Vértigo: causas y consejos naturales para recuperar el equilibrio

Los mareos o vértigos pueden ser inofensivos, pero también pueden indicar enfermedades graves. Descubre las numerosas causas que pueden causarte sensación de desequilibrio y consejos para aliviar los mareos de forma natural.

Mujer con vértigo
iStock Photo.AndreyPopov

El mareo también se llama vértigo en terminología médica y no es una enfermedad en sí misma, sino un síntoma que puede indicar una amplia variedad de trastornos.

El mareo o vértigo indica que hay un problema en el sistema del equilibrio, que puede ser inofensivo pero también un peligro.

¿Qué tipos de vértigo existen?

El mareo se puede clasificar de diferentes maneras, por duración o lugar de origen, pero también por cómo lo experimentan los afectados. A continuación describimos cuándo hablamos de balanceo, giro, levantamiento y vértigo.

  • Vértigo de balanceo. En esta forma, los afectados tienen la sensación de que el suelo debajo de ellos similar, similar a lo que ocurre realmente en un barco.
  • Vértigo de giro. Los afectados se sienten como en un tiovivo, tienen la sensación de que quienes los rodean o ellos mismos están dando vueltas en círculos.
  • Vértigo de ascenso. Esta forma de vértigo te da la sensación de que subes o bajas, como en un ascensor.
  • Aturdimiento. Esta forma suele ser difícil de describir para los afectados. Te sientes como si estuvieras borracho o sumido en una niebla. Se puede describir como estar "colocado" o "flotando".

Las 6 causas más comunes

1. Mareos causados ​​por la psique

Esta forma, también conocida como vértigo psicógeno o somatomorfo, es la más común. Puede tener causas puramente psicológicas o desarrollarse después de una enfermedad física (con vértigo como síntoma) que ya ha sido tratada con éxito.

La afección más común es el llamado vértigo fóbico por balanceo, en el que los afectados se sienten inestables al caminar y al estar de pie. Ocurre en situaciones que provocan ansiedad, como en un ascensor, entre una multitud o en las alturas.

También puede ocurrir como parte de un ataque de pánico junto con síntomas como temblores, palpitaciones, sudoración o sensación de desmayo. Las personas con depresión también pueden sufrir mareos persistentes.

2. Vértigo posicional benigno

Esta es la segunda forma más común de vértigo, diagnosticada en casi uno de cada cinco pacientes con vértigo. Cuando aparece por primera vez, puede parecer muy amenazante para la persona afectada, aunque, como su nombre indica, se considera benigno.

Esta forma de vértigo se caracteriza por ataques repetidos de vértigo rotatorio, que se desencadenan por un cambio en la posición de la cabeza.

El vértigo puede aparecer por la mañana al levantarse de la cama y estar acompañado de náuseas y vómitos. Si el afectado se vuelve a tumbar o mantiene la cabeza en una posición estable, la desagradable sensación de dar vueltas desaparece al poco tiempo.

Se cree que el vértigo posicional benigno es causado por residuos de cal en los canales semicirculares del oído interno, que forman parte del sistema vestibular. La terapia más eficaz para el vértigo posicional benigno son las llamadas "maniobras de reposicionamiento canalicular", que deber ser prescritas y explicadas por un médico después del diagnóstico.

3. Migraña vestibular

Son características típicas de las migrañas vestibulares los ataques de vértigo, que van acompañados de náuseas y vómitos y pueden durar desde unos minutos hasta una hora. A menudo le sigue dolor de cabeza en un lado, aunque esto no ocurre en el 30% de los afectados.

También se producen síntomas típicos de la migraña como sensibilidad a la luz y al ruido, irritabilidad y cansancio, así como la necesidad de retirarse a una habitación tranquila y oscura.

En las migrañas vestibulares, al igual que en las migrañas clásicas, es importante evitar los factores desencadenantes comoel estrés, la falta de sueño, el consumo de cafeína y alcohol, la falta de líquidos o el uso frecuente de medicamentos.

Ciertos alimentos que contienen histamina, como el vino tinto o el queso duro, así como potenciadores del sabor o edulcorantes artificiales como el aspartamo, también pueden favorecer la aparición de los síntomas.

4. Enfermedad de Ménière

Los síntomas típicos de la enfermedad de Menière son ataques de vértigo que ocurren repetidamente, así como problemas de audición, que generalmente se manifiestan por pérdida auditiva unilateral o tinnitus.

A diferencia del vértigo posicional, los síntomas no se producen debido a un movimiento específico, sino que atacan a los afectados sin un evento desencadenante. Duran entre una y seis horas, rara vez hasta 24 horas.

La causa de estos síntomas es una mayor acumulación de líquido en el oído interno. Sin embargo, no está claro cómo se produce esto. En alrededor del 80% de los afectados, los ataques de vértigo desaparecen al cabo de varios años, pero la discapacidad auditiva puede persistir.

La enfermedad de Menière se considera incurable y por ello se trata en la medicina convencional con cortisona o betahistina para aliviar los síntomas.

5. Vestibulopatía unilateral aguda (neuritis vestibular)

Los afectados por vestibulopatía unilateral aguda, un trastorno unilateral del órgano del equilibrio en el oído interno, experimentan una aparición repentina de vértigo, que puede durar al menos 24 horas o hasta varios días y puede ir acompañado de síntomas como náuseas y ganas de vomitar, tendencia a caerse y movimientos oculares incontrolables en reposo.

