Hipoclorhidria: síntomas y tratamiento de la dispepsia o mala digestión por deficiencia de ácido estomacal

Síntomas como la hinchazón y la acidez a menudo se tratan erróneamente con bloqueadores de ácido, aunque en realidad existe una falta de ácido estomacal. Un exceso y una deficiencia de ácido estomacal se manifiestan con síntomas similares.

Chica con dolor de estómago
iStock Photo.Khosrork

La deficiencia de ácido estomacal o hipoclorhidria significa que hay muy poco ácido en el estómago. Puede que esto no les suene tan mal a algunas personas, ya que a menudo se habla de la acidez estomacal como un problema. Pero la deficiencia de ácido estomacal también lo es.

¿Qué es el ácido gástrico?

El ácido es un componente importante del jugo gástrico que se encuentra en nuestro estómago. Es producido por las llamadas células parietales en el revestimiento del estómago cuando es necesario, es decir, cuando hay ingesta de alimentos.

Si, por ejemplo, se come una ensalada crujiente, se forma ácido estomacal, que interviene en la descomposición de los alimentos y permite que el cuerpo absorba nutrientes importantes como vitaminas y oligoelementos.

El ácido del estómago también estimula enzimas importantes (por ejemplo, la pepsina) que están contenidas en el jugo gástrico y son importantes para la digestión de las proteínas.

Al mismo tiempo, el ácido se encarga de destruir bacterias u hongos dañinos que se ingieren con los alimentos.

Si se produce muy poca cantidad de este ácido en el estómago, puede ocurrir una serie de problemas. Debido a la falta de ácido estomacal, los alimentos ya no se digieren adecuadamente y los nutrientes importantes se absorben peor. Además, las bacterias dañinas y otros invasores pueden propagarse por todo el cuerpo.

Síntomas de déficit de ácido estomacal

Los síntomas de deficiencia y exceso de ácido son similares. Esto hace que sea difícil determinar la causa detrás de los síntomas. Muy poco ácido estomacal puede provocar los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal superior debajo de las costillas.
  • Pérdida de peso
  • Acidez
  • Náuseas y vómitos
  • Sensación de plenitud
  • Diarrea o estreñimiento
  • Sensación temprana de saciedad
  • Lengua inflamada

Las causas de la falta de ácido del estómago

La falta de ácido estomacal puede tener varias causas. Los responsables pueden ser, por ejemplo, medicamentos que inhiben la producción de ácido estomacal, enfermedades u operaciones en el estómago.

1. La gastritis tipo A puede provocar falta de ácido estomacal

La gastritis tipo A es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico produce anticuerpos contra su propio tejido. También se forman anticuerpos contra las células parietales de la mucosa gástrica, que son responsables de la producción de ácido estomacal, lo que puede provocar la deficiencia. Sin embargo, la enfermedad es muy rara y afecta sólo del 3 al 5% de los casos de gastritis.

2. Gastritis tipo B, posible causa y consecuencia de la falta de ácido 

La gastritis tipo B representa más del 90% de los casos de gastritis. Esta es una infección causada por el patógeno Helicobacter pylori. Esta enfermedad puede provocar un exceso de ácido estomacal o una deficiencia.  

3. Los inhibidores de la bomba de protones (IBP) promueven la falta de ácido estomacal

Los inhibidores de la bomba de protones (IBP) son "protectores gástricos" que se encuentran entre los medicamentos más recetados.

Los IBP inhiben la bomba de protones-potasio, una enzima en las células parietales del revestimiento del estómago. Tomar bloqueadores de ácido con regularidad puede provocar una falta de ácido estomacal y muchos otros efectos secundarios.

4. Los bloqueadores H2 pueden provocar hipoclorhidria a largo plazo

Los bloqueadores H2, también conocidos como antihistamínicos H2, también son medicamentos destinados a reducir el ácido del estómago y se utilizan, por ejemplo, para las úlceras de estómago o el reflujo. Si se toman con regularidad, también pueden provocar una falta de ácido estomacal.

Los antihistamínicos H2 actúan a través de la histamina que se libera después de una comida. La histamina se une a los receptores de histamina en el revestimiento del estómago y provoca la liberación de ácido estomacal. Cuando se toma el fármaco, los receptores se bloquean, inhibiendo así la producción de ácido estomacal. 

5. los Antiácidos provocan  falta de ácido del estómago

A diferencia de los IBP, los antiácidos actúan rápidamente y, por lo tanto, es más probable que se utilicen para síntomas agudos como la acidez de estómago. Actúan directamente en el estómago neutralizando el ácido del estómago. Los antiácidos también pueden provocar una falta de ácido estomacal si se toman con frecuencia.

6. El hipotiroidismo promueve la falta de ácido del estómago

Si tienes una tiroides poco activa, se produce menos hormona gastrina, que estimula la producción de ácido del estómago. Si la tiroides hipoactiva no se trata, puede provocar una falta de ácido estomacal.

