Frío en pies y manos: por qué ocurre y la mejor dieta para estimular la circulación y evitarlo

Una dieta que desinflame y aporte calor ayuda a paliar el malestar y el dolor en trastornos que cursan con frío en las extremidades. Te damos las claves y un menú descargable en pdf para empezar ya.

manos y pies fríos
iStock

Es normal tener manos, pies, nariz y orejas a una temperatura inferior a la del resto del cuerpo, pero cuando esto se produce de forma frecuente y con molestias, puede estar indicando un problema de salud. Detrás puede haber una inflamación y un problema de circulación, que pueden mejorarse con la alimentación. 

Frío en pies y manos: ¿qué lo puede estar provocando o agravando?

El frío en pies y manos puede ser un síntoma de diferentes problemas de salud. Así, el hipotiroidismo, algunas enfermedades cardiovasculares, como el síndrome de Raynaud, sufrir anemia, diabetes, la toma de anticonceptivos orales u otra medicación, incluso el estrés pueden ser la causa de tener manos y pies fríos.

Además, el sedentarismo, un peso extremadamente bajo o una dieta demasiado pobre en calorías también pueden producir esta situación.

Síntoma de inflamación

En realidad, el síntoma de manos y pies fríos indica que existe una inflamación crónica de bajo grado. Numerosos estudios muestran la relación entre sufrir continuamente de manos y pies fríos e inflamación crónica de amígdalas y faringe, dolores de cabeza, resfriados frecuentes, congestión nasal y de bronquios, asma, tenesmo urinario (ganas frecuentes de orinar sin necesidad) o alteraciones del sistema nervioso, entre otros problemas.

Alimentación y frío en pies y manos

La mala alimentación puede ser una causa, ya que una dieta que sea difícil de digerir, llena de ultraprocesados y alimentos de mala calidad, provocará que haya una alta demanda de sangre en el sistema digestivo para realizar la digestión, provocando falta de riego sanguíneo en las extremidades.

Recordemos que, al mismo tiempo, puede haber una inflamación subyacente.

Para combatir el desequilibrio de fondo que pueda haber, podemos llevar a cabo una alimentación con efecto antiinflamatorio, basada en plantas, y muy hidratante:

  • Conviene eliminar: Los productos ultraprocesados llenos de azúcares, harinas refinadas, grasas de mala calidad, alcohol, café, lácteos convencionales, etc., pues todos ellos inflaman.
  • Elecciones beneficiosas: Incluye en tu alimentación abundantes vegetales frescos, fermentados, antioxidantes, cereales en grano enteros, legumbres y otras fuentes de proteínas, como los huevos.
  • Vasodilatadores: El ajo, el puerro y la cebolla, sobre todo si se toman crudos, actúan como antiagregantes, anticoagulantes y vasodilatadores que favorecen la circulación de la sangre.
  • Caldos: De la misma forma, beber caldo hecho con verduras como el puerro o la cebolla (consideradas verduras energéticamente «calientes», según la medicina tradicional china) con rodajitas de jengibre y bolitas de pimienta, también es interesante para ayudar a calentarnos.
  • Infusiones: Tomar a lo largo del día infusiones de especias consideradas «calientes», como el clavo de olor, la canela de Ceilán, el anís estrellado, el regaliz seco troceado y el jengibre, es una gran herramienta para llevar calor a las extremidades, según la medicina tradicional china. Además, estas infusiones favorecen la digestión.

calentar el sistema digestivo

En invierno, sobre todo cuando es más probable que suframos las incomodas consecuencias de tener las manos y los pies fríos, es importante evitar el exceso de comida cruda y fría que, además, favorece la mala digestión de los alimentos.

Hemos de priorizar comida caliente con alimentos cocinados, preparaciones de cocción larga y dejar de lado los salteados y las cocciones al vapor que, según la medicina china, no ayudan a calentar el cuerpo.

  • Si te apetece comer ensaladas, puedes prepararlas tibiascon una parte de verduras crudas y otra de verduras cocinadas y calientes. Por ejemplo, puedes combinar unas endibias a la plancha con zanahoria cruda rallada o una ensalada de canónigos con unos dados de boniato asado.
  • La avena y el trigo sarraceno se consideran cereales calientes en medicina china. Sirven para recetas tanto dulces como saladas. Podemos preparar un porridge de avena caliente con canela, frutos secos y fruta asada o añadir la avena a un caldo calentito, junto a unas setas y unos huevos pochados. Recomiendo cocinar el trigo sarraceno o alforfón en forma de estofado con caldo y verduras de raíz, y servirlo con pimienta recién molida y semillas variadas para calentar el cuerpo.

Por otro lado, estos ricos aliados te ayudarán a evitar las manos y pies fríos:

  • Jengibre: Moviliza la energía hacia los extremos, estimula la circulación sanguínea, es termogénico, favorece la digestión y se puede usar fresco a rodajitas para infusiones y caldos, rallado para vinagretas y salsas, macerado en vinagre, seco o en polvo.
  • Pimienta: Según la medicina china es una de las especias calientes que podemos usar a diario para calentar manos y pies fríos. Si nos pasamos puede producir sequedad de mucosas. Añade bolitas de pimienta en la infusión con otras especias calientes como por ejemplo regaliz, anís estrellado o canela, y úsala con frecuencia para dar sabor a tus platos.
  • Frutas: Los arándanos, la uva negra y también la granada son frutas ricas en antioxidantes y mejoran la calidad de las arterias, combaten los radicales libres y la inflamación crónica, y cuidan la microbiota del intestino. Son alimentos indispensables y necesarios en nuestro día a día. Los podemos añadir al porridge de avena o en ensaladas tibias.

Trucos que calientan el cuerpo

Según la medicina tradicional china, las especias picantes se consideran de naturaleza caliente, ayudan a calentar el cuerpo y estimulan la circulación sanguínea.

Los alimentos cocinados en cazuela de barro durante más tiempo calientan más que si se cocinan al vapor o hervidos.

Si hay un diagnóstico

En el caso conocerse, a través de un diagnóstico médico, la causa de que se tengan las manos y los pies fríos, como puede suceder si se sufre hipotiroidismo o anemia, hay que asegurarse de que no falten los nutrientes específicos que pueden ser deficientes en cada una de estas situaciones.

  • Hipotiroidismo: Además de adaptar la alimentación al hipotiroidismo, añadiremos alimentos ricos en selenio, como las nueces de Brasil; otros abundantes en yodo, si no tomamos medicación, como las algas, que podemos añadir en pequeñas cantidades a cremas de verduras o caldos, y evitar la soja y las crucíferas crudas.
  • Anemia: Hay que asegurarse de que no falten las proteínas: frutos secos, legumbres, huevos, y los alimentos ricos en hierro y en vitamina B2, como los orejones de albaricoque y los cereales en grano entero.

Mantenerse activo

Llevar una vida activa es clave para estimular la circulación y evitar las manos y pies fríos:

  • Moverse: Saltar, hacer el ejercicio de puntas y talones, apretar una pelotita con las manos, ir en bicicleta, correr, caminar y hacer ejercicios de fuerza.
  • Baños de pies: Si se hacen alternando agua caliente y fría, estimulan la circulación en las zonas más alejadas del corazón.

Menú semanal descargable para los pies y manos fríos 

Para sobrellevar el frío en manos y pies, evita los crudos, apuesta por las cocciones más largas, y llena el plato de alimentos antiinflamatorios. Es lo que te proponemos en este menú semanal para pies y manos fríos.

 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?