15 alimentos, infusiones y remedios que pondrán a punto tu sistema inmunitario

Fortalecer el sistema inmunitario es fundamental para mantener la salud. Algunos alimentos y plantas son auténticos remedios caseros cuando se trata de ayudarle a prevenir y combatir las infecciones.

remedios caseros defensas
iStock

El trabajo esencial del sistema inmunitario es distinguir lo propio de lo ajeno, y actuar adecuadamente contra cualquier sustancia que no deba estar presente en el cuerpo, como un microbio, cualquier tejido de otro ser vivo (caso de los trasplantes de órganos), o células tumorales que han alterado su estructura y no son como en un principio.

Lo deseable es mantener el sistema inmunitario tranquilo. Se le puede comparar a una especie de policía que vigila que cumplan las leyes y ordenanzas establecidas en el organismo. Su actividad debe ser precisa y adecuada. No debe estar holgazaneando y permitir que los delitos se sucedan impunemente, pero tampoco estar agrediendo a todo el mundo de forma indiscriminada.

Si su actividad es menor de lo normal, el organismo padecerá infecciones y tendrá mayor dificultad para eliminar las células tumorales que se generan cada día. Si tiene una actividad mayor de lo normal, estaremos expuestos a padecer alergias y enfermedades autoinmunes.

Antiguamente, las enfermedades estaban causadas sobre todo por factores climáticos y problemas higiénicos.

En la actualidad tenemos calefacción, ventiladores y agua corriente en las casas, pero infinidad de sustancias químicas favorecedoras del cáncer están presentes en los alimentos manipulados industrialmente, además del humo del tabaco y la contaminación del entorno.

Fortalecer el sistema inmunitario con alimentos y remedios naturales

Por fortuna, muchos vegetales (alimentos y plantas medicinales) contienen compuestos protectores capaces de estimular nuestras defensas y reducir el riesgo de padecer cáncer y otras enfermedades graves, denominados fitoquímicos.

Veamos, a continuación los alimentos y algunas de las plantas medicinales que contienen los fitoquímicos protectores más importantes para estimular el sistema inmunitario y favorecer la salud a medida que se cumplen años. Más abajo encontrarás también algunos consejos generales para potenciar las defensas, ya que un solo remedio puede darte un empujón pero la clave está en combinarlo con unos buenos hábitos.

1 /15
bebida de granada

1 / 15

Shutterstock

Granada, la fruta antienvejecimiento

La granada contiene polifenoles antioxidantes en forma de pigmentos rojos llamados antocianinas que también dan color y virtudes a las fresas, cerezas, uvas negras (y su zumo, y su vino), ciruelas y col lombarda.

Son estos pigmentos los responsables de los beneficios sobre el sistema inmunitario, y sobre el corazón, los pulmones y los vasos sanguíneos donde evitan los cambios degenerativos.

Además, la piel, y, sobre todo, los granos de la granada son ricos en estrógenos vegetales derivados del estilbeno; tal vez por ello está considerada como un símbolo de la fertilidad.

Cómo tomarla:

Como postre o en forma de zumo. Sola o mezclada con zumo de manzana constituye un delicioso remedio contra la fiebre y las afecciones de la garganta.

Infusiones para adelgazar: té verde

2 / 15

iStock

Té verde, el protector de tus células

Su extracto concentrado aplicado en la piel elimina las arrugas y previene el cáncer de piel (detiene los cambios precancerosos), gracias a sus polifenoles como el galato de epigalocatequina.

El té verde también evita otros tipos de cáncer y, sobre todo, protege el corazón y las arterias de las lesiones por oxidación, como ocurre en la arteriosclerosis.

Según el Instituto de Investigación del Cáncer Saitama, en Japón, existen indicios de que el té negro posee cualidades muy parecidas.

Cómo tomarlo:

Si se tolera bien (no afecta al sueño) pueden tomarse dos o tres tazas de té verde al día.

