4 remedios naturales con raíces para el invierno

Estas raíces medicinales son ideales como remedios para resfriados, dolores articulares, digestiones pesadas y otras molestias típicas del invierno.

Raíces medicinales para el invierno
Stockfood

Las raíces son los órganos subterráneos de la planta que la sujetan y permiten la absorción de agua y otras sustancias nutritivas. En la raíz los nutrientes se acumulan sobre todo en otoño, debido a que con la llegada del frío la planta reduce la actividad, y en primavera, para empezar el proceso de floración.

Es especialmente en estas estaciones cuando podemos aprovechar todos los nutrientes que nos brindan las raíces comestibles como la zanahoria, el nabo e incluso algunas raíces menos conocidas, pero igual de ricas y sustanciosas como las que nos recomienda Santi Ávalos.

Además, hay muchas plantas con raíces medicinales que podemos cosechar y aprovechar así sus propiedades durante la estación más fría para aliviar algunas molestias comunes.

Con el invierno a la vuelta de la esquina, en este artículo queremos destacar algunas de estas raíces medicinales y sus propiedades, indicando para qué sirven especialmente en invierno, cómo se utilizan y si tienen contraindicaciones. ¿Las tienes ya en tu botiquín natural de invierno?

Raíces medicinales para el invierno: regaliz
Stockfood

1. Regaliz (Glycyrrhiza glabra L.)

El regaliz es una planta medicinal con mucha historia. Se utilizaba ya en el antiguo Egipto, donde sus raíces eran apreciadas por sus propiedades refrescantes y tonificantes.

Para qué sirve

Tradicionalmente, el regaliz se ha utilizado para aliviar trastornos digestivos y en el tratamiento de la acidez gástrica. Además, es muy difundido su uso como antiviral y protector de las vías respiratorias.

Los beneficios de la raíz de regaliz se atribuyen sobre todo a la glicirricina y otras sustancias como los antioxidantes. La sinergia de sus compuestos activos resulta beneficiosa en el alivio de problemas digestivos relacionados con el estrés y las comidas abundantes.

Tomar regaliz también ayuda a proteger las vías respiratorias y atenúa tos, dolor de garganta y otros síntomas de gripes y resfriados en invierno.

En la actualidad, esta raíz medicinal llama la atención de los investigadores por su potenciales efectos antidiabéticos y propiedades antidepresivas y tranquilizantes que podrían proteger contra enfermedades del sistema nervioso.

Cómo se toma

Se puede tomar la raíz pura o utilizarla para preparar infusiones. También encontrarás fácilmente extractos de regaliz puro en forma de jugos o caramelos.

Precauciones

La glicirricina presente en esta raíz medicinal produce un aumento de la tensión arterial, por lo que las personas con problemas de hipertensión deben tomarla con moderación u optar por extractos desglicirrinados. Es recomendable tomarla con moderación también durante el embarazo y la lactancia.

Raíces medicinales para el invierno: cúrcuma
Stockfood

2. Cúrcuma india (Curcuma longa L.)

La raíz de la cúrcuma se emplea para obtener la especia homónima, ingrediente fundamental en el curry, la mezcla de especias más utilizada en la cocina de Asia Meridional. En la industria alimentaria también se utiliza como colorante en quesos y otros alimentos y la encontrarás en las etiquetas de los ingredientes como E100.

Para qué sirve

Esta raíz es renombrada también por sus beneficios para la salud. Ya la medicina ayurvédica y la medicina tradicional china exaltaban sus propiedades digestivas, depuradoras y hepatoprotectoras.

En los últimos años ha crecido el interés hacia esta especia medicinal por sus efectos antiinflamatorios y de alivio de dolores articulares entre otras propiedades demostradas.

La acción medicinal de esta planta se debe a la curcumina, considerada un antiinflamatorio natural, y a los aceites esenciales presentes en la raíz de cúrcuma que tienen un potente efecto antioxidante.

Cómo se toma

Puedes añadir raíz de cúrcuma fresca o en polvo en tus platos para que resulten más digeribles o utilizar suplementos de cúrcuma para prevenir o aliviar la inflamación de las articulaciones por el frío.

Raíces medicinales para el invierno: jengibre
Stockfood

3. Jengibre (Zingiber officinale Roscoe)

Para el alivio de los trastornos comunes del invierno no podemos olvidar otra raíz medicinal originaria de Asia Meridional que pertenece a la familia de las Zingiberáceas, como la cúrcuma. Hablamos del jengibre, una de las raíces medicinales más utilizadas en la culinaria y medicina de India y China.

El aroma fresco, sabor picante y propiedades curativas de esta raíz han facilitado su difusión en todo el mundo. Tanto es así que hoy día se puede adquirir fácilmente en cualquier supermercado o tienda de frutas y verduras.

Para qué sirve

Así como ocurre con otras especias y aromáticas, el uso del jengibre en cocina está relacionado con sus efectos digestivos. Sin embargo, esta raíz no solo es digestiva, sino también antiinflamatoria y antiemética (controla las náuseas).

Cómo se toma

La raíz fresca de jengibre se puede utilizar para dar sabor y favorecer la digestión de platos dulces y salados. También puedes preparar infusiones con la raíz de jengibre o tomarlo en forma de extractos para aliviar síntomas del resfriado común.

Por último, vale la pena recordar el efecto estimulante de la circulación que produce esta raíz y que tomar infusiones de jengibre en invierno ayuda a combatir el frío.

Raíces medicinales para el invierno: ginseng
Stockfood

4. Ginseng (Panax ginseng)

Las molestias intestinales de origen viral o causadas por los excesos en la dieta y los resfriados son entre los trastornos más frecuentes en invierno, pero hay más. De hecho, hay muchas personas a las que en esta época del año la falta de luz y el frío afectan también a nivel anímico. Por esto, recomendamos tener a mano otra raíz medicinal ahora que nos preparamos para vivir los días más fríos y cortos del año.

Para qué sirve

El ginseng se considera un gran aliado en caso de astenia estacional que causa síntomas como fatiga y debilidad. Los compuestos activos del Panax ginseng actúan como tónico general del organismo, mejorando la respuesta de nuestras defensas frente al estrés y a los trastornos comunes de esta estación.

Los extractos de raíz de ginseng se pueden adquirir en herbolarios y tiendas de dietética y, además de ser indicados para prevenir trastornos, pueden ser muy útiles para favorecer la convalecencia tras una gripe y fortalecer el sistema inmune.

Otros efectos destacados de la raíz de ginseng son la acción estimulante sobre el sistema nervioso central con una mejora de la concentración. Además, su poder antioxidante ayuda a proteger el sistema cardiovascular, actuando como hipoglucemiante, hipocolesterolemiante, hepatoprotector y antiinflamatorio.

Por último, ¿sabías que tanto el ginseng como la cúrcuma estimulan la producción de serotonina y aumentan la sensación de bienestar? Sigue este enlace para descubrir los alimentos que mejoran tu humor.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?