Qué es un osteópata y en qué casos conviene

Las situaciones de estrés pueden alterar el equilibrio de los sistemas nervioso y músculoesquelético, que reaccionan con tensiones, molestias e inhibición de los movimientos naturales. El osteópata puede ayudar en estas ocasiones.

osteopata
iStock

La osteopatía es una de las terapias alternativas con mayor reconocimiento actualmente. En Gran Bretaña los osteópatas cuentan con centros de formación oficiales y una ley que regula su práctica. En España se realizan cursos universitarios especializados para diplomados en fisioterapia, enfermeros y médicos que desean ampliar sus conocimientos.

Sin embargo, pese al reconocimiento oficial, la osteopatía es una disciplina que reúne las características esenciales de las llamadas terapias naturales o complementarias: es amable con el paciente y concede un lugar fundamental al poder autocurativo del cuerpo.

osteopatía: qué es y cómo surgió

Los orígenes de la osteopatía se remontan a finales del siglo XIX. La persona que le dio nombre (osteopatía significaría aproximadamente "curación a través de los huesos") y sentó sus bases teóricas fue Andrew Taylor Still (1828-1928), un médico desilusionado de los medicamentos extremadamente tóxicos y de la cirugía cruel que se estilaba entonces.

Sus convicciones religiosas le hicieron pensar que Dios dotó al ser humano de un sistema para sanarse por sí mismo, como indica la capacidad para que las heridas se cierren o los huesos fracturados se suelden de nuevo, y que la misión del médico era estimularlo.

Este convencimiento le llevó a estudiar el cuerpo humano con una mirada de pionero. Comenzó por los huesos, pensando que el sistema esquelético que mantenía el cuerpo en pie y le permitía moverse debía tener una influencia decisiva sobre la salud y la enfermedad.

Esta idea se combinaba con la deducción empírica de que la circulación sanguínea, "el río de la vida", debía ser la encargada de transportar los agentes necesarios para la curación a todos los rincones del cuerpo.

Una vez establecidos estos principios básicos, Still concluyó que las tensiones en el sistema músculo-esquelético podían ser las responsables de que la sangre no fluyera normalmente a ciertas zonas del cuerpo, que como consecuencia podrían enfermar.

Por tanto, mediante las manipulaciones adecuadas sobre músculos y huesos sería posible restablecer el flujo de sangre y con él la salud.

En otras palabras, su objetivo era restaurar la movilidad y la comunicación correcta entre distintos sistemas y órganos alejados entre sí. Una vez recuperada la armonía, el cuerpo podría autocurarse.

Con esta base teórica, Still fundó la primera escuela de osteopatía en 1892, en la ciudad de Kirksville (Estados Unidos).

Uno de los profesores que llegó a ser decano e introductor de la terapia en Europa, John Martín Littlejohn aportó una idea muy sensata y moderna: que el entorno afecta al ser humano y que para mantener la salud la persona tiene que adaptarse.

Otra noción básica es que el sistema nervioso tiene la misión de conectar cada parte del cuerpo con el conjunto.

Los nervios llevan la señal del dolor hasta el cerebro, que reacciona ordenando un aumento de la tensión muscular en la zona para inmovilizarla y protegerla.

Este fenómeno puede convertirse en un círculo vicioso cuando la zona dañada se tensa y la tensión provoca molestias que aumentan la sensibilidad de los nervios, de manera que los dolores se mantienen aun cuando no hay razones para ello.

Los osteópatas utilizan la palabra "disfunción" para referirse a este tipo de problemas. Un ejemplo común es la articulación que no puede realizar los movimientos que le son propios en toda su amplitud debido a una rigidez adquirida tiempo atrás.

qué es un osteópata y qué hace

Las situaciones de estrés, ya sean de tipo físico o emocional, pueden alterar el equilibrio de los sistemas nervioso y músculoesquelético, que reaccionan con tensiones, molestias e inhibición de los movimientos naturales.

El conocimiento de la influencia del sistema nervioso sobre la salud de los órganos internos ha aumentado gracias a investigaciones recientes. Éstas han demostrado que los nervios no sólo transmiten mensajes al cerebro, sino que tienen una función nutritiva: transportan proteínas y ácidos grasos, cuya deficiencia o exceso pueden tener relación con el desarrollo de muchas enfermedades.

