Medicina china

¿Conoces los seis sonidos curativos del chikung?

Constituyen un método de cuidado físico, emocional y mental dentro de la medicina tradicional china. Con la práctica regular de los sonidos se puede cuidar los órganos esenciales, mientras nos relajamos y tomamos conciencia del cuerpo.

Manuel Núñez
Manuel Núñez

Periodista especializado en salud y ecología

Los "seis sonidos curativos" ("gu yin liu zi jue") pertenecen a la tradición de la medicina china y fueron especialmente esudiados y difundidos por el médico Sun Si Miao en el siglo VI.

"Gu yin liu zi jue" se puede traducir como "el antiguo secreto de las seis voces" y forman parte de los métodos que componen el chikung, la disciplina de ejercicios, respiraciones y meditaciones que permiten activar o mover el chi, la energía vital que sostiene el equilibrio en el organismo.

De acuerdo con la medicina tradicional china (MTC), cada uno de los sonidos se corresponde con un órgano o sistema corporal, con un elemento o energía de la naturaleza, con una dirección del chi y con uno de los meridianos o canales por donde circula esta energía en el cuerpo.

Hay que recordar que en la medicina china el concepto órgano no se ciñe a la víscera, tal como lo hace la medicina occidental, sino que sirve para describir funciones o procesos regidos por un tipo de energía que actúa en el organismo.

La práctica de los seis sonidos curativos supone un apoyo general para la salud. Consiste en adoptar diferentes posturas y movimientos, que se acompañan con la emisión de un sonido específico, una resonancia que equilibra el movimiento de la energía vital. También se trata de una práctica meditativa que permite detenerse y conectar con el cuerpo.

El objetivo es mejorar el funcionamiento de los principales órganos y sistemas del cuerpo, lo que produce mayor bienestar físico, emocional y mental, pues cada órgano está relacionado con una emoción. En general, los seis sonidos favorecen la distensión y un estado de calma y bienestar físico.

Cómo se realiza la sesión

  • Los seis sonidos se emiten en la nota musical do (alrededor de los 250 Mhz), con un volumen suave y una intensidad natural.
  • La serie de seis sonidos se puede realizar con el acompañamiento de movimientos de chikung o de manera estática.
  • Para hacerlo de forma estática, nos sentaremos en una silla o en el suelo, con la columna recta. Las palmas reposan encima de los muslos o de las rodillas. Los hombros también están bajos y relajados.
  • Al comenzar el ejercicio se centra la atención en la respiración, siempre por la nariz, con ritmo lento y regular, e intentando relajar todo el cuerpo.
  • Al inspirar, llevamos la atención al organo del sonido correspondiente.
  • Se colocan los labios y la lengua en las posiciones adecuadas para emitir el sonido correctamente para que actúe sobre un órgano en concreto. La actitud se mantiene relajada.
  • Al espirar por la boca emitimos el sonido con una duración que será, al menos, el doble de larga que la inspiración y se mantendrá el tiempo que se tarde en vaciar los pulmones, sin forzarlo.
  • Cada sonido se puede repetir 6 veces.

1. Sonido "xu"

Este sonido, que en realidad suena como "shiiii…", actúa sobre el elemento madera y el hígado.

  • Con el brazo derecho en paralelo al suelo, el tronco gira hacia la izquierda. Se estira el brazo izquierdo y se gira a la derecha.
  • Los dientes superiores e inferiores están en paralelo y la lengua se mantienen en medio de la boca.
  • Se espira a través de los dientes. Los labios esboza una leve sonrisa y los ojos se abren bien.

Como la emoción que se vincula al hígado es la ira, al equilibrar el chi del hígado se reducen la amargura y el resentimiento.

También sirve para cuidar los ojos, que, según la MTC, son "la puerta del hígado", y para aliviar dolores de cabeza y migrañas.

El ejercicio se puede completar visualizando el color verde, asociado al hígado.

Artículo relacionado

Chi kung

Chikung: la gimnasia china de la serenidad

2. Sonido "he"

Suena como "jaaa…o" y actúa sobre el corazón, cuya elemento es el fuego y la emoción asociada, la alegría desmedida, la euforia.

  • La parte posterior de la legua toca los dientes. Los labios están entreabierto y el aire sale entre la lengua y el paladar.

Al equilibrar el chi del corazón se pueden mitigar la inquietud, el insomnio, las palpitaciones, así como emociones como los celos y la envidia.

El corazón está asociado con la lengua y con el color rojo, que podemos visualizar con los ojos cerrados mientras emitimos el sonido.

3. Sonido "hu"

Pronunciamos el sonido "juuu…o" que resuena en el bazo, dominado por el elemento tierra, y permite alivar las obesisiones y preocupaciones.

  • Los lados de la lengua se curvan hacia arriba y la espiración es algo gutural, procede de la garganta.
  • Los labios se estrechan formando una apertura redonda.

También ayuda a mejorar los problemas digestivos porque, en la medicina china, el bazo es esencial para extraer la enegía de los alimentos.

Por otra parte, el bazo está asociado con los labios, la boca y el color amarillo.

Artículo relacionado

6-ejercicios-de-chikung-que-activan-tu-energia_156

6 ejercicios de chikung que activan tu energía

4. Sonido "si"

Suena com "tzeee…" y actúa sobre el pulmón, relacionado con el elemento metal y la tristeza. Por lo tanto, este sonido refuerza el pulmón y mejora el estado de ánimo. Esta indicado cuando se sufre asma o tos.

  • Los dientes superiores e inferiores están en paralelo y dejan un espacio estrecho entre ellos.
  • La punta de la lengua reposa en la parte posterior de los dientes inferiores.
  • Se espira a través de los dientes mientran los labios dibujan una suave sonrisa. Se produce una resonancia nasal.

El pulmón está asociado con la nariz y con el color blanco. Trabajar la energía de pulmón puede llegar a producir una profunda sensación de felicidad.

5. Sonido "chui"

Pronunciamos el sonido "chueee…" para mejorar el funcionamiento del riñón, gobernado por el elemento agua y relacionado con la emoción del miedo.

  • La lengua se lleva hacia atrás y los labios se tensan, separando las comisuras.
  • Se espira desde la garganta a través de los lados de la lengua y entre los labios que mantienen tensión.

La energía del riñón es muy importante para el organismo, por lo que al potenciarla podemos sentirnos mejor a todos los niveles.

El ejercicio esta indicado cuando se sufren problemas renales o de vejiga y además combate la ansiedad y el miedo.

El riñón está asociado al oído y al color negro.

Artículo relacionado

2

6 posturas de chikung para despertar tu energía y regenerarte

6. Sonido "xi"

Emitimos el sonio "siii…" y al hacerlo actuamos sobre el órgano denominado "triple calentador", que se refiere a funciones que involucran varios órganos y sus funciones principales son regular el flujo de líquidos y energía, así como la generación de calor.

  • Acercar las muelas superiores e inferiores sin que lleguen a tocarse.
  • La punta de la lengua toca los dientes inferiores.
  • Esbozar una sonrisa y espirar desde la zona de los dientes posteriores.

Para aprender a realizar los ejercicios y emitir correctamente los sonidos es necesario aprenderlos de un maestro cualificado. Por otra parte, los "6 sonidos curativos" no pueden sustituir ningún tratamiento médico. Ante cualquier problema de salud es necesario obtener un diagnóstico correcto. Los tratamientos de la medicina china pueden ofrecer una ayuda complementaria.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?