el problema se presenta puntualmente, puede aparecer como consecuencia del estrés, comidas muy pesadas o hábitos alimentarios inadecuados (comer rápidamente, abuso de alimentos procesados, etc.).

Algunas plantas nos ayudan a aliviar esa sensación de quemazón y dolor gástrico que aparece ocasionalmente tras una comida, por lo que son ideales para preparar infusiones digestivas para después de comer.

La raíz de regaliz es uno de los remedios naturales más utilizados para el aliviar el ardor estomacal y también para su tratamiento. Sus extractos han demostrado, además, favorecer la cicatrización de úlceras gástricas.

Para atenuar la acidez que se presenta de forma puntual tras una comida, utilizaremos regaliz y otras plantas digestivas. Añadiremos un toque aromático mediterráneo aprovechando la piel de limón.

Toma nota de los ingredientes para esta receta de infusión digestiva con aroma de limón:

  • 1 cucharada de piel de limón desecada en trocitos (se desaconseja el zumo de cítricos en caso de acidez gástrica porque podría irritar ulteriormente la mucosa)
  • 1 cucharada de raíz de regaliz
  • 1/2 cucharada de hierba limón deshidratada y troceada
  • 1/2 cucharada de hojas deshidratadas de melisa
  • 1 litro de agua filtrada

Por qué incluir limón en infusiones digestivas

El limonero (Citrus limon) es un árbol de origen asiático, así como el naranjo y otros cítricos que, probablemente, proceden de un único árbol. Fue introducido en España por los árabes y su cultivo se extendió pronto en el resto de países de la Cuenca del Mediterráneo gracias a las condiciones climáticas favorables.

El fruto de este árbol tan aromático y rico de propiedades ha conquistado muy pronto nuestros paladares. Tanto es así que hoy día se considera un símbolo de la tradición culinaria en muchos países mediterráneos.

El zumo y la piel del limón se utilizan para aromatizar platos dulces y salados. El zumo y la pulpa destacan por el alto contenido en fibra alimentaria y vitamina C, la piel es rica en aceites esenciales eupépticos, es decir, que ayudan a mejorar la digestión.

En las mezclas para infusiones, la piel deshidratada de limón tiene doble función. Se utiliza tanto para aromatizar y mejorar el sabor de las plantas terapéuticas, como para potenciar las propiedades digestivas de la mezcla.

Infusión digestiva para las náuseas con romero y jengibre
Foto: Stockfood

2. Infusión para las náuseas con jengibre y romero

Cuando ingerimos alimentos contaminados por toxinas nuestro organismo reacciona para liberarse de esas sustancias. La náusea es una sensación muy desagradable que podemos experimentar a causa de este proceso de eliminación de las sustancias tóxicas.

Cuando se presenta de forma puntual , podemos aprovechar las propiedades antieméticas del rizoma de jengibre y de otras plantas que ayudan a reducir las náuseas, los mareos y otros síntomas asociados a la ingesta de alimentos indigestos, mal cocinados o conservados.

Para favorecer una buena digestión, podemos combinar el jengibre con el romero y otras plantas con propiedades similares:

  • 1 cucharada de hojas de romero
  • 1 cucharada de hojas de hierbabuena
  • 1 rodaja de jengibre fresco de unos 3-4 mm cortada en pedacitos
  • 1 litro de agua filtrada

Cómo mejora la digestión el romero

El romero es un arbusto típico del matorral mediterráneo con un aroma inconfundible. En primavera o verano, durante la floración, podrás identificarlo fácilmente y sentirás su perfume cuando paseas por senderos de costa, por el campo o en la montaña.

Su nombre científico, Rosmarinus officinalis, nos indica que nos encontramos frente a una hierba con propiedades medicinales. De hecho, el romero está particularmente indicado para cuidar del sistema digestivo. Los aceites esenciales de sus hojas se utilizan para aliviar los síntomas de diferentes trastornos digestivos.

En caso de náuseas, el aroma de romero ayuda a calmar y sus principios activos en infusión contribuyen a acelerar el proceso digestivo reduciendo los síntomas de la indigestión.

Infusión digestiva para la pesadez con enebro
Foto: Stockfood

3. Tisana balsámica con enebro para la pesadez de estómago

Las reuniones familiares o con amigos en los fines de semana y festivos suelen realizarse alrededor de una mesa, donde a menudo comemos más de lo habitual, tomamos algunas copas y probamos comidas más pesadas.

