Bienestar de la mujer

¿Estás en la perimenopausia? 11 síntomas para reconocerla

La ausencia de menstruación no es el único síntoma. La perimenopausia es una época de cambios físicos para la mujer, que suele ir acompañada de diversos síntomas. Pero, ¿cómo se reconoce exactamente la perimenopausia? Te explicamos las 11 señales más características.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

Doce meses después de la última menstruación comienza estrictamente el periodo de menopausia. Sin embargo, a menudo se llama menopausia al periodo anterior de perimenopausia en que los ciclos son irregulares o, incluso, a la fase anterior de premenopausia, en que la producción de hormonas ha descendido pero no han llegado a producirse alteraciones del ciclo (por tanto, es una fase todavía fértil).

La perimenopausia es tan individual como la mujer misma, pero suele comenzar entre los 40 y los 50 años (la media es a los 47 años). Debido a su inespecificidad, los síntomas de la menopausia a menudo no se reconocen como tales, sino que se atribuyen al estrés u otras circunstancias. Te explicamos cómo puedes reconocerlos.

1. Ciclo irregular

Es el signo más característico, pues los cambios hormonales conducen a un ciclo menstrual irregular. Puede suceder, por ejemplo, que se omitan uno o más ciclos y que luego se acorte el ciclo.

También puede haber sangrado intermenstrual. A pesar de que es típico de la perimenopausia, antes estos sangrados se debe consultar a un ginecólogo para descartar otras causas.

2. Sofocos y sudoración

Signos bien conocidos de la menopausia son los sofocos y la sudoración. Por regla general, la sensación de calor se extiende desde la cabeza hasta el cuello y la parte superior del cuerpo y se acompaña de sudoración profusa, que cede después de unos minutos.

Se desconoce la causa exacta de los sofocos. Sin embargo, se cree que a medida que bajan los niveles de estrógeno, la temperatura corporal aumenta, lo que a su vez hace que los vasos sanguíneos se dilaten. Como resultado, fluye más sangre a través de la piel para permitir que el cuerpo expulse calor.

Artículo relacionado

3. Cambios de humor

La psique también puede verse afectada por los cambios hormonales. Debido a que la hormona sexual femenina (estrógeno) mejora el estado de ánimo, una caída en sus niveles durante la premenopausia y perimenopausia puede causar síntomas como cambios de humor e incluso estados de ánimo depresivos.

También puede producirse irritabilidad, inquietud, nerviosismo, sentimientos de ansiedad y apatía.

4. Sequedad vaginal

La perimenopausia también puede tener un impacto negativo en tu vida amorosa. Debido a la falta de estrógeno, el flujo de sangre en la vagina disminuye y se produce menos secreción vaginal, lo que puede provocar sequedad vaginal. Esta falta de humedad se puede sentir con picazón o ardor y puede afectar la vida sexual.

5. Pérdida de la libido

Cuando el equilibrio hormonal de una mujer cambia durante la perimenopausia, el bajo nivel de estrógeno puede provocar no solo unas membranas mucosas más secas, sino también una pérdida de la libido.

Si el deseo sexual se reduce severamente durante un período de tiempo prolongado, puede afectar al estado de ánimo de la mujer y afectar a su relación.

6. Trastornos del sueño

Muchas personas sufren trastornos del sueño, que pueden ser causados ​​por diversos factores. Pero el estrés y similares no siempre son responsables, los problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido suelen ser frecuentes durante la menopausia.

Estos pueden desencadenarse por los cambios hormonales y también como consecuencia de los sofocos y sudores nocturnos. La mala calidad del sueño puede a su vez provocar síntomas como falta de concentración, cansancio o dolores de cabeza, que también son típicos del período previo a la menopausia.

Artículo relacionado

7. Indigestión

Los problemas digestivos persistentes son incómodos y pueden limitar severamente la calidad de vida. Los posibles factores que son responsables de los problemas intestinales incluyen una dieta incorrecta, el uso de ciertos medicamentos y las intolerancias alimentarias. Debido a la disminución de los estrógenos, durante la menopausia también pueden presentarse síntomas como el estreñimiento.

8. Molestias en las articulaciones

Los problemas en las articulaciones también pueden ocurrir durante la menopausia. Entre otras cosas, influyen el menor suministro de agua de las membranas sinoviales o una mayor tendencia a la inflamación. En consecuencia, la falta de estrógenos puede causar síntomas similares al reumatismo o la artrosis.

9. Aumento de peso

Para muchas mujeres, la perimenopausia va acompañada de un aumento de peso. Sin embargo, esto se debe menos a los cambios hormonales y mucho más al hecho de que con paso de los años disminuye el requerimiento de calorías y la masa muscular. Por lo tanto, es importante contrarrestar esto con una dieta sana y rica en proteínas.

Artículo relacionado

10. Pérdida de cabello

Hasta un tercio de las mujeres también pueden experimentar problemas capilares, como cabello quebradizo o caída del cabello durante la perimenopausia.

Las causas hereditarias también pueden provocar cambios en el cabello durante esta época. Sin embargo, dado que la pérdida de cabello también puede ser un signo de enfermedad, se debe consultar a un médico si es inusualmente grave y se produce durante un largo período de tiempo.

11. Palpitaciones

Normalmente, las palpitaciones o el corazón acelerado son una reacción del cuerpo al miedo, la emoción o la anticipación. Sin embargo, debido a los cambios hormonales, los síntomas de este tipo también pueden presentarse durante la menopausia. Esto se debe a que se produce menos progesterona y estrógeno, lo que hace que las arterias y las arterias coronarias se dilaten.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?