Ansiedad en los viajes

Miedo a volar: 4 plantas relajantes para llevar contigo

Plantas medicinales de latitudes muy distantes te ayudan a superar la ansiedad que producen los viajes, sobre todo cuando se coge el avión.

Jordi Cebrián

valeriana-officinalis-ansiedad. Valeriana contra la ansiedad

1 / 4

Valeriana contra la ansiedad

La valeriana (Valeriana officinalis) es el gran remedio tradicional de herbolario. En dosis adecuadas y tratamientos sistemáticos, combate la ansiedad leve, el estrés y el insomnio. Reduce la taquicardia y la irritabilidad nerviosa, y alivia los espasmos gastrointestinales de origen nervioso, tan frecuentes en los viajes.

Con fines medicinales se utilizan las raíces. Para viajar, lo más práctico es tomarla en forma de cápsulas o comprimidos, de 3 a 6 al día.

ashwagandha-withania-somnifera. Ashwagandha para los viajes largos y estresantes

2 / 4

Ashwagandha para los viajes largos y estresantes

A la ashwagandha (Withania somnifera) se la conoce también como ginseng indio. De hecho, es una planta esencial en la fitoterapia de la India, pero que se encuentra naturalmente en la costa mediterránea.

Resulta muy útil porque aumenta la resistencia en situaciones estresantes. Aporta vigor, combate el exceso de estrés y de ansiedad, ayuda a relajar los músculos y facilita el sueño. En la India se usa especialmente para favorecer la relajación muscular, lo cual viene muy bien contra la rigidez que provoca permanecer muchas horas sentados.

Por todo ello, la ashwagandha resulta ideal para soportar los viajes largos.

En fitoterapia se utilizan la raíz, las hojas y las bayas frescas. Lo más práctico en los viajes es llevársela en cápsulas, comprimidos o bien en polvo (en dosis de 500 mg de extracto), aunque también puedes encontrar el extracto líquido.

te-montana-sideritis-syriaca. Té de montaña frente a los mareos

3 / 4

Té de montaña frente a los mareos

El té de montaña cretense (Sideritis syriaca) es un buen bálsamo digestivo, de grato sabor, que combate las indigestiones nerviosas, el mareo y las ganas de vomitar.

Se utilizan las sumidades floridas, de propiedades antiespasmódicas, digestivas, sedante y antibacterianas.

Puedes llevarte una provisión de planta seca para tomar en infusión en cuanto sientas la necesidad. Puede ser un infusión simple, solo de té de montaña, con algún endulzante o un poco de menta.

eleuteroco-eleutherococcus-senticosus. Eleuterococo para rebajar la tensión

4 / 4

Eleuterococo para rebajar la tensión

El eleuterococo (Eleuterococus senticosus), una planta siberiana, supone un excelente aliado para presentar batalla al estrés.

Posee propiedades adaptógenas que elevan el nivel de resistencia ante situaciones de tensión, debilidad y agotamiento físico y mental.

Te lo puedes llevar en el botiquín de viaje en forma de comprimidos o cápsulas. Se toman de 3 a 6 diarias, según las necesidades.

Infusión de emergencia para tus viajes

Vacaciones como la seda

Infusión de emergencia para tus viajes

Plantas contra la ansiedad en los viajes

Viajar y sobre todo viajar lejos ya es para muchos la quintaesencia de lo que son unas buenas vacaciones. Contacto con otras culturas, paisajes exóticos y virginales y una buena dosis de aventura...

Pero no son pocos los viajeros, incluso experimentados, que ante cada nuevo viaje deben enfrentarse al fantasma del miedo a volar. Las turbulencias en vuelo, una mala experiencia volando o bien una sensación persistente de inseguridad convierten algo tan frecuente para muchos como es volar en un auténtico suplicio.

La fitoterapia es una buena opción que se puede probar antes de caer en el uso de tranquilizantes o ansiolíticos.

Tienes a tu disposición plantas con un efecto ansiolítico que te pueden ser muy útiles, como la valeriana (Valeriana officinalis). Además de calmar la ansiedad, ayuda a relajar la musculatura y a controlar la taquicardia y la irritabilidad.

También puedes recurrir a plantas adaptógenas, como el eleuteroco (Eleutherococcus senticosus), que te ayudan a mantener bajo control el estrés, o la ashgawandha (Withania somnifera), con una larga tradición de uso en la medicina ayurvédica, entre otras cosas, como tranquilizante y relajante muscular.

Finalmente, entre las plantas digestivas, hemos incluido el té de montaña (Sideritis syriaca), que estabiliza el estómago y alivia el mareo y las ganas de vomitar, muchas veces acentuados cuando uno se pone nervioso en los viajes.

Inclúyelas en tu botiquín de viaje, especialmente si tienes miedo a volar o te inquietan o agotan los desplazamientos largos, no solo en avión sino también en barco, en automóvil o en tren.

Este artículo se ha elaborado con​ la asesoría de Josep Maria Teixé, herborista de El Manantial de Salud.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?