Lo primero que hace el osteópata ante un paciente es observar sus posiciones en movimiento, erguido y mientras está  sentado, intentando detectar anomalías como una longitud desigual de piernas, inclinaciones de la pelvis o curvaturas anormales de lo columna.

También comprobará su tono muscular, la forma en que respira y, mediante palpaciones suaves y movilizaciones de las articulaciones incluyendo cada vértebra de la columna, buscará rigideces y movimientos inhibidos.

El osteópata también hace preguntas al paciente sobre su estilo de vida, sus rutinas y hábitos de alimentación. Además le preguntará cuándo y cómo ha desarrollado su problema y cómo le afecta en su vida cotidiana.

Una vez establecido el diagnóstico, el osteópata realiza un tratamiento a lo largo de tres a seis sesiones de unos 45 minutos y separadas por dos o tres semanas.

El tratamiento osteopático es individualizado. Diez personas que presentan los mismos síntomas pueden tener diez orígenes diferentes. Un problema en la rodilla puede deberse tanto a una tensión que pasa desapercibida en el tobillo como a otra en la cadera. En todos los casos la osteopatía sigue los hilos del problema para intentar descubrir y resolver su causa original.

Técnicas básicas en una sesión de osteopatía

Aunque cada problema requiere un tratamiento específico y cada terapeuta tiene unas técnicas preferidas, existe una serie de técnicas características del tratamiento osteopático. 

Manipulaciones

Las manipulaciones más conocidas son las de "empuje" o "de alta velocidad", que pueden producir chasquidos ("trust") en las articulaciones.

Se deben a que en el líquido sinovial hay burbujas de aire que estallan al realizar movimientos que les son propios pero a lo que no están acostumbradas, pues se lleva la articulación a sus límites de flexión.

Siempre que las manipulaciones sean realizadas por un profesional no presentan ningún riesgo o efecto secundario, a excepción del ligero cansancio que pueden aparecer inmediatamente después del tratamiento. Los osteópatas insisten en que sus acciones son suaves y precisas porque la "normalización" no necesita ninguna violencia.

De todos modos, estas técnicas no son las más representativas de la osteopatía (también las realizan los quiroprácticos, que les dan más importancia).

Ajuste lumbar

Se trata de una de las acciones más habituales. La parte afectada es cuidadosamente posicionada en el ángulo adecuado para corregir la alteración detectada. La posición se mantiene hasta que se produce un espasmo reflejo.

El terapeuta desplaza sus manos por la columna examinando cada vértebra y realizando un ajuste cuando es necesario.

Es una técnica muy eficaz para tratar el dolor frecuente de la parte baja de la espalda.

Apalancamiento

Este tipo de técnica es reciente en la historia de la osteopatía. Se utiliza para llevar a su posición anatómica correcta una alteración. Se puede aplicar incluso en personas que apenas puedan moverse por sí mismas.

Masaje de tejidos blandos

Sí es característica de la osteopatía la "técnica neuromuscular", que consiste en manipulaciones sobre los tejidos blandos, es decir, la piel, los músculos, el tejido conjuntivo, los tendones, los ligamentos y la fascia. Todos estos elementos se suman a los huesos para formar la "estructura" del cuerpo, de cuyo buen estado depende que los órganos y demás sistemas puedan funcionar correctamente.

Consiste en aplicar presiones muy suaves sobre las zonas afectadas y actúa sobre músculos, tendones, ligamentos y fascias. El masaje puede ser superficial o profundo, rápido o lento, en función de lo que el terapeuta sienta en sus manos.

El objetivo es relajar o contraer los músculos, aumentar la circulación en la zona e incrementar el drenaje venoso y linfático. Después el osteópata puede realizar manipulaciones precisas, de manera que se recupere la "comunicación" de las partes afectadas con el todo corporal.

Los terapeutas con conocimientos de acupuntura aprovechan para estimular "puntos gatillo" que beneficien el funcionamiento de los órganos internos.

EstiramientoS y TRACCIONES

También se aplican técnicas sobre las articulaciones que aumentan la flexibilidad de los músculos y el resto de tejidos blandos. 

El terapeuta puede utilizar sus manos para realizar estiramientos suaves o tracciones, que separan suavemente las superficies de contacto, aflojando las cápsulas articulares que separan las superficies interiores en contacto. Así consigue aliviar dolores y aumentar la flexibilidad.