Se supone que la causa es una infección por el virus del herpes simple o una reactivación de este virus. También se ha observado que los afectados suelen sufrir previamente una infección del tracto respiratorio superior.

El curso de la vestibulopatía unilateral es benigno. La mayoría de los afectados afirman que los síntomas desaparecen como máximo al cabo de 12 semanas.

6. Vestibulopatía bilateral

La vestibulopatía bilateral es un trastorno  del sistema de equilibrio en el oído interno y se caracteriza por mareos que aumentan con el movimiento, en la oscuridad o en terrenos irregulares. Cuando las personas mueven la cabeza rápidamente o caminan, perciben que su entorno se balancea o tiembla.

La causa identificable más común de vestibulopatía bilateral es el uso de aminoglucósidos, un grupo de antibióticos. Los aminoglucósidos se encuentran entre los medicamentos que pueden dañar la audición.

Otras posibles causas

Además de las enfermedades mencionadas anteriormente, los mareos pueden estar asociados con muchas otras enfermedades, como trastornos de la circulación en el cerebro, esclerosis múltiple, tumores, lesiones cerebrales traumáticas, intoxicaciones y arritmias cardíacas.

Otros motivos:

  • Vértigo cervicogénico. Dado que los síntomas se observan a menudo en estudios de lesiones y daños en la columna cervical o desgaste de la columna (espondilosis), se supone que el mareo se debe a alteraciones en las articulaciones vertebrales, los músculos y la fascia. 
  • Presión arterial alta y baja y fluctuaciones de la presión arterial. Tanto la presión arterial alta como la presión arterial baja pueden provocar vértigo. La hipotensión ortostática también es una posible causa (descenso de la presión arterial al ponerse de pie).
  • Niveles altos o bajos de azúcar en sangre y fluctuaciones de azúcar en sangre. Si te sientes mareada una y otra vez, los niveles altos de azúcar en sangre, los niveles bajos de azúcar en sangre o las fluctuaciones en los niveles de azúcar en sangre también pueden ser responsables.
  • Medicamentos. Ciertos medicamentos, como sedantes o pastillas para dormir, relajantes musculares, analgésicos fuertes, antiepilépticos, antidepresivos, medicamentos para la migraña o medicamentos cardiovasculares, pueden provocar vértigo como efecto secundario o si se toman en dosis demasiado altas.
  • Deficiencia vitaminica. En algunos estudios ya se ha relacionado la deficiencia de vitamina B12 y la deficiencia de vitamina D con el vértigo.
  • Intolerancias alimentarias. Las intolerancias a la histamina, la lactosa o el gluten pueden dar, además de problemas digestivos como diarrea, estreñimiento o flatulencias, mareos o dolores de cabeza.

Cuando se debe ir al médico

Si el mareo aparece repentinamente y no desaparece en pocos minutos, debes acudir al hospital lo antes posible, porque la causa puede ser un derrame cerebral, una arritmia cardíaca o una crisis de presión arterial.

Si solo te sientes mareado en determinadas situaciones, una visita al médico no es tan urgente. Sin embargo, debes pedir hora para realizar una consulta ordinaria. 

6 consejos que pueden ayudar con los mareos

A continuación te daremos algunos consejos sobre cómo puedes ayudar a tu cuerpo a superar el vértigo.

1. El ginkgo

Se ha demostrado que el gingko en ocasiones es eficaz contra varias enfermedades, como el  tinnitus y alteraciones en la circulación periférica. Hay estudios que sugieren efectos positivos sobre el vértigo. 

3. Evita el estrés

En algunas enfermedades, como la enfermedad de Menière o la migraña vestibular, el estrés puede desencadenar ataques de mareos. Por lo tanto, es importante evitar el estrés a largo plazo debido al exceo de trabajo o a las relaciones complicadas.

4. Duerme lo suficiente

En algunos casos, como en las migrañas vestibulares, los mareos también pueden deberse a la falta de sueño. Por lo tanto, asegúrate de dormir entre 7 y 8 horas por noche o recuperar el sueño si tienes que trabajar por la noche.

5. Asegúrate de consumir suficiente vitamina D y vitamina B12

Como describimos anteriormente, los mareos a menudo se asocian con niveles bajos de vitamina D y/o vitamina B12. Por lo tanto, controla tu estado vitamínico y toma suplementos para corregir la deficiencia si el médico te los aconseja.

6. Cuida tu dieta

En algunos casos, como la enfermedad de Menière o la migraña vestibular, los mareos se pueden mejorar siguiendo ciertas reglas dietéticas, que describimos a continuación.

  • Reduce tu consumo de sal y azúcar
  • Evita el consumo de alcohol y cafeína
  • Evita el tabaco
  • Bebe suficiente agua

Referencias científicas:

  •  Wu, Y. et al. Decreased 25-Hydroxyvitamin D levels in patients with vestibular neuritis. Frontiers in Neurology.
  • (2). Gulacti, U., Lok, U., Hatipoglu, S., Aktas, N., Borta, T., Hatipoglu, F., & Arpaci, A. Assessment of vitamin B12 and folic acid deficiency in emergency department as a cause of acute presentation of dizziness. Acta Medica Mediterranea (2014).
  • (3). Gao, X., Cheng, Y., Liu, F., Han, X., & Liu, C.The clinical efficacy and safety of Ginkgo biloba in vertigo patients: A meta-analysis. Advances in Integrative Medicine. (2023).

 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?