Dieta blanca tras un blanqueamiento dental: por qué se hace y qué comidas blancas puedes tomar

Después de un blanqueamiento dental el diente está más poroso y es más fácil que se manche, por lo que conviene seguir una dieta blanca durante unos días. Te explicamos qué alimentos puedes tomar y cuáles debes evitar.

Comiendo
iStock

El color natural de los dientes no es blanco nuclear, más bien tienen un sutil tono amarillo, marrón o gris, que es único en cada persona. Viene dado por la combinación del esmalte (la capa más exterior del diente, que es translúcida) y la dentina (el tejido que se encuentra debajo del esmalte y tiene un color amarillento determinado genéticamente).

Algunos factores como los alimentos y bebidas que ingerimos, determinados medicamentos o malos hábitos como el tabaco pueden hacer que aparezcan manchas y los dientes se oscurezcan y son muchas las personas que recurren al blanqueamiento dental para recuperar el blanco original de sus dientes. De hecho, el blanqueamiento dental es uno de los tratamientos más solicitados en las clínicas dentales.

Aunque hay tratamientos de blanqueamiento naturales que ayudan a limpiar los dientes, el blanqueamiento dental profesional (en la clínica dental) es la forma que más garantiza que se consigan unos dientes blancos y brillantes. Sin embargo, hay ciertos factores a tener en cuenta para que el resultado sea óptimo, como seguir una dieta blanca en los días posteriores al blanqueamiento.

Blanqueamiento dental: ¿cómo se hace?

El blanqueamiento dental que se realiza en las clínicas dentales implica la aplicación de un gel blanqueador directamente sobre los dientes. En general, este gel contiene peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida, que disuelve las manchas y deja los dientes más blancos y brillantes. En algunos casos, el blanqueamiento se realiza en diferentes sesiones hasta alcanzar el tono deseado.

El blanqueamiento dental es un proceso algo agresivo que puede causar efectos secundarios como irritación de las encías (aunque se protegen para minimizar este riesgo), sensibilidad dental o daño en el esmalte (que puede ser temporal o permanente).

dieta blanca tras un blanqueamiento dental

Después del blanqueamiento dental, los dientes están temporalmente más porosos y la dentina queda temporalmente expuesta. Si en las primeras horas tras el blanqueamiento tomas alimentos ácidos o con pigmentos oscuros, estos pueden penetrar más fácilmente en el esmalte, desgastarlo y manchar los dientes, con lo que el tratamiento habrá servido de bien poco.

Es por ello que después del blanqueamiento dental se recomienda seguir una dieta blanca para evitar manchar los dientes recién blanqueados. Conviene seguirla al menos durante las primeras 48 horas, aunque lo mejor es alargarla durante una semana.

dieta blanca: cuáles son las comidas blancas

La dieta blanca consiste en consumir solo alimentos y bebidas de colores claros, que tienen menos probabilidades de teñir los dientes. Estos son algunos ejemplos de alimentos que pueden formar parte de la dieta blanca:

  • Tofu y tempeh
  • Arroz
  • Pan
  • Pasta blanca
  • Queso blanco y yogur natural
  • Frutas de color blanco o claro como las peras, los plátanos, el melón o las manzanas
  • Verduras y hortalizas como la coliflor, las patatas, la cebolla o los champiñones.
  • Legumbres como los garbanzos, las alubias blancas o la soja.
  • Frutos secos como las almendras, las avellanas, los anacardos, los cacahuetes…

Si sigues una dieta omnívora, puedes incluir huevo, pollo, pavo o pescado blanco.  

En cuanto a los líquidos, conviene optar preferentemente por el agua, pero también puedes tomar aquellos de color claro como la leche o las bebidas vegetales.

Ejemplos de recetas en una dieta blanca

Hay más comidas blancas de las que en un principio podrías pensar. Estas ideas de combinaciones de alimentos te pueden ayudar a configurar tu menú mientras sigas tu dieta blanca:

dieta blanca: opciones de comida blanca para desayunos y meriendas

  • Yogur  vegetal con copos de arroz hinchado o un puñado de piñones o almendras laminadas
  • Batido de plátano con bebida de coco o arroz
  • Tostada de pan con aceite de oliva y queso vegetal blanco (o queso fresco o pavo si eres omnívoro)
  • Manzana, pera o chirimoya pelada y troceada
  • Uvas blancas
  • Tostadas de pan blanco o de quinoa con hummus de garbanzo
  • Copos de mijo con bebida de coco y plátano

Dieta blanca:  opciones de comida blanca para comidas o cenas

  • Ensalada de endivias con champiñones y con brotes de soja
  • Alubias blancas salteadas con cebollita y ajo
  • Espaguetis con aceite de oliva al aglio
  • Arroz blanco con pimienta blanca y crema de espárragos blancos
  • Coliflor con patatas y beshamel
  • Tofu con una patata pelada y berenjena blanca
  • Ensalada tibia de patatas sin piel, rábano pelado, pipas de girasol y cebolla
  • Crema de vichysoisse (de puerros y patata)
  • Espárragos blancos 
  • Crema de calabaza blanca y puerros
  • Wok de calabacín, setas blancas enokis y cebolla

Dieta blanca: opciones de comida blanca para postres

  • Melón
  • Uvas blancas
  • Yogur vegetal 
  • Manzana pelada
  • Helado de coco
  • Plátano
  • Pera pelada
  • Chirimoya
  • Arroz con leche sin canela
  • Castañas
  • Carpaccio de piña

alimentos prohibidos después de un blanqueamiento dental

En los días posteriores al blanqueamiento dental conviene evitar los alimentos y bebidas ácidos, pigmentados o que puedan manchar los dientes, por ejemplo:

  • Café o té.
  • Vino, tanto tinto como blanco (ambos son ácidos y el tinto tiene además pigmentos oscuros).
  • Bebidas carbonatadas (aunque sean de color claro o transparente) y zumos de frutas, pues son ácidas.
  • Alimentos con pigmentos artificiales (como los caramelos)
  • Frutas y vegetales de color oscuro (también en forma de zumo): frambuesas, cerezas, granadas, moras, arándanos, remolacha, espinacas…
  • Frutas ácidas como el limón.  
  • Condimentos de color oscuro (como la salsa de soja o el vinagre balsámico) y especias (curry, pimentón…), azafrán.
  • Tomate frito. 
  • Chocolate y cacao.
  • Cerezas, fresas, moras, sandía, granadas, frambuesa y uvas negras.
  • Espinacas, zanahoras, remolacha y brócoli.
  • Cualquier alimento oscuro.

También es importante evitar el tabaco durante este período (y a ser posible para siempre).

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?