7. El estrés crónico puede provocar una falta de ácido estomacal

Una vida cotidiana sin estrés, ya sea en el trabajo, en la relación o en la familia, es casi imposible. Sin embargo, si se acumulan cada vez más factores de estrés y no hay fases de recuperación en las que la tensión disminuya, pueden surgir síntomas y enfermedades físicas y psicológicas, incluida la falta de ácido estomacal.

Las consecuencias de la falta de ácido del estómago

Si la falta de ácido estomacal pasa desapercibida o no se trata, puede tener una serie de consecuencias.

1. Mayor riesgo de infección

Si el estómago produce suficiente ácido, se destruyen los patógenos que se ingieren a través de los alimentos. Si falta ácido estomacal, esta importante función ya no es posible, lo que significa que es más probable que se propaguen patógenos y el riesgo de infecciones es mayor.

2. Colonización bacteriana del intestino delgado

La mayoría de las bacterias que se ingieren con los alimentos normalmente son destruidas por el ácido del estómago. Sin embargo, si falta ácido estomacal, éste ingresa libremente al intestino, lo que aumenta el riesgo de colonización en el intestino delgado. Esto se denomina SIBO (sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado).

3. Peor digestión de las proteínas

La pepsina es una enzima necesaria para la digestión de proteínas. El ácido del estómago hace que esta enzima se convierta de su forma inactiva, llamada pepsinógeno, a su forma activa, pepsina.

Si falta ácido estomacal, también hay menos pepsina disponible en el estómago para digerir las proteínas, lo que puede alterar su digestión.

4. Alergias e intolerancias

Existen otras enzimas digestivas para las proteínas en el intestino delgado. Sin embargo, si estas no pasan del estómago al intestino bien predigeridas, aumenta el riesgo de que algunas finalmente no puedan digerirse completamente.

Esto aumenta el riesgo de que partículas de proteínas no completamente digeridas entren en el torrente sanguíneo, lo que a su vez aumenta el riesgo de alergias y reacciones autoinmunes.

5. Deficiencias de vitaminas y minerales

Las células parietales de la mucosa gástrica no sólo producen ácido estomacal, sino también el llamado factor intrínseco. El factor intrínseco es una proteína transportadora necesaria para la absorción de la vitamina B12 de los alimentos.

Si falta ácido estomacal, el factor intrínseco se produce en cantidades insuficientes. Esto puede provocar una deficiencia de vitamina B12.

El ácido del estómago también facilita la absorción de muchos otros nutrientes. Entre ellos se incluyen el ácido fólico, la vitamina C, la vitamina B6, el betacaroteno, el hierro, el calcio, el magnesio o el zinc. Si se produce muy poco ácido estomacal, pueden surgir deficiencias de vitaminas y minerales.

6. Mala absorción de medicamentos

El ácido del estómago juega un papel importante en la absorción de ciertos medicamentos, como algunos antibióticos y antifúngicos, el anticoagulante dipiridamol y el medicamento contra el VIH atazanavir.

cómo saber si se tiene una deficiencia de ácido estomacal 

Si sufres uno o varios de los síntomas descritos anteriormente y sospechas que puedes tener falta de ácido estomacal, puedes realizar en casa unos sencillos autotests. Si alguna de estas pruebas indica que hay una falta de ácido estomacal, debe consultar a un gastroenterólogo para realizar más pruebas.

1. Autoprueba con bicarbonato de sodio

Disuelve media cucharadita de bicarbonato de sodio en medio vaso de agua y revuelve bien la mezcla. Bebe esta agua con bicarbonato de sodio por la mañana inmediatamente después de levantarte.

Es importante que no comas nada antes y que bebas la mezcla en ayunas. Trata de tragar la menor cantidad de aire posible bebiendo el agua lentamente.

Ahora configura un cronómetro durante cinco minutos y durante este tiempo preste atención a si eructas y con qué frecuencia. Si no eructas o apenas eructas, es posible que tengas falta de ácido estomacal.

Si tienes que eructar con mucha frecuencia, es probable que tu estómago esté produciendo suficiente ácido estomacal.

Se recomienda realizar esta prueba tres veces seguidas por la mañana para saber cuánto eructas de media. Si sufres de hipertensión arterial o problemas cardíacos, no debes tomar bicarbonato de sodio por su alto contenido en sodio.
 

 

2. Autoprueba con zumo de remolacha

Para la prueba de la remolacha debes beber entre 60 y 100 ml de zumo de remolacha fresco. Si tu orina o heces se vuelven de color púrpura oscuro o rojo después de beber, esto podría ser una indicación de que sufres de falta de ácido estomacal.