El té rojo, que es té negro que ha sufrido una segunda fermentación, es el que menos influye en el sistema nervioso.

beneficios-ginkgo-biloba

3 / 15

Pexels

Ginkgo biloba, tu aliado para envejecer bien

La longevidad y resistencia de este árbol se transmite a las personas a través de sus múltiples propiedades medicinales.

El extracto de ginkgo es muy eficaz sobre la microcirculación sanguínea, tanto en el sistema nervioso central como a nivel periférico. Favorece la circulación sanguínea y combate los trastornos de la vejez.

Se utiliza para tratar las alteraciones vasculares propias de la diabetes, la claudicación intermitente y las úlceras varicosas.

Además, es uno de los tratamientos de elección en caso de arteriosclerosis; por ello está indicado ante los vértigos, zumbido de oídos, pérdida de memoria y alteraciones del equilibrio.

Por vía externa estimula la secreción sebácea, siendo un buen tratamiento de la piel seca.

Cómo tomarlo:

En forma de infusión (una cucharada sopera por cada taza, 2-3 infusiones al día), en comprimidos (120 mg al día, repartidos en tres comprimidos), en forma de extracto fluido (30 gotas 2-3 veces al día), y en forma de cataplasma de las hojas machacadas, o baños cutáneos a razón de 100 g de hojas por litro de agua.

Uvas rojas

4 / 15

Uva para proteger tu ADN

Esta deliciosa fruta contiene es una campeona en antioxidantes, especialmente bioflavonoides (antocianinas y taninos), que explican su acción benefactora gracias a la protección sobre el ADN celular (dificultan las mutaciones genéticas).

Dichos bioflavonoides también protegen a los vasos sanguíneos, previenen la arteriosclerosis, el infarto de miocardio y la embolia cerebral, y estimulan el sistema inmunitario.

Uno de estos flavonoides, el resveratrol, se ha demostrado especialmente eficaz para prevenir el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

Cómo tomarla

Entre 50 y 150 g de uva al día son suficientes para aportar todos los beneficios de esta fruta. La uva es rica en azúcares, por lo que los diabéticos la deben tomar con moderación.

alimentos-sistema-inmulogico-tomillo

5 / 15

Stockfood

Tomillo contra el agotamiento

El tomillo es un inmunoestimulante de primer orden.

El aceite esencial de la mayoría de las especies de su género (más de 35) contiene numerosas sustancias de efectos beneficiosos tanto para su uso interno como externo. Se valora la potencia terapéutica de cada especie de tomillo según su contenido en timolol (que en general es superior al 40%).

Tomado como infusión ejerce un efecto antibiótico gracias a su aceite esencial. También es antiespasmódico sobre los bronquios y el tracto digestivo. Es antitusígeno, expectorante, sudorífico y con efecto anti bacteriano; todas estas cualidades hacen de él el remedio perfecto tanto para la tos seca irritativa, la tos productiva con expectoración y la tos de tipo asmático.

Además, aplicado por vía externa, es bactericida y fungicida, y se emplea como linimento en caso de gota y reumatismo.

En resumen, un tonificante de primer orden, recomendado en todos los casos de agotamiento físico y psíquico.

Cómo tomarlo:

En infusión (10-30 g por litro de agua), tres o cuatro tazas al día.

Como todos los aceites esenciales, su aceite debe tomarse con suma precaución: la dosis oscila entre 0,5-1,5 g portoma, con 2-3 g /día como máximo.

Para preparar un linimento tópico, el aceite esencial se diluye en aceite de almendras dulces, a lo que se le puede añadir aceite esencial de menta, enebro, comino, hinojo, romero y lavanda, 6-8 gotas de cada, en 150 cc de aceite.

remedios defensas cebolla

6 / 15

iStock

Cebolla: el bulbo contra los resfriados

El jugo de cebolla tiene una consistencia mucilaginosa y actúa allí donde se acumula mucosidad en el organismo.

Los bronquios topulmonares, los túbulos renales, los conductos de los oídos y de la nariz son pequeños conductos que se congestionan fácilmente provocando bronquitis, sinusitis, etc.

