Remedios caseros para el resfriado del bebé

El resfriado en bebés es muy común y en la mayoría de casos los síntomas desaparecen por sí solos. Sin embargo, puedes aliviar los síntomas con los remedios caseros adecuados.

Bebé acostado
iStock Photo.Tatyana_tomsickova

Al comienzo de sus vidas, los bebés aún no tienen un sistema inmunológico completamente desarrollado, por esta razón tienen que lidiar con resfriados con más frecuencia que un adulto.

Las vías respiratorias superiores, es decir, la boca, la nariz y los senos paranasales, así como la garganta, suelen verse afectadas. Hay que tener en cuenta que hasta doce resfriados al año en los bebés se consideran normales y no preocupantes.

Los bebés se contagian igual que los adultos

Al igual que los adultos, los bebés se infectan con los virus del resfriado a través de gotitas de saliva, que se transmiten al toser, hablar o estornudar, por ejemplo.

Ciertas circunstancias pueden aumentar el riesgo de resfriados en los bebés como, por ejemplo, patrones de sueño irregulares, el cansancio, el estrés y otras enfermedades asociadas.

Resfriado en bebés: estos son los síntomas

Los bebés aún no pueden hablar y, por lo tanto, no pueden decirte que están resfriados ni lo que sienten. Los resfriados en los bebés se pueden reconocer por los siguientes síntomas:

  • Más gritos y llantos de lo habitual
  • Dificultad para calmarlo
  • Estornudos
  • Mocos
  • Tos
  • Posiblemente fiebre

Si notas que tu bebé está resfriado con fiebre, es importante acudir al pediatra para que le haga una revisión y así descartar otras patologías.

Remedios caseros aptos para el bebé resfriado

Si tu bebé se ha resfriado, puedes ayudarlo con algunos remedios caseros. Los resfriados en los bebés suelen desaparecer por sí solos en unos pocos días. Sin embargo, puedes aliviar los síntomas:

  • Inhalaciones: Tu bebé puede inhalar con nebulizadores ultrasónicos o de chorro especiales. Bajo ninguna circunstancia se debe utilizar un cazo con agua caliente al inhalar, pues podría sufrir quemaduras. Además, evita el uso de aceites esenciales en los bebés, ya que pueden irritar las membranas mucosas e incluso provocar espasmos bronquiales potencialmente mortales. En suficiente que inhale el vapor de agua.
  • Crema: Cuando el bebé está resfriado, la piel alrededor de la nariz suele irritarse. Es buena idea aplicar algún ungüento o vaselina para favorecer la cicatrización.
  • Infusión tibia y leche materna: Los bebés solo necesitan tomar leche materna incluso cuando están enfermos. Sin embargo, a partir de los siete meses pueden tomar infusiones adecuadas, como las de anís, alcaravea o manzanilla. Lo mejor es conseguirlas ecológicas para que estén libres de pesticidas químicos sintéticos. Ojo con la popular infusión de hinojo, ya que los niños sólo deben beberla a partir de los cuatro años.
  • Humedad: El aire húmedo es bueno para las mucosas irritadas. Aumenta la humedad de la habitación colocando paños húmedos o un recipiente lleno de agua sobre los radiadores de la calefacción. Colgar la ropa mojada en un tendedero en el salón también puede aumentar la humedad.
  • Aerosoles nasales: Si tiene problemas para respirar debido a la congestión, puedes acudir a la farmacia para que te aconsejen. A menudo la recomendación es aplicar un nebulizador descongestionante específico para bebés. Utilízalo durante un período breve y sólo cuando sea absolutamente necesario.
  • Reposo en cama: tu bebé debe permanece en la cuna durante unos días, si es posible, para que el cuerpo pueda combatir los patógenos de forma rápida y eficaz.

Muy Importante, cuándo acudir al médico

Si el resfriado de tu bebé no desaparece después de una semana o los síntomas empeoran, definitivamente debes consultar con un pediatra.

Si tu bebé tiene menos de 3 meses, llama al médico con los primeros síntomas. En los recién nacidos, es importante asegurarse de que no haya una enfermedad más grave, en particular si tu bebé tiene fiebre.

Si tu bebé tiene 3 meses o más, llama al médico si tu bebé presenta estos signos:

  •     No moja tantos pañales como de costumbre
  •     Tiene una temperatura 38 °C
  •     Parece tener dolor de oído o está inusualmente irritable
  •     Presenta una secreción amarillenta o verdosa en los ojos
  •     Se escuchan silbidos en su pecho
  •     Sufre tos persistente
  •     Tiene un llanto inusual o pasa muchas horas adormilado

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?