La razón es que las personas con niveles bajos de ácido estomacal no pueden descomponer el pigmento betanina, que da a la remolacha su color intenso, y por lo tanto lo excretan sin cambios en la orina. Sin embargo, la orina de color rosado también podría indicar una deficiencia de hierro.

tratamientos naturales para la deficiencia de ácido en  estómago

A continuación te daremos algunos consejos sobre qué remedios naturales pueden ayudar con la falta de ácido estomacal y qué cambios en el estilo de vida son esenciales.

1. Vinagre de manzana antes de las comidas

El vinagre de manzana proporciona ácido acético, que al menos puede reducir un poco el valor del pH en el estómago. Los afectados encuentran muy agradable tomar vinagre. Las personas con exceso de ácido, por otro lado, tienen más probabilidades de reaccionar con acidez de estómago después del vinagre de manzana.

El vinagre de manzana también ayuda a regular la flora intestinal. Toma una cucharada de vinagre de manzana con muy poca agua justo antes de las comidas.

2. Sustancias amargas antes de comer

Las sustancias amargas se han utilizado para favorecer la digestión desde hace cientos de años, ya que estimulan la producción de saliva y específicamente la producción de ácido estomacal y así ponen en marcha el sistema digestivo.

Pueden ser útiles los preparados a base de raíz de genciana, diente de león, ajenjo, raíz de bardana, melón amargo, hojas de alcachofa o raíz de regaliz. La cantidad que debes consumir varía según la preparación y la forma de dosificación. Lo mejor es seguir las recomendaciones que vienen con el producto.

Las sustancias amargas suelen tomarse en pequeñas cantidades poco antes de las comidas (máximo 15 minutos antes). También puedes tomarlas junto con vinagre de manzana.

3. Enzimas digestivas antes de las comidas

Si tu deficiencia de ácido estomacal es tan grave que has desarrollado deficiencias de nutrientes, puedes utilizar preparaciones con enzimas digestivas que inicialmente pueden reemplazar las enzimas que te faltan.

Se toman directamente antes de comer, pero ya no las necesitas una vez que la falta de ácido del estómago se haya resuelto. Puedes pedirle a tu médico que te recete preparados adecuados o comprarlos tu misma como suplemento dietético, por ejemplo, la HCL betaína con pepsina.

5. Tómate tu tiempo para masticar

Intenta reservar más tiempo para tus comidas para que puedas comerlas con gusto. Si falta ácido estomacal, es especialmente importante masticar los alimentos con cuidado. Esto significa que parte de la digestión puede tener lugar en la boca, lo que alivia la tensión en el estómago y los intestinos.

Aunque puede resultar difícil al principio, asegúrate de masticar cada bocado unas 30 veces. Si tragas con avidez cada bocado después de masticarlo solo dos o tres veces, le estás dejando más trabajo al estómago, que se ve abrumado por la falta de ácido estomacal y sólo puede digerir la comida de forma incompleta.

6. Come pequeñas cantidades

Si falta ácido estomacal, las comidas copiosas son contraproducentes, ya que ejercen presión sobre el organismo y además pueden retrasar todos los procesos de curación. Por lo tanto, trata de comer porciones más pequeñas.

7. Los probióticos pueden ayudar con la acidez estomacal baja

Como se describió anteriormente, una infección por Helicobacter pylori en el estómago puede ser la causa de una falta de ácido estomacal. Una infección de este tipo suele aparecer sin que la persona afectada se dé cuenta.

 

Aunque los probióticos mejoran significativamente la infección, hasta la fecha no hay estudios que demuestren que eliminen por completo las bacterias. Para la eliminación completa es necesario un tratamiento con antibióticos bajo control médico.

8. Comer vegetales fermentados

Las verduras fermentadas, como el chucrut o el kimchi, pueden ayudar con la falta de ácido estomacal debido a su acidez, su contenido en sal (la sal es necesaria para la formación de ácido clorhídrico en el estómago) y su efecto probiótico. Mejoran la digestión, combaten bacterias dañinas como Helicobacter pylori y reducen la inflamación.

Sin embargo, ten en cuenta que la mayoría de las verduras fermentadas disponibles en latas o frascos se pasteurizan para conservarlas. Puedes hacer tus propias verduras fermentadas con repollo, zanahoria o remolacha.  

9. Evita los alimentos ultraprocesados

Los alimentos ultraprocesados ​​ricos en carbohidratos refinados, como los dulces o los productos de harina blanca, pueden provocar inflamación en el estómago y otros órganos digestivos.

Por lo tanto, asegúrate de llevar una dieta saludable, rica en frutas y verduras frescas y ecológicas, y que contenga alimentos antiinflamatorios, como limones, espinacas, brócoli, arándanos, cebollas, ajo o cúrcuma.

El jengibre también es ideal para la deficiencia de ácido estomacal debido a sus propiedades antiinflamatorias y su efecto curativo sobre los problemas digestivos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?