Son movimientos guiados por el terapeuta: el paciente sólo tiene que dejarse hacerque resultan rítmicos, relajantes y reconfortantes.

El estiramiento es una técnica pararelajar las fibras musculares y estirar los ligamentos. En general, las técnicas de estiramiento aplicadas son agradables y sirven para normalizar la capacidad de movimiento de las articulaciones.

Técnicas de liberación y de energía muscular

Otras técnicas son llamadas "de energía muscular" y se utilizan para mejorar la movilidad de una articulación determinada.

El paciente tiene que flexionar una articulación en una dirección y detenerse en el momento en que perciba una dificultad.

Entonces se mueve en sentido contrario mientras las manos del terapeuta ejercen resistencia. Esta acción sencilla mejora el funcionamiento de todos los músculos implicados en la flexión.

Las "técnicas de liberación" son similares, con la diferencia de que el paciente permanece pasivo mientras el terapeuta mueve la articulación.

Tratamiento visceral

El terapeuta trata los trastornos que afectan a los órganos "recolocándolos" con sus manos mediante masajes profundos. Los estimula de manera que mejora su comunicación con el resto de órganos y con el cuerpo a través de los fluidos.

Con este tipo de manipulación se pueden conseguir grandes resultados en el tratamiento de problemas del sistema digestivo, como el dolor en la boca del estómago, el estreñimiento o el hígado congestionado.

Otro campo de aplicación son los problemas de la mujer, como las molestias menstruales o la infertilidad debida a un mal posicionamiento del útero. Además tiene una gran utilidad preventiva.

Jean-Pierre Barral

LECTURA RECOMENDADA

"Somatizar es una necesidad"

OSTEOPATÍA CRANEAL

Otras técnicas están relacionada con ampliaciones teóricas de la osteopatía.

William Garner Sutherland, profesor de la Universidad de Osteopatía de Kirksville desarrolló la osteopatía craneal a partir del descubrimiento de que los siete huesos que forman el cráneo se mueven en los bebés y también, en menor medida, en los adultos; aunque esta última idea no es aceptada por la anatomía oficial).

Además detectó la existencia de un latido del líquido cefalorraquídeo, que baña el cerebro, las meninges, la médula y los nervios espinales.

Llamó a ese movimiento respiratorio primario (cuya frecuencia es de 6 a 12 movimientos por minuto) la "respiración de la vida". Los osteópatas craneales, que perciben en sus manos este ritmo, tratan de normalizarlo mediante presiones suaves y relajantes en ciertas zonas del cráneo y de la columna.

El ajuste craneal es eficaz para tratar alteraciones de origen cerebral, por ejemplo, dolor de cabeza, neuralgias o ansiedad que tienen su origen en traumatismos poco o mal tratados. También se tratan así sinusitis y alergias.

La osteopatía cráneosacral es una variante desarrollada por John E. Upledger en la década de 1970. Sus aportaciones fueron, por una parte, que los tejidos blandos del cerebro y de la columna eran más determinantes para la salud del ritmo encefalorraquídeo que los huesos y, por otra parte, que ese ritmo era independiente del respiratorio y del cardiaco.

Las manipulaciones son similares a las de la osteopatía craneal y, según Upledger, su eficacia se explica también por la transmisión de energía del terapeuta al paciente.

Los terapeutas sacrocraneales suelen haber recibido un cursillo específico y no tienen una formación anterior tan sólida como los osteópatas.

Cuándo conviene ir al osteópata

Los osteópatas pueden tratar con éxito una amplia variedad de problemas, no sólo aquellos que afectan de manera evidente al sistema músculo-esquelético.

Al contrario de lo que parece, muchas enfermedades son el resultado final de alteraciones en la estructura del cuerpo que pueden ser corregidas.

HERNIA DISCAL

La mayoría de pacientes que acuden al osteópata lo hacen con un diagnóstico de "hernia discal" y a menudo con la recomendación de someterse a una operación quirúrgica.

El terapeuta puede realizar un diagnóstico más preciso sobre el origen de las molestias lumbares (por ejemplo, tensión de la articulación sacroiliaca), aplicar un tratamiento y evitar el quirófano.