Estas situaciones muy agradables para nosotros pueden no ser tan placenteras para nuestro sistema digestivo, que tendrá que trabajar más.

Comer y beber con moderación es clave para prevenir los efectos de una digestión pesada. Pero, cuando salimos un poco de nuestra rutina alimentaria, podemos aprovechar los beneficios de una infusión digestiva con enebro y cítricos.

Puedes terminar la comida o la cena con una tisana preparada con:

  • 5 frutos de enebro (maduros y desecados) troceados
  • 1 limón entero cortado en pedazos
  • 2 naranjas enteras cortada en pedazos
  • 1 litro de agua filtrada

Por qué es tan digestivo el enebro

El enebro es un arbusto que crece desde el nivel del mar hasta la montaña. Según el entorno y las condiciones climáticas donde se desarrolla será más alto con forma de árbol o más bajo, como un arbusto erecto o postrado. Desde luego, es una planta muy resistente que se adapta a diferentes climas, altitudes y terrenos. Vamos, con un carácter fuerte. Y en los frutos encontramos la esencia concentrada de esta planta.

El mismo nombre científico del enebro, Juniperus communis, del celta juneprus, que significa "acre", nos indica el sabor áspero de los frutos. Estos, además, se caracterizan por un aroma balsámico.

Los pequeños frutos maduran muy lentamente y son ricos en resinas y aceites esenciales que destacan por sus propiedades digestivas.

Seguramente sabes que estos frutos se emplean en la preparación de licores y destilados que se toman como digestivos para finalizar las comidas. Pero, ¿sabías que también se preparan infusiones con frutos de enebro con el mismo objetivo?

En tu próxima cena con amigos o familiares, puedes sorprender a tus huéspedes con una tisana digestiva perfumada y deliciosa.

Infusión digestiva para los gases con hinojo
Foto: Stockfood

4. Infusión para los gases, dulce y muy aromática

La producción de gases es un proceso normal debido a la transformación de los alimentos durante la digestión. No obstante, en algunas personas hay una producción excesiva que causa malestar y dolor a nivel abdominal.

Las causas del exceso de gases pueden ser muchas, desde la ingesta de alimentos que nuestro cuerpo no digiere bien, comer rápidamente, comer bebidas carbonatadas, goma de mascar, fumar, etc.

Detectar qué nos produce este trastorno es importante para prevenirlo y, cuando aparece de forma puntual, las infusiones son nuestras aliadas.

Puedes preparar un té digestivo carminativo con toque mediterráneo mezclando estas hierbas medicinales:

  • 1 cucharada de frutos de hinojo triturados
  • 2 cucharada de manzanilla romana (Chamaemelum nobile)
  • 1 cucharada de frutos comino
  • 1 litro de agua filtrada

Infusiones más digestivas con hinojo

Hemos mencionado el limón, el romero y el enebro como plantas típicas mediterráneas para aromatizar las infusiones digestivas, pero la planta mediterránea eupéptica y carminativa por excelencia es, sin duda, el hinojo (Foeniculum vulgare).

Los frutos de hinojo contienen aceites esenciales, entre los cuales destaca el anetol, que le da su característico aroma anisado, el mismo que tienen el anís verde y el anís estrellado.

En infusión está especialmente indicada como digestivo y para prevenir molestias digestivas como gases y distensión abdominal.

Artículo relacionado

cerezas

Guía de hábitos saludables y remedios para mejorar tus digestiones

Cómo preparar estas infusiones digestivas

Todas estas infusiones digestivas se preparan como tisanas: añadiendo las mezclas de plantas en agua hirviendo, se cubre con una tapa y se deja reposar 10 minutos antes de filtrar.

Se pueden tomar después de comidas o cenas abundantes para prevenir molestias digestivas típicas como digestiones lentas, distensión abdominal, náuseas, flatulencias, etc.

También son indicadas para aliviar molestias digestivas puntuales.

Las personas que siguen algún tratamiento farmacológico o padecen alguna enfermedad deberían consultar con el propio médico si toman las plantas indicadas por primera vez. En todo caso, se recomienda no superar las 3 tazas de infusión por día y evitar prolongar el tratamiento por más de una semana seguida.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?