Según la medicina antroposófica, la cebolla como planta posee una región etérica en el tallo, y una "congestión acuosa" en el bulbo. De manera que para la cebolla, el hallarse "congestionada" es su estado normal. Así, aplicando en cierto modo los principios de la homeopatía, si cuando enfermarnos aparece una congestión en nuestro interior, la cebolla permite descongestionar esa situación especial.

La cebolla actúa frente al moco, sobre todo cuando éste se halla viscoso y atascado, pues gracias a su naturaleza puede ablandarlo y deshacerlo. Asimismo, su actividad antibacteriana, similar a la del ajo, permite liberar al paciente de la infección.

Su documentada acción diurética, antibiótica, pectoral y vasodilatadora justifican su valor inmunoestimulante.

Cómo tomarla:

Contra los resfriados, la mejor forma de tomarla es en forma de caldo.

También se puede elaborar un jarabe (preparado con jugo de cebolla caliente y azúcar a partes iguales), a razón de 3 cucharadas soperas al día, o un vino de cebolla (con 600 cc de vino blanco, 100 g de miel, y 300 g de cebolla cruda, que se dejan en maceración) a razón de 2-4 cucharadas soperas al día.

También se pueden hacer vahos de cebolla para descongestionar la nariz acatarrada.

remedios defensas jalea

7 / 15

iStock

Jalea real, un gran tónico general

Su elevado valor nutricional hace de la jalea real un complemento ideal de la dieta en caso de sobreesfuerzo físico y mental y en caso de inmunodepresión.

Además, su contenido en complejos enzimáticos y una sustancia antibacteriana la convierten en un remedio de primer orden para reforzar el sistema inmunitario.

Está indicada como reconstituyente general a cualquier edad, como preventivo de la gripe y los resfriados invernales, en caso de pérdida del apetito y como tratamiento de apoyo en las enfermedades degenerativas, la osteoporosis, arteriosclerosis, demencia senil, etc.

Cómo tomarla:

Lo mejor es consumirla fresca (hay que guardarla en la nevera), y tomar una pequeña cantidad que se mantiene bajo la lengua durante un minuto, para absorber directamente sus principios activos.

El tratamiento debe durar un mes, tras el cual se descansa entre 7 y 15 días, para evitar que el organismo se habitúe a su presencia.

remedios defensas pera

8 / 15

iStock

Pera, el mucolítico natural

Según la dietoterapia china, la pera actúa sobre los líquidos internos, suavizando la tos y la congestión pulmonar.

Se considera una fruta de naturaleza fría, lo que la convierte en un alimento excelente durante los episodios de fiebre, y también en enfermedades por "exceso de fuego" como las gastritis o la úlcera gastrointestinal.

Cómo tomarla:

En medicina china se elaboran decocciones prolongadas a fuego lento de diferentes ingredientes (fruta, hortalizas, cereales), para su uso medicinal. La de pera se elabora con 20 gramos de avena (entera o en copos) y cuatro peras por 1,5-2 litros de agua. Se cuece a fuego lento de una a cuatro horas, o hasta que el agua se ha reducido a una cuarta parte.

Una cucharada sopera de esta decocción calma la tos, alivia la garganta irritada y disminuye la fiebre. Se suele tomar con un poco de miel.

Yogur

9 / 15

iStock

Yogur para equilibrar la microbiota

Las bacterias presentes en el yogur equilibran la flora bacteriana intestinal y favorecen la asimilación adecuada de los alimentos.

El yogur también se usa en casos de vulvovaginitis por cándidas, aplicado de forma tópica sobre la mucosa genital. El yogur natural, aplicado de esta forma, es útil para aliviar el picor de forma rápida y restablecer el equilibrio bacteriano vaginal.

La homogenización industrial de la leche favorece las alergias, al crear micropartículas de grasa que pueden atravesar la pared intestinal. Las personas sensibles deberían preferir los yogures biológicos sin homogeneizar.

En caso de problemas de alergia, erupciones cutáneas o bronquitis puede ser útil reducir los productos lácteos.

