Higiene natural

Cómo tratar el olor a sudor de manera natural

Sudar es sano y necesario, ya que regula la temperatura corporal y elimina toxinas. El problema surge cuando se suda en exceso o el olor resulta demasiado manifiesto. Te explicamos porqué puede pasar esto y cómo solucionar el problema.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

El olor a transpiración corporal no siempre está relacionado con una mala higiene. Algunas personas notan un olor a sudor incluso después de una ducha profunda. En algunos casos, esto puede ser causado por una enfermedad llamada bromhidrosis. Incluso con una buena higiene personal, los afectados huelen fuertemente a sudor.

Algunas alteraciones como el hipertiroidismo, la diabetes o enfermedades hepáticas y renales, y las fluctuaciones hormonales durante la pubertad, el embarazo o la menopausia también pueden favorecer el olor corporal. Pero la sudoración intensa también puede aparecer sin que exista una alteración subyacente. Varios favores pueden favorecerla:

  • Altas temperaturas.
  • Actividad física extenuante.
  • Hipertiroidismo.
  • Nerviosismo, estrés, miedo.

Artículo relacionado

¿Qué es la bromhidrosis?

La bromhidrosis, bromohidrosis u osmhidrosises es la hipersudoración y mal olor causado por una alteración en el funcionamiento de las glándulas sudoríparas apocrinas. No importa el calor que haga, el cuerpo produce demasiado sudor y este huele de manera desagradable.

El olor corporal se produce cuando las bacterias descomponen el sudor de la piel. Este proceso de descomposición crea el olor a sudor, que a menudo nos resulta desagradable. Las personas que padecen bromhindrosis tienen un fuerte y casi permanente olor a sudor.

Las axilas y los pies son dos partes corporales que se ven particularmente afectadas. Las hormonas (por ejemplo, durante la pubertad y la menopausia), la presión arterial alta y el estrés pueden aumentar los síntomas.

Esta alteración puede suponer una inmensa carga psicológica para los afectados.

Tratamiento médico convencional del mal olor corporal

Es importante que si notas un olor inexplicable a sudor, vayas a ver a tu dermatólogo y le pidas que te aclare cual es la causa. Si sufres bromhidrosis, hay algunas maneras de controlar la afección, entre ellas:

  • Iontoforesis (se aplica una corriente eléctrica débil sobre la piel; el tratamiento se puede hacer en casa)
  • Inyección de botox, que seca las glándulas sudoríparas durante unos meses.
  • Extirpación quirúrgica de las glándulas sudoríparas.
  • Ayuda psicólogica.

Artículo relacionado

Olor a sudor a pesar de ducharte, lo que puedes hacer tú misma

Si no hay una enfermedad detrás del fuerte olor a sudor, hay formas de controlar el desagradable olor que desprende el sudor de las axilas:

  • La higiene personal minuciosa y regular es importante. Enjabónate a fondo, espera unos minutos y enguaga bien.
  • No te duches demasiado caliente ni durante demasiado tiempo, para no calentar demasiado el cuerpo y favorecer la sudoración.
  • Sécate inmediatamente después de la ducha y aplícate un desodorante natural.
  • Afeitarse el vello de las axilas reduce la acumulación de sudor y mejora la ventilación de la piel.
  • No te duches inmediatamente después de hacer ejercicio, espera hasta que empieces a sudar otra vez.
  • Evita el café, el alcohol y el tabaco, pues favorecen la sudación.
  • Los remedios caseros como la infusión de salvia, el vinagre de manzana o el limón pueden inhibir la sudoración.

Remedios caseros para el olor a sudor

Bicarnonato de sodio

El bicarbonato tiene efecto antibacteriano y neutraliza el olor a sudor. Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio con un poco de agua hasta formar una pasta espesa. Agregua unas gotas de aceite esencial para obtener un aroma fresco.

Luego frota la pasta debajo de tus axilas y déjala actuar durante unos 15 minutos. A continuación enjuaga la zona axilar con agua tibia y repite el procedimiento todas las mañanas durante algunas semanas.

Artículo relacionado

Suda menos con vinagre de manzana

El vinagre de manzana ayuda contra la sudoración excesiva porque hace que las glándulas sudoríparas se contraigan y se reduce la sudoración.

La forma más fácil y efectiva de usarlo es frotar las axilas con vinagre de manzana antes de acostarse y dejar actuar toda la noche. Elimínalo con la ducha matinal.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?