DOLOR LUMBAR

Investigaciones del departamento de cirugía ortopédica del Centro Médico Rush-Presbyterian-St. Luke de Chicago (Estados Unidos) han demostrado que resulta eficaz en casos de dolor de espalda donde otros tratamientos no han conseguido nada.

Una de sus ventajas es que hace innecesario el uso de analgésicos que pueden tener importantes efectos secundarios, entre ellos hemorragias gastrointestinales.

ASMA

Las manipulaciones osteopáticas pueden ser de ayuda si existe una alteración en torno a la segunda vértebra torácica. Los problemas de la columna pueden afectar a la producción de histama. El tratamiento para el asma se combina con dieta y relajación.

PROBLEMAS MENSTRUALES

Las manipulaciones a la altura de la zona lumbosacra consiguen mejorías espectaculares en la función menstrual en términos de regularidad, dismenorrea y otras molestias.

ARTRITIS

En las primeras fases del "desgaste por el uso" es posible detener y a veces revertir el daño inicial en los tejidos blandos.

En los casos avanzados se puede conseguir un alivio de las molestias y un avance más lento de la enfermedad, sobre todo en el cuello, las lumbares o la pelvis.

DOLORES DE CABEZA Y MIGRAÑAS

Las migrañas pueden tener muchas causas, pero una de las principales es la tensión en el cuello y la nuca. Una investigación realizada por el British College of Naturopathy and Osteopathy ha demostrado que el tratamiento reduce la intensidad y la frecuencia de los dolores.

ESTREÑIMIENTO

Cuando el estreñimiento es consecuencia de un intestino espástico o contraído, el tratamiento osteopático ayuda a normalizar su función con la ayuda de una dieta rica en fibra.

Las molestias digestivas tienen a menudo un componente vertebral que puede reducir o aumentar la producción de ácidos gástricos, enzimas o flujo sanguíneo.

ENFERMEDADES DEL CORAZÓN

La mejora de la movilidad a la altura del tórax refuerza la función cardiaca gracias al aumento de flujo de sangre. En algunos casos de angina de pecho diagnosticada, el osteópata puede descubrir que se trata de una lesión en la zona torácica superior que responde a técnicas sencillas.

HERNIA DE HIATO

Este problema puede normalizarse con un tratamiento osteopático sobre las estructuras en que se asienta el diafragma, los músculos del abdomen y el estómago mismo.

DEFICIENCIAS NEUROMOTRICES INFANTILES

El Osteopathic Center for Children de Estados Unidos está especializado en tratar este tipo de problemas, como dislexia, desórdenes de la atención o alteraciones del comportamiento, que a menudo pueden tener su raíz en una gestación o nacimiento traumáticos.

Los cólicos infantiles también encuentran solución. Algunos osteópatas cráneosacrales sugieren tratar preventivamente a todos los bebés para ayudarles a superar los traumas del nacimiento.

SINUSITIS

Los problemas que afectan al reparto de líquidos en estructuras delicadas, como los senos craneales, pueden obtener una mejora inmediata o prevenirse su repetición, especialmente en niños que sufren infecciones a menudo.

Los acúfenos en los oídos también pueden aliviarse o desaparecer.

TRAUMATISMOS

Las torceduras o las fracturas soldadas pero dolorosas mejoran rápidamente, reduciéndose la posibilidad de sufrir una recaída. Futbolistas profesionales, como Ronaldo o Zidane, conocen los beneficios de la osteopatía.

TERAPIA PREVENTIVA

Aunque con el tiempo se ha especializado en dolores de espalda y problemas similares, la osteopatía es una medicina completa con tratamientos para todo tipo de problemas.

Pero, sobre todo, los osteópatas defienden sus ventajas en la detección y el tratamiento precoz de las alteraciones, evitando así que se conviertan en enfermedades más difíciles de curar. 

DÓNDE ENCONTRAR UN OSTEÓPATA

No todos los osteópatas tienen la misma formación.

Algunos cursos sólo pueden ser realizados por diplomados en enfermería, fisioterapia o médicos, y se atienen a los criterios de la Federación Europea de Osteópatas.

El Registro de los Osteópatas de España intenta reunir a los terapeutas que han seguido este tipo de formación universitaria.

Existen escuelas que ofrecen una formación amplia, avalada por instituciones osteopáticas internacionales, pero que no requieren formación universitaria.

También hay cursillos de menor duración en escuelas de naturopatía.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?