Protégete

5 remedios naturales para la tos y la congestión

Jordi Cebrián y J. M. Teixé (herborista de El Manantial de Salud)

En las plantas medicinales encontrarás remedios sencillos y eficaces para aliviar la congestión y suavizar la garganta en caso de bronquitis, gripe o resfriado.

En las vías respiratorias se acumulan a veces mucosidades que impiden respirar bien. Estas mucosidades no son nocivas, sino benignas, pues contienen enzimas antisépticas o antimicrobianas. La mucosidad se forma para atrapar bacterias y motas de polvo e impedir que entren en el cuerpo. Protege los pulmones y evita que se resequen las mucosas.

Pero cuando las paredes de las vías respiratorias se irritan e inflaman, puede crecer en exceso y obstruirlas, lo que causa tos y malestar.

Para reducir la congestión se prescriben fármacos que fluidifican la mucosidad a fin de que se pueda eliminar. Muchos incluyen sustancias mucilaginosas o mucolíticas, que facilitan la expulsión de flema, pero a veces tienen efectos secundarios, como trastornos gastrointestinales.

Una buena alternativa es la fitoterapia, que propone remedios naturales a base de plantas medicinales. Estos, además de fluidificar la mucosidad, pueden sumar efectos bactericidas, antitusivos y antiinflamatorios sin provocar reacciones adversas. Estas son cinco de las más eficaces.

5 remedios naturales con plantas expectorantes y antitusivas

1 / 5
tomillo

1 / 5

Tomillo para expectorar

El tomillo destaca por su riqueza en un aceite esencial expectorante, antiinflamatorio y antiséptico.

  • A quién conviene: alivia desde simples catarros a gripes, pasando por catarros con tos irritativa, faringitis, traqueítis, bronquitis y ataques asmáticos leves.
  • Cómo se toma: en decocción, infusión, extracto líquido y jarabe, o el aceite esencial por vía externa. También se pueden hacer vahos para el pecho.
  • Precauciones: el aceite esencial no debe ingerirse en ningún caso; tampoco debe aplicarse por vía tópica en menores de seis años ni en personas alérgicas.

Un buen remedio natural para expectorar es hacer vahos para el pecho. Para ello, añade tomillo, romero, mirto y lavanda (5 gramos de cada) a un litro de agua; calienta en una olla y aspira el vapor.

pulmonaria

2 / 5

Pulmonaria para la bronquitis

La pulmonaria diluye la mucosidad y facilita la expectoración gracias a sus mucílagos, que la hacen mucolítica y demulcente.

  • A quién conviene: a quienes sufren bronquitis recurrentes o crónicas, fumadores y personas expuestas a humos o gases tóxicos, contaminación o polvo, y que suelen sufrir infección e inflamación en faringe, laringe y tráquea.
  • Cómo se toma: en infusión, decocción de la planta entera o cápsulas.
  • Precauciones: sus saponósidos pueden irritar la mucosa gástrica en personas propensas, a quienes se aconseja combinarla siempre con plantas demulcentes.

Para preparar un remedio para la bronquitis: se mezclan pulmonaria, lavanda, ajedrea, malva y anís verde, a partes iguales. Se hierven 5 gramos de la mezcla por taza de agua un minuto, se reposa diez, se cuela y se toman dos o tres tazas tibias al día. 

violeta

3 / 5

Violeta, mucílagos para suavizar la garganta

Las bellas flores de esta viola y otras afines se caracterizan por su riqueza en sustancias mucilaginosas, que junto al ácido salicílico y los saponósidos le confieren propiedades balsámicas, demulcentes, febrífugas, antiinflamatorias y antitusivas.

  • A quién conviene: personas con irritación de garganta y tos persistente, con gripe y mucha mucosidad o con infecciones de faringe, laringe y tráquea. Contribuye a bajar la fiebre, despeja la garganta, ablanda la tos y elimina mucosidad.
  • Cómo se toma: en jarabe, extracto líquido e infusión.
  • Precauciones: deben evitarse las dosis altas, pues podrían causar vómitos.

Para hacer un remedio natural para la tos: se mezclan violeta, malva, amapola y tomillo a partes iguales. Se añade esta mezcla a agua caliente –una cucharada por vaso– y se deja reposar durante diez minutos, ya fuera del fuego. Se toman cuatro tazas de esta decocción caliente a lo largo del día.

musgo-irlanda

4 / 5

Musgo de Irlanda antitusivo

Esta alga parda medra en costas rocosas del Atlántico. Sus mucílagos (hasta un 80%) tienen un gran poder protector de las mucosas, así como efectos antiinflamatorios, antitusivos y balsámicos.

  • A quién conviene: a personas afectadas de bronquitis con mucha o poca tos, y en caso de laringitis, faringitis y gripe, acompañado de moco y flema, para ayudarles a expectorar sin problemas.
  • Cómo se toma: en jarabe, extracto líquido, tintura y decocción. 
  • Precauciones: puede presentar interacciones con algunos medicamentos.

Para la congestión pulmonar puedes preparar este jarabe: se mezclan bien en un frasco extractos líquidos de musgo de Irlanda, llantén mayor, drosera, malvavisco y naranjo amargo (5 gramos de cada) y se toma una cucharadita cada ocho horas.

marrubio

5 / 5

Marrubio blanco, un bálsamo contra la gripe

Las sustancias amargas, como la marrubiína, en asociación con los saponósidos, confieren a esta planta propiedades balsámicas, antipiréticas y antiinflamatorias. El marrubio blanco actúa sobre los focos de infección en el árbol respiratorio, baja la fiebre y favorece la eliminación de flema y mucosidad.

  • A quién conviene: en gripes, sobre todo con congestión pectoral y nasal, en resfriados con mucha mucosidad y tos, y en bronquitis, laringitis y faringitis.
  • Cómo se toma: en infusión, tintura, extracto líquido, jarabe y cápsulas.
  • Precauciones: conviene combinarlo con menta o anís para suavizar su amargor.

Puedes preparar este remedio natural contra la gripe: se mezclan marrubio, ulmaria, flores de saúco, yemas de pino silvestre y menta, a partes iguales. Se hierven 5 gramos de la mezcla por taza de agua dos minutos, se reposa diez y se cuela. Se toman de dos a tres tazas diarias, con miel o zumo de limón.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?