Cómo tomarlo:

Como alimento se aconseja tomar una taza (250 cc) al día, en el desayuno o repartido en las comidas. La aplicación tópica se realiza 2-3 veces al día.

saúco

10 / 15

Pixabay

Saúco contra los virus y para aliviar las articulaciones

El saúco es un remedio secular que se usa en forma de infusión, tintura, jarabe o crema, y se emplea contra los resfriados, conjuntivitis, inflamaciones y heridas infectadas.

Su jarabe concentrado se elabora cociendo a fuego lento bayas machacadas y miel a partes iguales, hasta que la mezcla adquiere la consistencia de jarabe. Se cuela y se toma en caso de resfriado para facilitar la sudación, y en caso de reumatismo por sus virtudes analgésicas y depurativas.

Recientes investigaciones demuestran que el saúco inhibe las infecciones víricas, y la aplicación del jugo fresco de las bayas sobre la piel disminuye el dolor de diferentes tipos de neuralgias, como la neuralgia del trigémino.

Cómo tomarlo:

Una cucharada sopera del jarabe concentrado, cada seis u ocho horas, en caso de resfriado.

El jugo fresco de las bayas de saúco se usa como antirreumático, al mismo tiempo que es discretamente laxante; se toma el zumo de 40-60 g de bayas, dos a tres veces al día.

Semillas de lino enteras y molidas

11 / 15

iStock Photo.Kritchai Chaibangyang

Semillas de lino y otros alimentos ricos en omega 3

El aceite de oliva extra virgen, el salmón, las sardinas, los arenques, la verdolaga, los huevos de gallinas libres y las semillas de lino son ricos en ácidos grasos omega-3.

Diversos estudios confirman que estos ácidos protegen contra las enfermedades autoinmunes, como el lupus o la artritis reumatoide (enfermedades en las que el sistema inmunitario ataca por error los tejidos de su propio cuerpo), y, al disminuir la hipercoagulabilidad de la sangre, evitan las trombosis y los infartos de miocardio.

También actúan como agentes antiinflamatorios, por lo que están indicados en caso de enfermedades inflamatorias crónicas como las reumáticas.

Las semillas de cáñamo (Cannabis sativa, la planta de la marihuana) tienen un delicioso sabor almendrado, y son una buena fuente de ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6.

Cómo tomarlos

Además de tomar el aceite de oliva extra virgen como fuente principal de grasas en la dieta, también se puede tomar media tacita de semillas de lino, recién molidas, espolvoreadas sobre los cereales, ensaladas, verduras, etc., teniendo presente que por su contenido en fibra tienen una acción claramente laxante.

Los cañamones no son alucinógenos y se pueden tomar tostados ligeramente en una sartén con unas gotas de aceite de oliva y una pizca de sal, ajo o guindilla, según el gusto.

Cereales

12 / 15

iStoc photo. Cerealphotos

Cereales integrales, ricos en minerales

Los cereales integrales reducen la incidencia de cáncer de colon y recto gracias a su función puramente mecánica de aumentar el volumen de las deposiciones y la velocidad por la que pasan por el colon.

Pero también hay evidencias de que las dietas ricas en fibra reducen el riesgo de padecer cáncer de mama.

Algunos cereales presentan además sustancias anticancerígenas como el selenio. La cebada, por ejemplo, lo contiene en gran cantidad: 2.000 mcg por cada 100 g. La dosis para prevenir el cancer en una persona sana es de persona sana es de 200 mcg de selenio al día.

El selenio es un mineral claramente preventivo frente al cáncer, cuyo efecto se descubrió al comprobar que los pueblos que consumen alimentos cultivados en una tierra rica en selenio padecen una menor incidencia de cáncer.

Finalmente, los cereales integrales son ricos en zinc, el mejor aliado contra los resfriados, tanto para prevenirlos como para curarlos si se declaran.

Cómo tomarlos

En dietoterapia china se aconseja tomar por lo menos dos cucharadas soperas de arroz integral tanto en la comida como en la cena, por su efecto armonizador sobre la energía del bazo y el estómago.

