Algunos de los síntomas del covid persistente o prolongado son la dificultad para concentrarse, los problemas de memoria y otras molestias debilitantes.  Investigadores de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) proponen que la inflamación en respuesta a la infección con el virus SARS-CoV-2 produce una caída en la serotonina, un mensajero químico involucrado en la regulación del estado de ánimo y la digestión, entre muchas otras funciones. 

serotonina y covid persistente: ¿qué relación hay?

El estudio, publicado en la prestigiosa revista Cell, se ha realizado con animales y ha probado que los niveles de serotonina descienden en la sangre después de la infección con el virus. Esto concuerda con estudios anteriores que habían descubierto este efecto en pacientes con covid persistente. 

Al parecer, el virus del SARS-CoV-2, aunque no se detecte en la saliva, es capaz de atrincherarse en el intestino donde dificulta la absorción intestinal del triptófano de los alimentos. El triptófano es un aminoácido necesario para que el cuerpo produzca serotonina. El virus también altera el transporte de la serotonina y favorece su descomposición. 

La serotonina en la sangre actúa sobre el nervio vago

A continuación, los científicos de la Universidad de Pensilvania comprobaron que los ratones conseguían peores resultados en las pruebas de memoria. Al aumentar el triptófano en la dieta o administrar un fármaco inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina, los ratones recuperaron la buena memoria. 

Aunque los investigadores solo han detectado el descenso en la sangre y no en el cerebro, creen que las reducciones en esta serotonina "periférica" disminuyen la actividad del nervio vago, lo que influye sobre el hipocampo en el cerebro.  Los autores del estudio esperan comprobar en próximos estudios si la suplementación con triptófano en pacientes humanos mejora sus síntomas de covid persistente. 

¿Qué es la serotonina?

En el vasto universo de nuestro cuerpo, la serotonina se ha ganado el apodo de la "hormona de la felicidad". Su influencia va mucho más allá de simplemente hacernos sentir bien. Desde el ritmo en que late nuestro corazón, pasando por la claridad de nuestro pensamiento, hasta la calidad de nuestro sueño, esta pequeña pero poderosa hormona juega un papel crucial.

Pero, ¿qué sucede cuando los niveles de serotonina se desploman? ¿Cómo podemos estimular su producción de manera natural para mantenernos en un estado de ánimo positivo y saludable? 

vídeo recomendado 

¿Te interesa mejorar tu ánimo? Esta meditación guiada te ayudará mucho: 

La serotonina actúa como un mensajero que transmite señales entre las neuronas, juega un papel crucial en la regulación de nuestras emociones y comportamientos. 

La producción de serotonina en el cerebro ocurre principalmente en una región denominada núcleo del rafe, situada en el tronco encefálico, una parte del cerebro encargada de las funciones vitales básicas. Una vez producida, la serotonina se distribuye a través de las neuronas, alcanzando diversas áreas del cerebro, donde desempeña funciones vitales. Además, la serotonina también se fabrica en el intestino por nuestras propias células y también por algunas de las bacterias de la microbiota.

serotonina: funciones y para qué sirve

La serotonina conocida popularmente como la "hormona de la felicidad" es fundamental para mantener un estado de ánimo positivo y una estabilidad emocional.

Aunque  la depresión y la ansiedad son trastornos complejos que no se deben únicamente a un desequilibrio de neurotransmisores, la serotonina juega un papel relevante en cómo nos sentimos día a día, contribuyendo a una sensación general de bienestar y felicidad. 

Además de su papel en la regulación del estado de ánimo, la serotonina tiene una amplia gama de funciones en el cuerpo. Algunas de estas incluyen:

  • Mejora del sueño: Participa en la regulación del ciclo de sueño-vigilia y contribuye a una buena calidad del sueño.
  • Modulación del apetito: Puede influir en los antojos alimentarios o la capacidad de sentirnos saciados después de una comida.
  • Regulación de la memoria, el miedo, la agresión, la ira, la respuesta al estrés y la sexualidad.
  • Control de los movimientos corporales, el reflejo del vómito y la regulación de la temperatura corporal.

Fuera del cerebro, la serotonina también regula varios procesos como los movimientos intestinales, la presión arterial, la formación de coágulos sanguíneos, y modula el sistema inmunitario. Además, tiene un papel en la maduración de los óvulos, la función del útero y la respuesta sexual masculina.

Cómo saber si tienes la serotonina baja

Varios factores pueden contribuir a un desequilibrio de serotonina. Estos factores incluyen la genética, el estrés crónico, una alimentación inadecuada, y la disbiosis o alteración de la microbiota intestinal.

Un desequilibrio en los niveles de serotonina puede manifestarse a través de varios síntomas. Estos incluyen:

  • Alteraciones del estado de ánimo, ansiedad, cambios bruscos de humor.
  • Problemas de apetito.
  • Dificultades para mantener la concentración o tomar decisiones.
  • Mayor sensibilidad al dolor.

Estos síntomas pueden ser indicativos de que la serotoninano se encuentra en niveles adecuados.  En cualquier caso, cuando se producen estos problemas puede haber involucrados muchos mecanismos: si la serotonina está desequilibrada, es muy probable que haya otros neurotransmisores que tampoco estén en unos niveles adecuados.

cómo estimular la serotonina de manera natural

Para mejorar los niveles de serotonina, es fundamental adoptar un estilo de vida saludable. Aquí hay algunas recomendaciones detalladas:

LECTURA RECOMENDADA

9 alimentos ricos en triptófano

  • Ejercicio regular: Actividades como caminar, correr o bailar pueden aumentar la producción y liberación de serotonina en el cerebro.
  • Luz solar. El contacto con la naturaleza y la exposición a la luz solar, especialmente en las primeras horas del día, también pueden ayudar a equilibrar los niveles de serotonina.
  • Manejo del estrés: Practicar técnicas de relajación como la meditación, el yoga o la acupuntura puede ser beneficioso para equilibrar los niveles de serotonina y mejorar el estado de ánimo.
  • Suplementación: En algunos casos, y siempre bajo supervisión médica, se pueden considerar suplementos como el 5-HTP, el Inositol o la vitamina D para ayudar a mejorar los niveles de serotonina. 
  • Terapias alternativas: La terapia manual y las terapias con calor y frío, como la sauna o los baños de agua caliente y fría, también pueden ser beneficiosas para equilibrar los niveles de serotonina.
  • Estimulación emocional positiva: Mantener una actitud positiva, disfrutar de experiencias y recuerdos felices, pasar tiempo con seres queridos y ayudar a los demás son formas naturales de estimular la producción de serotonina. El tiempo que dedicas a dormir, a descansar o a actividades placenteras, incluido el sexo, hacen que tu cerebro se «inunde» de serotonina. Las emociones positivas intensas, como las que se viven en una fiesta con amigos o cuando un ser querido te hace un regalo, también disparan la serotonina.
  • Hierba de San Juan: El Hipericum perforatum puede aumentar los niveles de serotonina, dopamina y adrenalina, lo que puede ser útil en la depresión. Esta planta posee contraindicaciones e interacciones, por lo que solo se debe tomar con consejo médico.
  • Probióticos: Cepas de L. plantarum, B. longum y L. rhamnosus tienen efecto sobre la química cerebral. Es conveniente seleccionarlas en función de las características individuales del ecosistema intestinal.