Cuidado natural del riñón

5 plantas medicinales que cuidan el riñón

Infecciones urinarias, inflamaciones renales y cálculos son trastornos vinculados al riñón que pueden ser aliviados gracias a la ayuda de plantas medicinales.

Jordi cebrián
Jordi Cebrián

Periodista especializado en plantas medicinales y ecología

Las plantas medicinales se han revelado como una alternativa válida a tos fármacos para aliviar los trastornos renales. Tonifican el riñón, mejoran la irrigación sanguínea yfavorecen la formación de coloides en la orina, que previenen la aparición de piedras.

También pueden alterar el pH de la orina y hacerlamenos proclive a la infección bacteriana, así como dilatar los uréteres para que piedras de pequeño tamaño no causen dolor y puedan ser expulsadas sin problemas.

Muchas plantas ejercen una función antibacteriana, que las hace muy adecuadas para neutralizar el foco infeccioso, y por tanto pueden servir de alternativa o apoyo a los antibióticos químicos.

5 plantas para cuidar el riñón

1 /5
common-blue-butterfly-g77c5cb2be 1920

1 / 5

1. Vara de oro, bálsamo renal

 

La vara de oro (Solidago vírgaurea) es una hermosa planta de ambientes de montaña, con las hojas oval lanceoladas y flores en capítulos amarillos, dispuestos en panícula. Las flores y las hojas se cosechan en plena floración.

Es un recurso herbario de primer orden para neutralizar los focos infecciosos en el tracto urinario, para reducir los procesos inflamatorios, para estimular la formación de orina y para favorecer a través de ella la expulsión de los materiales tóxicos.

Se indica, por tanto, en infecciones urinarias, para tratar la litiasis, la oliguria o dificultad para orinar, los edemas, el sobrepeso por retención de líquidos y la hipertensión arterial cuando puede ser atribuida en parte a causas renales. Es también depurativa y ayuda a eliminar las impurezas de la piel, como granos, acné, forúnculos y eccemas.

  • ¿Cómo se toma? En infusión combinada (dos tazas al día), en tintura, extracto líquido y cápsulas.
  • Precauciones. Consultar con el médico si se están tomando medicamentos antihipertensivos o para tratar la insuficiencia renal o cardiopatías.
Pixabay
meadowsweet-g973d6b37e 1920

2 / 5

2. Ulmaria contra los cálculos

Muy común en los prados húmedos del tercio norte de la península Ibérica, la ulmaria (Filipendula ulmaria) es una planta alta y esbelta, de hojas segmentadas y flores blancas, reunidas en inflorescencias plumosas. Se cosechan las sumidades floridas en primavera y verano.

Destaca su capacidad para provocar la orina, lo que unido a su poder antiinflamatorio hace de ella un recurso muy apreciado por los herbolarios para tratar las piedras en el riñón, para impedir que se formen o que ganen volumen, y para hacer más fácil su expulsión sin dolor.

Artículo relacionado

Se indica también para aliviar el dolor en crisis de gota, artritis y artrosis.

  • ¿Cómo se toma? En infusión (hasta cinco tazas al día), tintura, extracto líquido, y en uso externo, en decocción, para aplicar en friegas sobre la zona dolorida.
  • Precauciones. Se deben evitar los extractos en caso de existir hemorragia o si se están siguiendo tratamientos con anticoagulantes.
Pixabay
chi-m-aR oRI79qHE-unsplash

3 / 5

3. Gayuba, el mejor antiséptico urinario

La gayuba (Arctostaphylos uvaursi) es una mata espesa y rastrera, de hojas duras y brillantes, flores blanco verdosas, acampanadas, y frutos globosos de color rojo vivo, que crece en matorrales de montaña. Los herbolarios la consideran el mejor antiséptico urinario natural.

Es el remedio estrella para todo tipo de infecciones en el tracto urinario, como cistitis, uretritis y prostatitis. Neutraliza la infección bacteriana y contribuye a normalizarlas funciones del riñón.

  • ¿Cómo se toma? En infusión o decocción, hasta un litro al día, en extracto líquido, tintura, en polvos y cápsulas.
  • Precauciones. Conviene mezclarla con otras plantas y usarla en periodos breves y discontinuos. Evitar en el embarazo y en caso de gastritis y úlcera gastroduodenal.
Unsplash
taylor-gregory-HgLLu7oh2OQ-unsplash

4 / 5

4. Ortosifón para la retención de líquidos

Conocido también como "té de Java", el ortosifón (Ortosiphon stamineus) es una planta asiática, originaria de Malasia. Aparece como una mata alta, de hojas triangulares y grandes flores blancas, agrupadas en espigas terminales.

Es muy rica en sales potásicas, lo cual le confiere un efecto diurético clorúrico y azotúrico notable. Es también antibacteriana y antiinflamatoria. Se emplea la hoja, fermentada de forma natural.

Contribuye a facilitar la eliminación de ácido úrico, urea y toxinas por la orina. Impide la formación de cálculos y favorece su expulsión sin dolor.

Es muy eficaz para disminuir los edemas y la retención de líquidos; y se usa en tratamientos de control de peso.

  • ¿Cómo se toma? En infusión, extracto líquido, tintura y cápsulas.
  • Precauciones. No tomar en caso de insuficiencia renal o cardiaca.

Artículo relacionado

Unsplash
cowslips-g6920dc3f7 1920

5 / 5

5. Primavera en caso de gota

La primavera (Primula veris) es una bella planta de bosque, de hojas gruesas y reticuladas y flores amarillas, con el cáliz muy dilatado. Se emplea su raíz y su rizoma, pero también las hojas y flores.

Constituye un buen remedio natural para aliviar el dolor provocado por la inflamación renal, por un ataque de gota o por un cólico nefrítico no agudo. Contribuye también a que los edemas remitan.

  • ¿Cómo se toma? En decocción de la raíz y el rizoma (hasta tres tazas al día), en infusión de las hojas, en tintura, extracto líquido, y la decocción, muy concentrada, para aplicar en masaje suave sobre la zona inflamada.
  • Precauciones. Evitar dosis altas, que provocarían irritación gástrica.
Pixabay

Tóxicos a tener en cuenta

Algunas plantas diuréticas y remineralizantes contienen trazas más o menos destacables de compuestos tóxicos. Se trata de los oxalatos, de los taninos y de los heterósidos hidroquinónicos, como el arbutósido:

  • Por sus oxalatos, las romazas, indicadas para la anemia, deben evitarse si se es propenso a generar piedras en el riñón.
  • Los taninos de la gayuba o la primavera contrarrestan los sangrados leves pero pueden producir irritación gástrica.
  • Un caso especial es el del arbutósido de la gayuba, que en contacto con la flora intestinal libera hidroquinona, un compuesto tóxico pero con un alto poder antimicrobiano, que se elimina con la orina. Por ello conviene mezclarla con otras plantas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?