Dado que el contenido de selenio depende de su mayor o menor presencia en la tierra de cultivo, para prevenir el cáncer es mejor tomar un suplemento de 200 mcg al día (la dosis habitual es de 100 a 300 mcg), teniendo en cuenta que no se debe mezclar con vitamina C, pues se obstaculizan mutuamente en la absorción intestinal.

En caso de resfriado, el zinc se toma como suplemento. La dosis habitual son 50 mcg al día, pero no conviene abusar de él.

Naranja, tu vitamina C de invierno

13 / 15

iStock

Naranja, tu vitamina C de invierno

La naranja no sólo tiene el mérito de ser el último fruto del año, sino que nos colma de sabor, perfume y saludables efectos para el organismo.

Fuente notable de vitamina C, decana de los antioxidantes naturales, contiene también minerales como el calcio, fósforo, magnesio y cinc, y vitamina B1, ácido fólico y carotenos.

Su riqueza en flavonoides antioxidantes la convierte en un alimento de poderoso efecto protector de nuestras defensas. También contiene pectina, la fibra hidrosoluble que resuelve el estreñimiento y ayuda a reducir el colesterol.

La vitamina C evita que los nitritos y nitratos añadidos a los alimentos se conviertan en las peligrosas nitrosaminas, sustancias con demostrado poder cancerígeno y, por lo tanto, evita la sobrecarga del sistema inmunitario.

Quienes consumen alimentos con estos conservantes (la mayoría de embutidos, muchos quesos, algunos enlatados), deben tener la precaución de tomar alimentos ricos en vitamina C para contrarrestar su efecto.

Cómo tomarla:

Se aconseja tomar dos naranjas diarias si no se consume otra fruta rica en vitamina C.

Shiitake, fortalece la inmunidad en general

14 / 15

Shiitake, la seta inmunoestimulante

La shitake (Lentinula edodes), el maitake o gírgola del castaño (Grifola frondosa) y nuestra orellana, gírgola o seta de chopo (Pfeurotus ostreatus) son usadas en Extremo Oriente como tónicos de la energía vital y estimulantes de las defensas.

Sus polisacáridos son los responsables de su potente efecto estimulante de la inmunidad. Parece ser que los macrófagos (un tipo de glóbulos blancos sanguíneos) toman dichos polisacáridos en el tracto digestivo y los transportan a otras células del sistema inmune.

Eso aumenta el número y actividad de los "linfocitos T", que son verdaderos destructores de bacterias, virus y células malignas.

El shitake también contiene eritadenina, que disminuye el colesterol, y una sustancia que ha demostrado inhibir el virus del sida.

Otros alimentos con polisacáridos inmunoestimulantes son el rábano japonés wasabi, la raíz de equinácea y la raíz de astrágalo (Astragalus membranaceus).

Cómo tomarlas:

Estas setas se comercializan ya en las tiendas de alimentación.

Sin embargo, como las silvestres son las que poseen mayor efecto inmunoestimulante, lo mejor es recolectarlas uno mismo. En nuestro país, crece la gírgola de forma espontánea y se cultiva el shitake.

árbol de té-infecciones

15 / 15

Unsplash

Árbol de té, un gran antiséptico

El aceite esencial de este árbol australiano (Melaleuca alternifolia) actúa contra bacterias, virus y hongos, es antiinflamatorio, expectorante y balsámico.

También aumenta la actividad de las células del sistema inmunitario, lo cual lo hace interesante para tratar múltiples infecciones como el pie de atleta, el acné, flemones, candidiasis o heridas cutáneas, las quemaduras, úlceras bucales y picaduras de insectos.

El aceite del árbol del té forma parte de jabones, champús y lociones corporales, y está indicado tanto en el cuidado de cabellos grasos como los secos y desvitalizados por su efecto armonizador de las glándulas sebáceas.

Es ideal para la higiene de quienes frecuentan gimnasios o piscinas.

