ojos

Cuida la vista

10 hábitos y alimentos para mantener los ojos sanos

Los ojos son una parte muy delicada del cuerpo. Una buena alimentación y la práctica de unos hábitos adecuados te ayudarán a evitar problemas.

Jaume Pauné

Cuando se piensa en cuidar la salud se suele atender al colesterol, al corazón o a los huesos pero no debemos olvidarnos de los ojos. Ver bien es también muy importante.

Estos son los mejores alimentos para mantener la salud ocular

Aparte de llevar un estilo de vida sano y activo, consumir más a menudo estos alimentos o nutrientes te ayudará a mantener los ojos sanos y a prevenir la aparición de trastornos oculares.

1. Alimentos amarillos

La luteína y zeaxantina son pigmentos de color amarillo, solubles en grasa, que se concentran en la mácula. Su papel es evitar la formación de radicales libres y moléculas oxidativas, que dañan las membranas de las células de los tejidos oculares. Una dieta alta en luteína y zeaxantina podría reducir el riesgo de cataratas y de la degeneración macular.

Se encuentran en alimentos como el brécol, las semillas de trigo, la col de Bruselas, el apio, el mango, la papaya o la naranja.

2. Alimentos ricos en betacaroteno

Las frutas y hortalizas de color naranja son ricas en betacaroteno, un precursor de la vitamina A, que ayuda a regenerar la púrpura visual, lo que mejora la visión nocturna.

Por ejemplo, son ricas en betacaroteno las zanahorias, las calabazas y las espinacas.

5 alimentos de otoño cargados de betacarotenos

Regenerativos y antioxidantes

5 alimentos de otoño cargados de betacarotenos

3. Vitamina E

El germen de trigo es muy rico en vitamina E, gran antioxidante, que protege la vista del daño de los radicales libres.

Son alimentos ricos en vitamina E la almendra, la avellana, el lino o las semillas de girasol.

4. Zinc

Este mineral cumple un papel básico en la inmunidad y ayuda a liberar la vitamina A del hígado para que pueda utilizarse en el tejido ocular. Su deficiencia puede provocar deterioro de la mácula.

Las legumbres, las semillas y los frutos secos son una buena fuente de zinc.

Hábitos y ejercicios para una vista sana

No solo con la alimentación conseguirás mantener una buena salud ocular. Estos ejercicios y hábitos diarios fáciles de aplicar, también te ayudarán.

5. Haz descansos a lo largo del día

Descansa al menos una vez cada hora. Puedes irte al baño, a descansar o a beber algo.

Si no puedes moverte del sitio te damos algunas opciones que también te servirán:

  • Cierra los ojos suavemente, relájalos y parpadea de forma exagerada un momento.
  • Mira a lo lejos sin fijar la mirada en nada durante 15 segundos.
  • Sentado, ejecuta un suave palmeo en los ojos con las palmas de las manos ligeramente ahuecadas, sin presionar. Luego cierra los ojos, respira profundamente y fija la atención en la oscuridad unos minutos.

6. Entrena el enfoque

Para prevenir la vista cansada hay que estimular el músculo ciliar. Este ejercicio te ayudará:

  • Tápate un ojo, mira un objeto lejano y enfócalo.
  • Luego, mira un objeto cercano y enfócalo.
  • Ve alternando así el enfoque durante dos minutos.

7. Ejercita la visión binocular

Para coordinar mejor ambos ojos busca un momento cada día para realizar este ejercicio. No tardarás ni cinco minutos:

  • Sostén un lápiz a 40 cm de los ojos y acércalo despacio.
  • Mira lejos y vuelve a forzar la convergencia sobre el lápiz.
  • Alterna la vista así dos minutos. Al mirar lejos, el lápiz se ve borroso y doble.
  • Realiza el ejercicio con los dos ojos.

8. Moviliza los ojos

Para dar agilidad a los ojos sostén un lápiz con la mano y míralo mientras lo desplazas lentamente en vertical, horizontal y en círculos.

Al terminar, parpadea rápido varias veces, cierra los ojos y relájate.

9. Utiliza una buena iluminación

Utiliza lámparas de luz indirecta, preferiblemente de "luz día" o con un CRI superior a 90, o bien fluorescentes antiparpadeo.

En la zona de trabajo la luz debe ser homogénea, sin zonas de contraste.

10. Humidifica el ojo

Para compensar la sequedad que provocan el aire acondicionado o la calefacción, puedes usar lágrima artificial y un humidificador.

Jaume Pauné es optometrista

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?