Cómo tomarlo:

Para diluirlo en el agua del baño y obtener un efecto en todo el organismo se prepara una mezcla con 8-10 gotas de aceite diluidas en leche entera o en lecitina de soja que se añade al baño. En caso de defensas bajas puede tomarse un baño a la semana.

Para elaborar un aceite de masaje se diluyen 30 gotas en 60 cc de aceite de almendras dulces, y se toma un masaje a la semana.

Para las úlceras bucales se realiza un enjuague con 1-2 gotas en agua tibia.

La aplicación local directa se realiza con una gota en la zona dañada.

Las dosis para los niños de 2 a 12 años son la mitad de las aconsejadas a los adultos. ¡Hay que evitar el contacto directo en los ojos y mucosas! 

hábitos que suben las defensas

Numerosos estudios han demostrado que la salud depende en gran parte del estilo de vida de cada persona.

Por ello, cuidar nuestros hábitos y evitar algunas sustancias puede ser una forma sencilla y muy eficaz de reforzarla y ganar vitalidad. Estos consejos sirven de guía:

SEGUIR UNA DIETA SANA

En términos generales, debemos tomar menos proteínas que las que contiene la actual dieta occidental, reducir el consumo de grasas de procedencia animal, y tomar más fruta y verdura, sobre todo de procedencia biológica.

Cuando el sistema inmunitario está alterado, como en el caso de una persona que padezca resfriados de repetición, el simple hecho de reducir el consumo de leche de vaca puede mejorar la salud.

REMEDIOS NATURALES CONTRA CATARROS LEVES

Evidentemente, si una persona está afectada por una bronconeumonía doble, lo más prudente será tomar un antibiótico bien seleccionado.

Pero no sucede así en caso de un ligero catarro, pues de esta manera lo único que se consigue es seleccionar cepas bacterianas cada vez más resistentes y virulentas, con lo que disminuimos el valor terapéutico de los antibióticos y la capacidad del cuerpo para curarse por sí mismo.

TOMAR ANTIOXIDANTES

Estos benefactores compuestos neutralizan a los perjudiciales radicales libres que se forman en el interior del organismo.

Están presentes en la fruta y la verdura, siendo la uva el alimento más rico. En caso de padecer una alteración del sistema inmunitario, es bueno facilitárselos generosamente al organismo.

Los más eficaces son los carotenos (presentes en las frutas y verduras amarillas, naranjas y rojas), la vitamina E (aceite de germen de trigo), el selenio (cereales integrales) y la vitamina E.

Todos ellos se encuentran en forma de comprimidos, pero las partes nunca equivalen al todo, de manera que es más prudente tomar los alimentos que los contienen que abusar de pastillas que los concentran.

EVITAR LA EXPOSICIÓN A SUSTANCIAS QUIMICAS

La sacarina, el tabaco, las dioxinas, las drogas recreativas, los plaguicidas, los disolventes de uso doméstico e industrial, etc., perjudican de forma directa y selectiva al sistema inmunitario. Por eso conviene evitar el contacto con esas sustancias.

NO SOBRECARGAR EL SISTEMA INMUNITARIO

Nuestras defensas pueden combatir una ligera infección sin que apenas lo percibamos. Pero cuando tienen mucho "trabajo pendiente" ese exceso de tarea hace que se debiliten.

Un acúmulo de gérmenes en las encías por mala higiene dental, las cistitis frecuentes por un bloqueo energético a nivel de la pelvis o las faringitis crónicas a causa de una apresurada extracción de las amígdalas generan un exceso de trabajo que puede fatigar excesiva. mente a nuestras defensas.

EJERCICIO REGULAR Y TRABAJAR LAS EMOCIONES

Está demostrado que la práctica regular de ejercicio, siempre que sea moderado, estimula las defensas y eleva el ánimo.

En cambio, la aflicción o la rabia no expresadas perjudican al sistema inmunitario. Sé consciente de tus sentimientos e intenta expresarlos hacia afuera.

De la misma manera que la depresión puede debilitar el sistema inmunitario, el amor lo puede fortalecer. Usa tu energía para generar un estado emocional positivo y la negatividad desaparecerá por sí sola.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?